Imagen de la firma de un contrato.

Imagen de la firma de un contrato. E. E. E. E.

Energía

La subida de la luz obliga a renegociar los contratos a largo plazo y congela los acuerdos de cara a futuro

Parón en la firma de PPAs en España. La incertidumbre sobre la señal de precios eléctricos deja en el aire una vía de financiación de renovables.

17 junio, 2022 01:36

La guerra en Ucrania ha puesto la guinda a la actual crisis energética de Europa y la volatilidad en los precios de la electricidad, con cotas antes nunca vistas, como los 544,98 euros/MWh del pasado 8 de marzo, no ayuda. Un escenario que no solo afecta a consumidores, hogares e industria, sino también a un producto que estaba liderando España en los últimos dos años: la firma de PPAs (Power Purchase Agreement) o contratos bilaterales de compraventa de energía a largo plazo entre un desarrollador renovable y un consumidor.

Según ha podido saber EL ESPAÑOL-Invertia de fuentes jurídicas conocedoras, "el mercado de PPAs en España se ha ralentizado mucho con la crisis de los precios de la electricidad. Incluso, como hace un año se estaban firmando a 40 euros/MWh, muchos están pidiendo renegociar los contratos para actualizarlos a los precios que estamos viendo en los últimos meses".

El problema es que nadie se atreve a poner una cifra porque "nadie está seguro de cuál va a ser la señal de precios en los próximos dos años. Hay mucha incertidumbre". 

[Las inversiones en renovables en España, en peligro por las medidas para bajar la luz y los altos precios eléctricos]

"Con un mercado spot que se mueve entre los 150 y los 300 euros/MWh y un mercado de futuro en OMIP marcando para 2023 en 165-170 euros/MWh no tiene mucho sentido firmar un PPA a 30 o 40 euros/MWh", explican las fuentes. 

España, líder en PPAs

España fue el mercado con más crecimiento de PPAs en 2021, gracias al buen recurso eólico y solar y numerosos developers/sponsors con experiencia en el sector, aunque en 2019 ya había comenzado el boom con más de 4 GW firmados y en 2020 se superó esa cifra. Los PPAs han sido, hasta la fecha, la mejor herramienta para que los promotores renovables pudieran conseguir financiación.

Para LevelTen Energyla plataforma estadounidense de compra de energía 'verde', que aterrizó en 2021 en Madrid, España era el centro del mercado de los PPAs de toda Europa. Nuestro país combina buen tamaño del sector renovable, interés del mercado local y la presencia de conocimiento de la industria.

[LevelTen Energy: "España es el centro del mercado de los PPA de toda Europa"]

Sin embargo, este año se está convirtiendo en un tapón para la buena marcha de este negocio. Los compradores no se atreven a comprometerse con un contrato a largo plazo con precios spot actuales y los vendedores prefieren ir a los mercados diarios y de futuros porque el precio es mucho más elevado que hace unos años. 

Aún así, a pesar de la incertidumbre en el mercado, según el último informe presentado por LevelTen, los desarrolladores y compradores dicen que quieren construir y adquirir más energías renovables, incluso en países que dependen en gran medida del gas natural ruso.

Lo que se firma, según el análisis de este operador del mercado de PPAs, la guerra en Ucrania es la última crisis que sacude los mercados de energía renovable de Europa, lo que hace que los precios de los acuerdos de compra de energía suban un 8,6% hasta alcanzar los 57 euros por MWh. Según el índice de precios de PPA del primer trimestre de LevelTen, que analiza cientos de ofertas de precios de PPA solares y eólicos en su mercado de energía, los precios de PPA europeos han aumentado un 27,5% año tras año

"Los precios de los PPA están por las nubes, revirtiendo años de caídas de precios en un momento en que las adquisiciones deben acelerarse drásticamente", señala Flemming Sørensen, vicepresidente de Europa de LevelTen Energy.

Y en el caso de España los precios de la energía solar aumentaron un 11,8% interanual, situándose en 38 euros por MWh. Ahora más de 73 GW de proyectos solares están en proceso de construcción y conexión a la red, pero solo el 18,6% ha recibido autorización ambiental y de construcción, según UNEF.