El Grupo Gransolar lanza un programa de pagarés por 30 millones en el Mercado Alternativo

El Grupo Gransolar lanza un programa de pagarés por 30 millones en el Mercado Alternativo

Energía

Los grandes fondos siguen buscando oportunidades en España: Gransolar podría caer en manos egipcias

El mercado de proyectos renovables en España sigue en ebullición, pero los fondos de inversión encuentran muchos castillos en el aire. 

12 noviembre, 2021 05:35

Noticias relacionadas

Ha pasado casi un año desde que casi una veintena de empresas renovables hiciera números para salir a bolsa, como Acciona Energía o Ecoener, además de otras se quedaron en el camino, como Capital Energy, Opedenergy, Factor Energía y Gransolar. Esta última lleva en venta desde febrero pasado y, según ha podido saber EL ESPAÑOL-Invertia de fuentes del sector renovable, "estaría ultimando los detalles con un fondo de inversión egipcio". 

El furor por las renovables empujó a las que ya estaban cotizando a escalar a los puestos de las más rentables de la Bolsa española desde mediados de 2020 hasta primeros de 2021, lo que animó a las que habían nacido al calor de los fondos de inversión.

Un interés que sigue muy vivo, según firmas de análisis y consultoría del sector energético, pero "que no quieren proyectos sobre un papel, sino activos ya maduros, en funcionamiento, y de eso hay poco". 

"Sobre la mesa hay muchas operaciones de compraventa, pero que se lleven a buen puerto muy pocas. Lo que hace cinco o seis años no lo compraba nadie ahora es un buen producto". Y pone un ejemplo: "Ahora se valora como positivo un proyecto renovable que esté a 30 o 40 kilómetros del punto de conexión, algo inimaginable años atrás cuando lo que se vendía estaba a 700 metros. Por eso, se podría seguir hablando de burbuja".

Cambio de manos en 2021

Aún así hay mucho movimiento en el sector. Ayer la noticia del día era la entrada en el sector renovable del empresario gallego del textil, Amancio Ortega, con la compra de 335 MW eólicos de Repsol por 245 millones. Pero eso es solo uno más. 

Porque el mismo día, la energética francesa Engie, junto a Crédit Agricole, anunciaba la compra de Eolia Renovables por 2.000 millones. Y dentro de unos días, Solarpack abandonará el índice IBEX Small Caps tras ser comprada por el fondo de inversión sueco EQT, valorando la firma en 881 millones.

Hay más. El pasado octubre, el gigante financiero egipcio EFG Hermes llegó a España para hacerse con el 45% del grupo Ignis Energía, propiedad de la familia Sieira, por unos 625 millones de euros. Un mes antes, en agosto, Opdenergy, otra de las que iba a salir a bolsa, firmó el traspaso de una cartera de veinte proyectos solares en España con una capacidad total de 1.044 MW a Bruc Energy, un acuerdo que se valoró en más de 700 millones de euros.

Un mes antes, el fondo TRIG, que cotiza en la Bolsa de Londres, completó una compra de activos fotovoltaicos en España al grupo nórdico Statkraft. La operación incluyó 234 MW por más de 163 millones de euros. También el fondo americano Nuveen, con Glennmont, compró 470 MW a Grupotec, y el gigante chino Three Gorges negocia adquirir más activos a X-Elio.

Si miramos más atrás en el tiempo, en mayo pasado el fondo USS (Universities Superannuation Scheme) cerraba un acuerdo para hacerse con una participación del 50% de Bruc Energy, por 225 millones. Los cambios de manos se anuncian todos los meses.

Gransolar, a punto

Gransolar busca comprador desde febrero y las fuentes consultadas por este diario aseguran que está a punto de conseguirlo. Dedicada a la ingeniería y construcción de plantas solares fotovoltaicas, estaría valorada entre los 500 y los 1.000 millones. En la actualidad, Gransolar cuenta con más de 2,4 GW ubicados en 107 plantas en 17 países como España, Estados Unidos, Australia, Sudáfrica, México, Italia o Brasil.

Con sus más de 2.500 MW en proyectos llave en mano construidos, más de 9.500 MW en seguidores solares suministrados, el principal pilar de la compañía, más de 180 proyectos suministrados y ejecutados y más de 1.300 MW fotovoltaicos en desarrollo, podría ser una buena adquisición.

La compañía cerró el ejercicio de 2020 con un beneficio neto de 15 millones, un 74% más que el año anterior. Logró un resultado bruto de explotación (ebitda) de casi 28 millones, el 12% más que en el ejercicio anterior. Sus ingresos ascendieron a 340 millones de euros.

La compañía ya cuenta con la participación de un fondo de private equity, Diana Capital, que tiene un 35% del capital. El consejero delegado de Gransolar, Juan Pedro Alonso, tiene un 14% y un grupo de inversores del sector —Domingo Florian Vegas, Iván Higueras y Marta Soto— suman otro 38%.