Electricidad

Electricidad

Energía

La inconcreción de la promesa de Teresa Ribera de rebajar el ‘hachazo’ al sector mantiene en vilo a las eléctricas

La gran industria celebra la posibilidad de renegociar los contratos bilaterales de electricidad a precios previos al rally alcista del gas.

15 octubre, 2021 01:43

Noticias relacionadas

Nadie sabe a ciencia cierta cuáles van a ser los cambios que el Gobierno va a añadir al Real Decreto 17/2021 sobre medidas para bajar la luz que se acaba de ratificar en el Congreso sin modificar su texto. Por eso, las grandes eléctricas, Iberdrola y Endesa, las principales perjudicadas en el recorte de su retribución, no pueden evaluar cuáles serán sus efectos y en el sector la palabra que más se oye es incertidumbre

Según explicó ayer la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, a los medios, "se dará un rango jurídico a la aclaración que se hizo a Red Eléctrica para precisar qué electricidad se vende indexada a mercado y cuál no, porque de ello dependerá si se tiene que devolver esa sobreretribución".

"Aquellas empresas energéticas que no lo hayan interiorizado porque estén vendiendo la energía a un precio muy inferior a un precio previo a la escalada del gas no estarán incluidas en la medida de aplicación del RD 17/2021".

Y, en el caso de las renovables, tendrán que devolver la retribución 'sobrevenida' aquellas que, o bien no estén en ningún régimen de primas, o bien tengan un PPA con parte o todo indexado a mercado.

Predisposición de las eléctricas

Tras las reuniones con las grandes eléctricas, primero con Endesa, después con EDP, Acciona, Naturgy e Iberdrola, la ministra ha reconocido que "he percibido una actitud positiva y seguiremos trabajando. En general, sienten o dicen que quieren arrimar el hombro".

Por su parte, fuentes del sector eléctrico se muestran expectantes ante el nuevo articulado. "Hasta que no se vea no se puede saber", explican a EL ESPAÑOL-Invertia fuentes del sector.

Lo más importante es que "la minoración prevista en el RDL no se aplique a las tarifas a precio fijo/PPAs para clientes industriales firmadas antes del 14 de septiembre, porque esto impediría el desarrollo de las renovables y por tanto el cumplimiento del PNIEC", señalan.

Pero, por otro lado, recuerdan que "el Tribunal de Justicia europeo acaba de tumbar el antiguo régimen de financiación del bono social debido a su carácter "discriminatorio", puesto que recaía sobre determinadas compañías y eximía a otras, y esto es lo que puede ocurrir de nuevo con el RD 17/2021".

"Nuestro objetivo es que se clarifique la norma e incentivar que se sigan contratando a precios de la luz al margen de la evolución del mercado mayorista. Y en función de cómo se organice todo el paquete de apoyo se tendrá que aprobar de una manera u otra", es lo que ha puntualizado Ribera en su encuentro con los medios.

Celebración en la gran industria

Por su parte, a la gran industria le encaja este nuevo esquema que propone el Gobierno. "Los industriales españoles tienen menos del 10% de su electricidad con contratos fijos, el resto se compra diariamente en el mercado mayorista", explica a EL ESPAÑOL-Invertia Fernando Soto, director general de AEGE (Asociación de Empresas con Gran consumo de Energía).

"Pero es porque nadie nos ofrece precios competitivos. Si ahora el Gobierno incentiva que haya acuerdos bilaterales entre eléctricas e industria para 1 o 2 años a un precio previo a la escalada de precios, seguro que será todo un éxito". De hecho, "sería una buena noticia que la cobertura subiera hasta el 50%". 

Con los cambios que se prevé se añadan al RD 17/2021, el Gobierno quiere que la industria no esté expuesta a tanta volatilidad y, por tanto, amplíe los contratos a plazo para el suministro de electricidad a precio razonable.

Subasta renovable para la industria

Por otro lado, el responsable de AEGE también ha confirmado que después de dos años de intentar diseñar una subasta de renovables para que la industria pudiera acudir a comprar electricidad verde podría estar ya listo a finales de año.

"Se lo propusimos a Transición Ecológica para la subasta de renovables de enero pasado pero no pudo ser".

"Nuestro objetivo es que si en Francia su industria se ha desarrollado gracias a la nuclear, en España queremos hacerlo gracias a las renovables".

"Por eso, ahora hemos vuelto a retomar estas subastas con las patronales del sector, APPA Renovables, UNEF y AEE (Asociación Empresarial Eólica) y con OMIE, el operador del mercado, y lo hemos presentado en el Ministerio". Para los industriales sería una buena alternativa, porque "necesitamos precios energéticos competitivos, que nos pueden dar hidráulica, nuclear y renovables que no vayan al coste de oportunidad, aunque efectivamente esta figura ya aparece recogida en el RD 17/2021", concluye.