Petroleo_brent-Petroleo-Bolsa-OPEP-Mercados_470964411_146804351_1706x960

Petroleo_brent-Petroleo-Bolsa-OPEP-Mercados_470964411_146804351_1706x960

Energía

La armonía en la OPEP retiene el precio del petróleo pero en alerta por las cepas Covid

Los mercados no esperan que el crecimiento de la demanda de petróleo supere el crecimiento de la oferta.

21 julio, 2021 15:10

Noticias relacionadas

Cada vez hay una mayor aversión al riesgo en los mercados una vez que la OPEP +1 (con Rusia) anunciara el acuerdo de aumentar la producción. De hecho, oscurece un poco el impacto directo de la decisión del grupo sobre los precios del petróleo, según Mobeen Tahir, director asociado de análisis de WisdomTree. Sin embargo, lo que está claro es que el acuerdo ha eliminado el riesgo de que se produzca una restricción adicional que podría haberse producido si el escenario actual sin acuerdo persistiera durante mucho más tiempo.



Según el acuerdo, la OPEP + acordó aumentar el suministro de petróleo en 0,4 millones de barriles por día (mb/d) cada mes de agosto a diciembre, agregando un total de 2 mb/d para fin de año.

Los recortes de producción restantes de alrededor de 3.8 mb/d se volverán a poner en línea gradualmente para septiembre de 2022. Esto era lo esperado y ya lo tenían en cuenta los mercados antes de que la última ronda de conversaciones terminara en un punto muerto a principios de julio.

Lo que es más importante, y quizás no sorprendente aún, es que a los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Irak, Kuwait, Arabia Saudita y Rusia se les ha otorgado una "base" más alta para calcular sus recortes de suministro pandémicos.

En otras palabras, estos países han recibido mayores asignaciones de oferta para recompensarlos por toda la inversión que han realizado para ampliar sus capacidades. Este acuerdo resuelve la discordia dentro del grupo, por ahora, y plantea la posibilidad de que 1.6 mb/d adicionales de petróleo finalmente fluyan al mercado debido al aumento de las asignaciones.



El acuerdo OPEP + revela tres aspectos clave de la naturaleza de los mercados petroleros. Primero, hay (tal vez) la armonía suficiente en el grupo para evitar que las grietas se ensanchen y para que los países se relajen y rompan sus acuerdos de suministro, un riesgo al alza que ha surgido después del estancamiento.

En segundo lugar, los mercados no esperan que el crecimiento de la demanda supere el crecimiento de la oferta, de lo contrario se habría producido una reacción positiva a la decisión. Y tercero, las curvas de futuros de petróleo retroactivadas, que indican una escasez de oferta en el corto plazo, también indican potencialmente una falta de rigidez en el futuro.



El tercer punto anterior sugiere que los mercados comparten nuestra opinión de que la OPEP + tiene las cartas para controlar los precios del petróleo y tiene suficiente capacidad disponible para saciar cualquier crecimiento adicional de la demanda.

Según la Agencia Internacional de Energía, se espera que el crecimiento de la demanda total de petróleo a nivel mundial sea de 5.4 mb/d en 2021 y de otros 3 mb/d en 2022, lo que traerá la demanda total de regreso a niveles prepandémicos.

Parte de este crecimiento que se espera que ocurra en 2021 ya se ha producido en la primera mitad del año. Por el lado de la oferta, es probable que la producción en los Estados Unidos aumente en 1.6 mb/d este año, y la OPEP + tiene la intención de agregar al menos 5.8 mb/d para septiembre del próximo año. Eso supone 1.6 mbd adicionales del último acuerdo pero se podrían absorber 1.4 mb/d más ante cualquier aumento inesperado en la demanda, un resultado de probabilidad relativamente baja a medida que el mundo se tambalea por las réplicas de Covid.



Nuestro escenario base, concluye el expeto de WisdomTree, por lo tanto, es que es probable que los precios del petróleo se enfrenten a vientos en contra para un mayor crecimiento significativo de aquí en adelante.

La OPEP + ha adquirido poder adicional para mantener el mercado equilibrado y, a su vez, controlar los precios. Y dado que países como los Emiratos Árabes Unidos no están siendo penalizados por gastos de capital adicionales en la industria petrolera, se está sentando un precedente que brinda a los productores un incentivo para aumentar aún más la oferta en el futuro.

Dados los fundamentos de la oferta y la demanda, ahora es poco probable que un escenario alcista para el petróleo sea provocado por un repunte más amplio de los activos de riesgo o la escasez de oferta. Tendrá que provenir de una significativa sorpresa al alza en el crecimiento de la demanda.