Si China lograra su objetivo anunciado de alcanzar la neutralidad de carbono antes de 2060, reduciría entre 0,2 y 0,3ºC las previsiones de calentamiento global para 2100, según Climate Action Tracker (CAT). Así que, de llevarse a cabo, se trataría de la mayor reducción individual jamás realizada.

Noticias relacionadas

El anuncio por sorpresa del presidente Xi Jinping en la Asamblea General de la ONU, de que China "apuntará a lograr la neutralidad de carbono antes de 2060", es un verdadero hito en la política climática internacional. Es la primera vez que China reconoce la necesidad de alcanzar cero emisiones de CO2 para mediados de siglo, dice esta organización ambientalista.

"Este es el anuncio más importante sobre la política climática global en al menos los últimos cinco años", señala Niklas Höhne de NewClimate Institute, una de las dos organizaciones asociadas de CAT.

"Esto significaría que China, responsable de una cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero del mundo, eliminaría gradualmente cualquier uso convencional de carbón, petróleo y gas para mediados de siglo, impensable hace unos años".

"Está claro que China necesita reexaminar su recuperación económica y apuntar a más proyectos con bajas emisiones de carbono si quiere alcanzar el objetivo de neutralidad de carbono antes de 2060", añade.

Minería de carbón en China

Menos carbón y más renovables

"Quizá la noticia más importante no sea que quiere alcanzar las emisones cero netas en 2060 sino que ha adelantado la fecha en la que va a llegar al pico de emisiones", explica a Invertia Tatiana Nuño, responsable de la campaña de Cambio Climático de Greenpeace España

"Hasta ahora había anunciado que ese pico llegaría en 2030, pero con el cambio de su política climática ha reconocido que será antes". En cualquier caso, "la noticia es muy positiva para empujar al resto de grandes emisores, sobre todo Estados Unidos que se encuentran inmersos en un contexto electoral y debería influir la respuesta de China". 

"Que China quiera alcanzar las emisiones cero netas en 2060 solo es un indicativo de hacia dónde va la economía mundial", apunta por su parte Jose Luis García Ortega, responsable de Energía de la organización ambientalista. "Los chinos no son tontos y saben que tienen que cambiar su modelo energético para evitar quedarse atrás. Son la fábrica del mundo y quieren seguir siéndolo", añade.

Sin embargo, quedan por conocer los detalles de cómo lo va a hacer. "Se conocerá cuando presenten su Plan Quinquenal que no tardarán mucho". Es la hoja de ruta de su plan sobre desarrollo energético y reducción de emisiones de los próximos cinco años. El compromiso de China supone un replanteamiento de todas las inversiones en infraestructura que durarán décadas.

"Lo más lógico es que la primera medida que tomen es la paralización de la construcción de todas las centrales térmicas proyectadas y después ir cerrando progresivamente toda las que tienen en la actualidad para seguir desarrollando renovables", añade García Ortega. 

Otra de las patas donde China tiene mucho margen es en la movilidad. Asia es lider en fabricación de baterías de ion litio, lo que le permitiría ser pionera en la implantación masiva del coche eléctrico

La videocumbre entre la UE y China no ha servido para producir resultados concretos UE

Acuerdo de París, Trump y la UE

Suponiendo la plena implementación de los "compromisos y objetivos" del Acuerdo de París, sin el nuevo anuncio de China, Climate Action Tracker estima que el aumento de la temperatura global será de 2,7°C para 2100. El anuncio chino reduciría el calentamiento a alrededor de 2,4 a 2,5°C, más cerca de el límite de calentamiento de 1,5°C del Acuerdo de París.

"El anuncio de importancia crítica de China llega en un momento en el que la UE también está intensificando su acción climática, apuntando a un objetivo más ambicioso para 2030 y la neutralidad climática para 2050", detalla el director ejecutivo de Climate Analytics, Bill Hare.

"Si China y la UE, que juntas representan el 33% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, presentaran oficialmente estos nuevos pasos al Acuerdo de París, generaría el impulso positivo tan necesario que el mundo y el clima necesitan", explica.

“Y si Joe Biden gana las elecciones de EEUU, esto significaría que los tres principales emisores del mundo, China, EEUU y la UE, que representan casi la mitad (45%) de las emisiones globales, tendrían objetivos netos cero para mediados de siglo, poniendo firmemente a nuestro alcance el límite de calentamiento de 1,5°C del Acuerdo de París”.