El aeropuerto londinense de Heathrow ha presentado los resultados de enero a septiembre. La buena noticia para Ferrovial (es el mayor accionista, con el 25%), es que, en el tercer trimestre, y desde que arrancó la pandemia, ha logrado que el número de pasajeros suba. La mala es que tendrá que esperar hasta, al menos, 2026, para recuperar por completo el tráfico.

Noticias relacionadas

Así lo ha estimado el aeropuerto de Heathrow en la presentación de resultados de los nueve primeros meses de 2021. La recuperación del tráfico se ha debido a que las restricciones de pasajeros impuesta por el Gobierno británico se han ido levantado paulatinamente. También se han simplificado los requisitos de prueba a los que los pasajeros se veían abocados al llegar a la terminal londinense.

“La eliminación de las pruebas PCR para los viajeros vacunados en octubre y la apertura de Estados Unidos deberían significar que los pasajeros puedan reservar con confianza para los viajes a medio plazo y Navidad. Así podremos encaminarnos a la recuperación”, indicaron fuentes de la compañía en su centro de prensa al presentar los resultados de septiembre.

Pérdidas

Pese a esta recuperación paulatina, las pérdidas en el aeropuerto londinense son cuantiosas. En concreto, y desde el inicio de la pandemia, son de 3.400 millones de libras esterlinas (4.040 millones de euros).

Esto se debe a que los aeropuertos tienen unos costes fijos muy altos. Pérdidas que se dan pese a que Heathrow ha reducido en más del 30% los costes operativos.

Eso sí, desde el gestor aeroportuario indican que “tenemos solidez financiera”. Eso se debe a que poseen 4.100 millones de libras (4.870 millones de euros) en efectivo “para poder salir adelante hasta que el mercado se recupere”. Algo que no está previsto suceda hasta 2026, como muy pronto, como ya se ha indicado.

De enero a septiembre, el número de pasajeros en Heathrow fue de 10,2 millones. Si se compara con el mismo periodo de 2020, la caída es del 46,4%: 19 millones de pasajeros. Los ingresos han sido de 695 millones de libras (824,8 millones de euros). Se trata de un 26,9% inferior al de 2020. Y las pérdidas antes de impuestos se han situado en 1.384 millones de libras (1.640 millones de euros).

Estamos en la cúspide de una recuperación que desatará la demanda reprimida, creará nuevos empleos de calidad y hará que el comercio de Gran Bretaña vuelva a la vida”, ha afirmado el CEO de Heathrow, John Holland-Kaye. Pero advierte: “Corre el riesgo de un aterrizaje forzoso a menos que se asegure a largo plazo”.

Heathrow, que fue el aeropuerto más transitado de Europa, ha bajado puestos en el escalafón. Ahora ocupa la décima posición, por detrás de otros aeropuertos europeos como Schipol (Ámsterdam), Frankfurt y París. Asimismo, el hecho de que el aeropuerto no esté repartiendo dividendos, aleja la consecución de los planes de Ferrovial en su Plan Horizon 24.