Heathrow continúa sumando pérdidas. Si a finales de 2020 fueron de 2.000 millones de libras (2.333 millones de euros), en los seis primeros meses de 2021 esa cantidad ha aumentado hasta los 2.900 millones de libras (3.384 millones de euros). Con estos resultados, y aunque ya estaba previsto que el aeropuerto este año no diera dividendos, se aleja un poco más su vuelta en 2022.

Noticias relacionadas

Aun así, desde la dirección del aeropuerto siguen siendo optimistas. De hecho, señalan que “la financiación de Heathrow sigue siendo resistente a pesar de las crecientes pérdidas”. Y subrayan que han tomado medidas para proteger tanto los puestos de trabajo como la resiliencia financiera del negocio.

Así, han reducido el gasto de efectivo en más del 50% en comparación con el mismo semestre de 2019. También los costos operativos han menguado un 35%, y el gasto de capital, un 77%. “La liquidez ha aumentado en un 49%, hasta los 4.800 millones de libras (5.600 millones de euros) desde el inicio de la pandemia, proporcionando una cobertura suficiente para cumplir con todos los compromisos hasta octubre de 2022 en un escenario extremo sin ingresos”, indican la autoridad aeroportuaria.

Restricciones

Desde Ferrovial, la compañía presidida por Rafael del Pino, máximos accionistas del aeropuerto (25%), siguen atentos a la evolución de unos resultados que no están siendo tan favorables como deseaban. A ello están contribuyendo las continuas restricciones de viajes, lo que causa incertidumbre entre los pasajeros a la hora de decidirse a viajar.

Cierto que la demanda de pasajeros ha aumentado, pero lo ha hecho desde mínimos históricos. Menos de cuatro millones de personas han viajado a través de Heathrow durante los seis primeros meses de 2021. En 2020, esa cantidad superó los 15 millones, mientras que en 2019 aumentó por encima de los 40 millones.

A modo de comparación, el número de pasajeros del primer semestre de 2021, es igual que el que se alcanzó en sólo 19 días de 2019. Y las previsiones no son nada halagüeñas. Así, la entidad aeroportuaria indica que, en 2021, la instalación podría recibir incluso menos pasajeros que en 2020.

Por lo que respecta a la carga, su volumen está por debajo de los niveles previos a la pandemia: en concreto, un 18%. Otras instalaciones, como Frankfurt y Schiphol, han subido un 9%. Las autoridades del aeropuerto se lamentan de que las autoridades sigan restringiendo los viajes de pasajeros completamente vacunados fuera del Reino Unido. Así, mientras que en otros países se han recuperado hasta un 50% respecto a los niveles prepandemia, en Reino Unido permanecen un 92% abajo.

Por eso solicitan apoyo financiero, mientras continúen las restricciones a los viajes. También piden un alivio de las tarifas comerciales. Cada año, Heathrow paga casi 120 millones de libras (casi 140 millones de euros) en tarifas.

“El Reino Unido está saliendo de los peores efectos de la pandemia, pero se está quedando atrás de sus rivales de la UE en el comercio internacional al ser lento en eliminar las restricciones”, ha asegurado John Holland-Kaye, CEO de Heathrow.