No hay respiro para Duro Felguera. Seis semanas después de que el Consejo de Ministros aprobase el rescate de 120 millones de euros, la compañía asturiana sigue sin recibir ni un euro de ayuda pública. Una situación que profundiza la crisis de una empresa que hace dos meses ya tenía dificultades para pagar sus nóminas.

Noticias relacionadas

En teoría, Duro Felguera tiene dos semanas para cerrar su acuerdo con la banca y hasta finales de junio para dar entrada a un socio inversor que asegure la viabilidad y el rescate de la SEPI. Sin embargo, las fuentes consultadas indican que el acuerdo con los acreedores es casi imposible y que no hay ni se espera la llegada de un socio industrial.

Una situación que aboca nuevamente al abismo a Duro Felguera. Las fuentes consultadas indican que la situación es crítica y que el concurso de acreedores es prácticamente inevitable. La novedad es que, según estas mismas fuentes, la SEPI no hará ningún esfuerzo para evitar esta situación si es que no hay acuerdo con la banca ni entra un inversor.

De hecho, estas mismas fuentes indican a Invertia que la sociedad pública ya trabaja en un plan B si es que finalmente se declara el concurso de acreedores. Este proyecto consiste en variar su plan de ayudas y centrarse en una reducción de capacidad productiva y en un plan de prejubilaciones.

En un eventual concurso de Duro Felguera, la SEPI aportaría fondos para un proceso de reducción de plantilla al tiempo que podría mantener operaciones al mínimo. En un plazo de dos años se procedería a vender activos, lo que además se podría realizar con el actual equipo de gestión al mando del actual CEO, José María Orihuela. Un escenario que todas las fuentes consultadas ven como el más viable.

Negociación con la banca

Ello, porque el acuerdo con la banca está cada vez más lejano. En las últimas semanas Duro Felguera ha estado negociando un term sheet para después (en dos meses como máximo) firmar el contrato de refinanciación. Los bancos argumentan que la SEPI ha cambiado las condiciones de refinanciación.

La última información pública indica que la SEPI se comprometió a desbloquear los primeros 40 millones del rescate público antes de finales de este mes, si antes se llega a un acuerdo con la banca acreedora. Estamos hablando de un préstamo participativo de veinte millones y un préstamo ordinario de otros veinte millones.

Fuentes financieras han indicado a este diario que la SEPI ha cambiado las condiciones y ahora no quiere aportar los 30 millones comprometidos para entrar en el capital de la compañía.

Originalmente, se comprometieron a aportar 70 millones de préstamo participativo, 20 millones de un préstamo ordinario subvencionado y los citados 30 millones de ampliación de capital. Ahora estos últimos 30 millones se convertirían en deuda.

Por otro lado, la SEPI ha pedido a la banca que asuma todo el riesgo con una aportación de 80 millones en concepto de avales. Unas condiciones que la banca no acepta y que pide que se cambien para cerrar el pacto. Para ello ya han solicitado una interlocución directa con el organismo público.

Sin inversor

¿Habrá acuerdo con la banca? Todavía hay quien confía en que la banca asuma estas nuevas condiciones para salvar su inversión, aunque de momento se ve imposible. En esta línea, el Principado de Asturias tampoco ha aportado los seis millones con los que se comprometió al cerrarse la entrada de la SEPI y tampoco parece que lo haga en las próximas semanas.

¿Y el inversor? Como ya ha informado Invertia, la SEPI está teniendo muchos problemas para cerrar la entrada de un inversor privado, condición indispensable para que el Estado forme parte del capital de la asturiana y para asegurar su viabilidad más allá del rescate público.

La primera opción era el desembarco de TSK para construir un gran grupo de infraestructuras asturiano. El problema es que TSK ni tiene recursos ni tiene cartera para afrontar una inversión que estaría cercana a los 30 millones de euros, solo en capital.

Fuentes cercanas a la sociedad estatal confirman a Invertia que en estos momentos no hay ninguna negociación en firme para la entrada de un inversor y con el paso de los días se han ido cancelando todas las conversaciones en curso.

Contenido exclusivo para suscriptores
1€ primer mes
Accede a todo el contenido de Invertia, después 5,99€ (en lugar de 7,99€) Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información