Nuevo giro en Abengoa. La compañía ha solicitado este miércoles 249 millones de euros al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas de la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI) para su filial Abenewco 1, en el marco del plan de reestructuración de su deuda financiera.

Noticias relacionadas

Abenewco 1 es la filial más importante y la joya de la corona de Abengoa, ya que aglutina los activos más valiosos de la empresa andaluza. El objetivo es salvar a esta empresa del concurso de acreedores, a diferencia de lo que ocurrió con su matriz hace un par de semanas. 

Del mismo modo, la compañía informa que sigue trabajando en una solución alternativa a efectos de poder cerrar una nueva operación financiera que garantice la estabilidad y el futuro del grupo de sociedades del perímetro de Abengoa.

Un movimiento que tiene como objetivo convertir a Abenewco 1 en la matriz de la sociedad tras sanear Abengoa, la actual matriz. La nueva compañía nacería con un nuevo accionista mayoritario -el fondo oportunista Terramar- y participada por los acreedores bancarios.

En este sentido, Abengoa ha comunicado la existencia de oferta no-vinculante por parte de un grupo de inversores liderado por TerraMar Capital LLC (“TerraMar”). Dicha oferta consistiría en proporcionar 150 millones de euros en forma de préstamo y 50 millones de euros en forma de aportación de capital a Abenewco 1.

Entrada del fondo Terramar

El préstamo de 150 millones de euros se dividiría en dos desembolsos, uno inicial de 35 millones de euros que dotaría a Abenewco 1 de liquidez a corto plazo, y 115 millones de euros adicionales que estarían sujetos al cumplimiento de ciertas condiciones precedentes.

Una vez cumplidas, Abenewco 1 realizaría una ampliación de capital que subscribiría Terramar por un importe de 50 millones de euros, con el objetivo de llegar a ostentar el 70% del capital social de Abenewco 1.

Dicha oferta de financiación e inversión está condicionada a que las instituciones financieras de relación de la compañía aporten nueva financiación y nuevas líneas de avales, en línea con los acuerdos firmados y anunciados en agosto de 2020.

No obstante, la concesión de la ayuda queda pendiente de que la SEPI, y los demás órganos competentes, completen sus procedimientos internos de due diligence, los cuales se realizarán de conformidad y en los plazos previstos en la normativa de aplicación y hasta la resolución definitiva de la solicitud presentada.

Del mismo modo, Abengoa está pendiente de la resolución del Tribunal de Instancia Mercantil competente sobre la designación de administración concursal, y asegura que no se está planteando medida alguna que afecte a la misma, siendo la propuesta que ahora se expondrá la que el Consejo de Administración de Abenewco 1 ha acordado para dicha sociedad y su grupo de participadas.

Ayudas públicas

Por otro lado, Abenewco 1, si bien no ha alcanzado todavía un acuerdo definitivo con los diferentes grupos de acreedores ni ha obtenido la aprobación de las diferentes instituciones públicas (SEPI, ICO y CESCE) para la implementación de la operación que ahora se desarrollará, "plantea la operación sobre la base de una oferta de carácter no vinculante recibida por parte de un inversor considerándola como la única opción posible en la actualidad".

Abenewco 1, "en línea con el objetivo de garantizar la estabilidad financiera y de sus negocios, así como para garantizar el empleo y la continuidad de la misma y de su grupo de sociedades, propondría la implementación de una operación en tres fases sucesivas".

En primer lugar, se pide una financiación interina y avance de nueva línea de avales con la que Abenewco 1 recibiría 35 millones de euros en forma de préstamo y dispondría de una nueva línea de avales por un importe inicial de 40 millones de euros. Por otro lado, estaría prevista la suscripción de un nuevo contrato de restructuración y los compromisos de financiación en dinero y avales con la garantía del ICO y de CESCE.

Nueva matriz

En la segunda fase de la operación, Abenewco 1 estimaría implementar un nuevo acuerdo de reestructuración en línea con el acuerdo firmado y publicado en agosto 2020, aplicando ciertos cambios y modificaciones a los instrumentos de deuda actualmente vigentes, que implicarían en todo caso capitalizaciones y quitas y realizando las modificaciones oportunas para incluir la ejecución de la operación de inversión por TerraMar.

La ejecución del acuerdo de reestructuración implicaría un cambio en la estructura de capital de Abenewco 1, pasando a ser accionistas los principales acreedores de Abenewco 1 y el nuevo inversor. Como consecuencia de ello, se rompería el grupo contable del que ahora es matriz la sociedad y el grupo pasará a estar encabezado por Abenewco 1.

La última fase de la operación financiera diseñada consistiría en el cierre de la financiación solicitada a la SEPI. Estos fondos se destinarían principalmente al repago de la financiación ICO, y el importe sobrante sería utilizado para usos generales de Abenewco 1, respetando siempre las limitaciones y normativa aplicable a las financiaciones del apoyo público temporal objeto de la solicitud.