El presidente de la Asociación Española de Automóviles y Camiones (Anfac), José Vicente de los Mozos, ha explicado en una comparecencia ante la comisión de Industria, Comercio y Turismo en el Congreso de los Diputados este viernes que “ninguna multinacional está en España por las ayudas públicas”.

Noticias relacionadas

Las ayudas públicas no son un compadreo; hay compromisos de empleo y de activos fijos”, ha afirmado ante los representantes de los partidos políticos. Además, ha aclarado, “las ayudas vienen de las comunidades autónomas porque el Ministerio de Industria da préstamos”.

En ese sentido, ha reiterado también que “ninguna empresa se va por el tema de las ayudas públicas”. “Son residuales”, ha argumentado. Además, ha reafirmado, “los fabricantes que las reciben cumplen los compromiso”.

Las ayudas que vienen de las comunidades autónomas suelen estar centradas en inversiones en I+D, procesos y formación. “Los compromisos se cumplen de forma rigurosa”, ha confirmado José Vicente de los Mozos. De hecho, el presidente de Anfac ha declarado que está de acuerdo en que “si una empresa decide irse y no ha cumplido los requisitos, evidentemente tiene que devolver las ayudas”

El presidente de Anfac ha recordado que España es el segundo productor de automóviles europeo, a pesar de que las matrices de las marcas están en otros países como Francia o Alemania básicamente. “La forma de mantener las plantas aquí es demostrar que es más rentable hacer un coche aquí en España que en Francia o Alemania; y no hay otra solución”, ha destacado.

Lamenta la decisión de Nissan

En cuanto a uno de los temas más candentes de la actualidad de este sector en España, el cierre de Nissan Barcelona, De los Mozos ha recordado que durante cinco años fue presidente de la planta y ha afirmado que como presidente de Anfac y desde el punto de vista personal no puede más que “lamentar la decisión”.

"Me enteré una hora antes", ha expuesto ante los diputados. “No conozco los detalles por los cuales Nissan ha tomado esa decisión”, ha incidido. “Tienen que entender, ha continuado, en la nueva situación de la alianza (Nissan-Renault-Mitsubishi) el liderazgo en Europa lo tiene Renault, pero las decisiones industriales la toma cada empresa”. “Es decisión del seguidor (Nissan) pedir ayuda si lo considera necesario al líder (Renault) y en este caso les puedo asegurar señorías que Nissan no ha pedido en ningún momento ayuda a Renault”, ha aclarado.

De la misma manera, ha recordado que la mayor parte de la producción que tenía Nissan en Barcelona eran pick-up de motor diésel. “Todos sabemos qué ha pasado con el diésel y el segmento del pick-up; no es un tema de hoy”, ha declarado.

Por otro lado, ha insistido en que “hay declaraciones que no ayudan y mucho más cerca de esa fábrica diciendo que la industria del automóvil era negativa”. Por eso ha pedido a sus señorías que cuenten hasta tres antes de hacer declaraciones sobre este sector ya que tienen repercusiones en los clientes y en las sedes de los fabricantes fuera de nuestras fronteras.

El futuro, competitividad

El presidente de Anfac ha dejado claro que “la industria se ve a cinco-diez años”, por lo que todos juntos, empresas, agentes sociales y administraciones, “debemos estar preparados para demostrar competitividad a las matrices” de las 17 plantas de producción que hay en España. “Es nuestra mejor herramienta” para mantenerlas aquí.

El Covid-19 ha acelerado la transformación de la industria automovilística, pero requiere tiempo. “La industria no se hace en dos meses, por lo que es necesario fortalecer la posición competitiva de España”, ha advertido. 

Por ejemplo, en el ámbito de las baterías eléctricas, De los Mozos ha lamentado que “llegamos tarde”. Así se lo comentó a la ministra de Industria, Reyes Maroto, y así lo ha reiterado a sus señorías esta mañana. Por eso el sector presentó al Gobierno el Plan 2020-2040.

El reto, según De los Mozos, es alcanzar de aquí a 2040 los 700.000 vehículos electrificados producidos en España. Para ello es necesario aumentar la productividad y la digitalización de las plantas con una inversión, según los cálculos de Anfac, que alcanza 54.000 millones de euros en los próximos diez años.

Presidente de Ifema

Pocas horas después de su comparecencia en el Congreso de los Diputados, José Vicente de los Mozos ha sido ratificado como nuevo presidente del Comité Ejecutivo de IFEMA, tal y como se avanzó a principios de esta semana.

El nombramiento se ha hecho efectivo por unanimidad de la Junta Rectora, máximo órgano de gobierno de la institución, actualmente presidida por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, e integrada por representantes del Ayuntamiento de Madrid, de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Madrid y de la Fundación Montemadrid.

El traspaso se produce tras el cese a petición propia de su predecesor en el cargo, Clemente González Soler, uno de los principales empresarios españoles del sector del aluminio, después de haber alcanzado en tan solo cuatro años el objetivo de duplicar la cifra de negocio estimado en su Plan Estratégico a cinco años, además de cosechar éxitos como la COP25 y asumir retos tan trascendentes como el hospital de emergencias para pacientes de Covid-19.

La etapa que ahora comienza bajo el liderazgo de José Vicente de los Mozos comprende retos como el desarrollo del plan de expansión de Ifema Espacio Valdebebas, o continuar sus avances en ámbitos tan importantes como la diversificación de su oferta, la internacionalización o la digitalización. “Es para mí un honor aceptar esta responsabilidad en un momento donde Ifema cumple su 40 aniversario y demuestra ser más fuerte que nunca, gracias al inmenso trabajo realizado por Clemente González Soler”, ha declarado.

Por su parte, los miembros de la Junta Rector de IFEMA han querido destacar que “la experiencia en la economía global de su nuevo presidente serán de enorme valor para afrontar los grandes objetivos de IFEMA, así como también su empuje para recuperar los ritmos de actividad y crecimiento previos a la pandemia”.