El presidente de Gobierno se ha reunido este lunes con el presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), José Vicente de los Mozos, con la presencia de la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera; la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos.

Noticias relacionadas

Al final de la misma han anunciado la próxima puesta en marcha de una Mesa de Movilidad en la que se integren tanto el Ejecutivo como el sector de la automoción al completo, incluidos fabricantes de automóviles, de componentes, y resto de la cadena de valor, con el objetivo de desarrollar los diferentes elementos de la hoja de ruta, dotando así de certidumbre al futuro del sector en España.

Durante la reunión se ha puesto de manifiesto claramente la existencia de una visión compartida sobre el futuro del sector, contenida tanto en el Plan Estratégico 2020-2040 de ANFAC, como en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) y en el Plan Estratégico de Apoyo al Sector de la Automoción.

Las peticiones del sector

La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) ha alertado al Gobierno de la necesidad de tomar medidas para adaptar al sector automovilístico a la nueva movilidad y así lograr aumentar la recaudación fiscal entre un 7% y un 12%, hasta 24.500 millones de euros. Solo hay que ver los datos de matriculaciones de febrero.

Anfac ha pedido al Gobierno la "centralización" del marco regulatorio de movilidad y cambio climático para temas "claves" como la eficiencia energética, y ha solicitado un plan de ayudas para renovar el parque automovilístico español que tenga un carácter social y que fomente el achatarramiento de los vehículos más viejos.

Según De los Mozos, el 'Plan Automoción 2020-40' traza la estrategia y las acciones que llevarán a la industria de la automoción española a mantener y liderar la fabricación y venta de vehículos en Europa, adaptando e impulsando el negocio y el empleo de calidad hacia una industria de la movilidad y cumpliendo con su compromiso de descarbonización del parque, en línea con los objetivos de la Unión Europea.

Para el presidente de Anfac, esta primera reunión con el Gobierno es "fundamental" para el trabajo conjunto y la colaboración de todas las partes con el propósito de "diseñar un marco estratégico para el desarrollo de la nueva movilidad" en España, que permita impulsar al país como polo de atracción de nuevas inversiones y adjudicaciones de modelos y tecnologías para las fábricas.

El plan también aspira a convertirse en un "proyecto país" que involucre a todos los agentes relacionado con la cadena de valor, a todo el ecosistema, a la Administración y también al conjunto de la sociedad.

Hasta el 2025, el sector debería seguir atrayendo inversores, mientras que hasta el 2030 la automoción española debe lograr la adecuación del mix productivo de los diferentes tipos de motores a la demanda. De cara a 2040, el marco estratégico de Anfac contempla hacer efectivo el despliegue del ecosistema español de movilidad.