Six Group avanza hacia la toma de control de BME, la sociedad rectora de las bolsas españolas. El Consejo de Ministros de este martes ha aprobado la oferta pública de adquisición (opa) presentada por los suizos al considerar que cumple con los requisitos exigibles según la normativa vigente. Asimismo, destaca la solvencia financiera del adquiriente para llevar a cabo la operación.

Noticias relacionadas

Así se recoge en una nota remitida por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital. En ella, el departamento que dirige Nadia Calviño subraya que Six Group "se ha comprometido a mantener la actividad de las infraestructuras de mercados sobre las que recae la autorización y la continuidad del mercado de valores como mecanismo de financiación a las empresas".

Esta autorización llega en un momento especialmente delicado para los mercados de valores, pues la irrupción del coronavirus y su impacto en la economía ha provocado una fuerte volatilidad en sus operaciones. A su vez, esta ha generado un amplio debate sobre si las bolsas deberían echar el cierre para evitar tan severas fluctuaciones de precio. Tanto es así que desde Six daban por hecho que la operación sufriría "algunos retrasos".

La última palabra

Sin embargo, todo está listo ya para que la opa siga su curso. Para la puesta en marcha de la maquinaria de la operación solo queda la preceptiva aprobación formal de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Sin embargo, los suizos ya cuentan con su beneplácito.

Este ha ha llegado incluso antes de lo que estimó el presidente de la institución hace unas semanas, puesto que el Gobierno ha tomado su decisión basándose precisamente en un informe favorable del organismo emitido el pasado 18 de marzo.

El visto bueno del Gobierno de España llega además una vez realizado el trámite de audiencia con las comunidades autónomas que cuentan con competencias en materia de bolsas y mercados de valores. En este sentido, conviene recordar que BME es la responsable de las bolsas de Madrid, Bilbao, Barcelona y Valencia, del Mercado Alternativo Bursátil (MAB), del de derivados MEFF y de los de renta fija AIAF, SEND y MARF.

Una vez que el visto bueno de la CNMV llegue definitivamente, corresponderá a los accionistas de BME decidir si venden o no al precio de 33,4 euros por acción ofertados por los dueños de la Bolsa de Zúrich. Este es el importe resultante de restar los 0,6 euros brutos por acción que la española pagó como dividendo el pasado diciembre al precio inicial de 34 euros anunciado por Six.

Momento de contraopas

De momento, no hay ninguna contraopa encima de la mesa, pero estas pueden llegar hasta cinco días antes de que acabe el plazo de aceptación que Six Group defina finalmente para su oferta. En este sentido, Euronext anunció contactos con BME antes incluso de que los suizos formularan formalmente su oferta. Sin embargo, a pesar de que el grupo ha insistido varias veces en su interés, no ha puesto nada encima de la mesa a estas alturas y los analistas llevan tiempo descontando que vaya a darse una guerra de ofertas.

En primer lugar, se basan en la "generosidad" de Six en el momento de anunciar la operación. A eso se suma ahora el clima de extrema volatilidad de los mercados. Además, el consejo de administración de la cotizada española firmó un memorando por el que tendrá que asumir una penalización de unos 14 millones de euros.

Las acciones de BME han cerrado sesión este martes, una vez conocida la noticia, en los 33,06 euros, con una subida del 6,3%. A pesar de este tirón, el precio comprometido por los suizos aún conlleva una prima del 1% sobre cotización.