La lucha por el control de BME sigue adelante. Six Group ha confirmado este martes que mantiene su oferta por la sociedad rectora de las bolsas españolas a pesar de que la situación desatada por la pandemia del coronavirus pueda acarrear “algunos retrasos” en la operación.

Noticias relacionadas

Six Group espera ahora conseguir luz verde para su oferta pública de adquisición (opa) “a finales del primer semestre”. Así lo ha explicado la sociedad rectora de la Bolsa de Zúrich en un comunicado en el que insiste en que el visto bueno para la operación se traduciría en “ventajas de volumen y eficiencia en los servicios tecnológicos y de valores” tanto del parqué suizo como de los españoles.

El consejero delegado de Six Group, Jos Dijsselhof, ha reconocido que ante la situación desatada a escala mundial y, especialmente, tras la declaración del estado de alarma en España, los plazos son “difíciles de calcular”. Anteriormente, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) había adelantado que esperaba tener un criterio definitivo sobre la operación “antes de mayo”.

La cúpula directiva del grupo helvético ha defendido que “nada ha cambiado” en su interés por hacerse con el control de BME y tampoco hay argumentos que justifiquen cambio alguno en su oferta. Six ha puesto sobre la mesa 33,4 euros en efectivo por cada acción de la cotizada española.

“Nuestra compañía dice lo que hace y hace lo que dice y aún piensa que el precio ofrecido es una representación justa del negocio de BME”, ha subrayado Dijsselhof. Después del visto bueno de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a la operación el pasado febrero, Six sigue esperando la autorización definitiva de la CNMV, para lo que antes debe recabar la aprobación del Gobierno nacional y de aquellos autonómicos con competencias en materias de mercados de valores.

Brusca caída de beneficios

Aunque Euronext ha insistido en repetidas ocasiones en que sigue pendiente de la evolución de BME con el objetivo de lanzar una posible contraopa por la compañía española, lo cierto es que aún no ha movido ficha. Y los analistas cada vez ven más difícil que esta oferta competidora vaya a materializarse.

Por lo que se refiere a las cuentas de Six Group, la compañía ha publicado un beneficio neto de 120,5 millones de francos suizos, lo que se traduce en unos 114 millones de euros al cambio de divisas y un 95,8% menos que en el año precedente. Este retroceso se explica porque el año pasado la suiza contabilizó plusvalías por la venta de su antiguo negocio de tarjetas.

Si este extraordinario se sacase de balance, las ganancias netas conseguidas supondrían una mejoría del 26,9% frente al beneficio conseguido por operaciones corrientes a lo largo del ejercicio 2018.