Bruselas

La Comisión Europea ha pagado este martes a España un quinto tramo de 4.060 millones de euros del crédito blando concedido por la UE para financiar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) provocados por la crisis de la Covid-19. Nuestro país es el segundo beneficiario -por detrás de Italia- del nuevo fondo SURE para preservar el empleo en el contexto de la pandemia. Hasta ahora ha recibido 17.830 millones de euros y en total tiene adjudicados 21.300 millones. 

Noticias relacionadas

El dinero de SURE -en forma de préstamos concedidos en condiciones favorables- tiene como objetivo ayudar a los Estados miembros a hacer frente a los repentinos aumentos del gasto público necesarios para frenar la destrucción de empleo. Los fondos pueden destinarse a sufragar las medidas nacionales adoptadas desde el pasado 1 de febrero en materia de ERTE y ayudas a los autónomos. 

En los seis primeros meses de funcionamiento de SURE, España se ha ahorrado ya 850 millones de euros en intereses gracias a estos créditos blandos de la UE para ERTE. Es la diferencia entre los tipos de interés favorables de que goza Bruselas y lo que le hubiera costado a nuestro país emitir deuda por su cuenta. Cerca del 30% de la población activa española se ha beneficiado de estas ayudas comunitarias para sostener el empleo durante la pandemia, según los datos de Bruselas.

En total, Bruselas ha desembolsado este martes un total de 13.000 millones de euros del fondo SURE a otros cinco Estados miembros: Irlanda (2.470 millones de euros), Bélgica (2.200 millones), Italia (1.870 millones), Polonia (1.400 millones) y República Checa (1.000 millones).

Los pagos a España y el resto de Estados miembros se producen tras la quinta emisión por valor de 13.000 millones de euros que hizo el Ejecutivo comunitario el 24 de marzo a través de SURE. La emisión constaba de dos bonos: el primero, de 8.000 millones, con vencimiento en marzo de 2026; el segundo, de 5.000 millones, con vencimiento en mayo de 2046.

Hasta ahora, la Comisión ha captado en los mercados un total de 75.500 millones de euros, y tiene previsto levantar hasta 14.000 millones adicionales durante el segundo trimestre de 2021 para financiar SURE. Este instrumento tiene una potencia de fuego total de 100.000 millones, de los cuales 94.300 millones ya están adjudicados a 19 países. Es decir, está prácticamente agotado.