El Ministerio de Hacienda ya ha revelado cómo será el reparto de los 7.000 millones de euros aprobados por el Gobierno (y a los que el Congreso ha dado visto bueno) para ayudas directas a las empresas. Casi la mitad, 3.246 millones, irán a parar a Canarias, Andalucía y Cataluña, por este orden

Noticias relacionadas

Estas regiones se quedarán así con el 46% de estas ayudas. Canarias, al igual que Baleares, ha tenido un tratamiento diferenciado en el reparto de estos fondos debido al mayor impacto de la crisis pandémica en sus tejidos productivos, altamente dependientes del turismo. 

Así, Canarias recibirá unos 1.144 millones, siendo la región que más fondos recibirá. Le sigue Andalucía, con 1.109 millones, cuyos responsables políticos, sin conocer todavía el reparto de las ayudas, han criticado que no se les colocara en el mismo nivel de daño económico que a los archipiélagos. En tercer lugar de este particular podio está Cataluña, con 993 millones. 

Reparto de ayudas directas a empresas y autónomos. Fuente: Ministerio de Hacienda.

A continuación, las comunidades con más ayudas directas designadas son Baleares (855 millones) Madrid (679 millones), Comunidad Valenciana (647 millones) y Galicia (234 millones). 

El reparto y la fórmula para hacerlo se han publicado en el Boletín Oficial del Estado. Excepto en el caso de Canarias y Baleares (que recibirán un paquete específico de 2.000 millones), se han utilizado los mismos criterios que se emplearon para la designación de los fondos REACT-EU actualizados

"Dos terceras partes de su importe se distribuyen según el peso relativo del indicador de renta de cada comunidad autónoma y ciudad, que mide la caída del PIB en 2020 moderado en función de la prosperidad relativa de cada una de ellas", indica Hacienda, en un comunicado.

Finalmente, también se ha tenido en cuenta el número de parados y el indicador de desempleo juvenil de cada territorio.

El reparto de estos fondos trae polémica de fondo. Las comunidades del Partido Popular ya han criticado cómo se ha hecho el reparto, y los criterios de entrega de las ayudas directas. Han acusado al ministerio que dirige María Jesús Montero de "desleal" y han reclamado que las condiciones de las ayudas se pacten en el Consejo de Política Fiscal y Financiera.