Sevilla

Islas Baleares e Islas Canarias pueden mirar al 2021 con optimismo. BBVA Research estima que serán las comunidades autónomas que liderarán la recuperación económica en el próximo año. Prevé que sus PIB crezcan en torno al 10,5% y el 8,5%, respectivamente.

Noticias relacionadas

Según estos datos, a los que ha tenido acceso Invertia, dichas regiones superarán a la media nacional cuyo PIB se estima que crezca un 6%. Esta esperanzadora noticia va más allá y es que todas las comunidades tendrán una tendencia positiva. Abandonarán los números negativos de 2020, con una media nacional de -11,5%.

Tras las citadas, siguiendo con el ranking, se situarían Cataluña y Comunidad Valenciana con un ascenso del 6,3% en su PIB. Muy cerca se colocarían Galicia (+6,2%), Andalucía (+6,1%) y Aragón (+6,1%). Las regiones con un crecimiento más lento, según BBVA, serán la Comunidad de Madrid (+5,4%), Castilla-La Mancha (+4,9%) y Extremadura (+4,5).

Evolución de las previsiones del PIB por comunidades autónomas, según BBVA Research.

Que estas cifras se hagan realidad depende de varios factores. Así lo ha explicado el economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso, en la presentación del informe 'Situación Andalucía'. Tanto en la comunidad andaluza como en el resto de las regiones, el principal objetivo será controlar la pandemia donde juega un papel importante la llegada de la vacuna.

Además de las mejoras en materia sanitaria, la llegada de los fondos europeos será la otra pata crucial para la recuperación. A juicio de Cardoso, suponen una “oportunidad inédita” para avanzar en la integración europea y contar con un impulso fiscal y mejorar el déficit público. Además, se podrá implantar una agenda de reformas que ayudará a promover un crecimiento “más inclusivo”.

Flexibilizar medidas

El citado informe expone que la reducción de los contagios y la flexibilización de las restricciones impulsaron la recuperación durante la desescalada. Este crecimiento estuvo ayudado por el impulso fiscal y del crédito por parte de las administraciones para proteger a los colectivos vulnerables y evitar despidos en las empresas.

Queda por ver qué consecuencias económicas traerá la segunda ola. Según BBVA, se espera una desaceleración tanto a nivel nacional como europeo. Esto se debe a la incidencia de casos de la Covid-19 que ha obligado a adoptar las restricciones y, en consecuencia, el aumento en la incertidumbre.  

El economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso. EFE

Los riesgos sobre este escenario económico se centran así en el comportamiento de la pandemia y en la evolución del turismo, sector crucial para España. BBVA considera que es “primordial” mejorar la capacidad del sistema sanitario para enfrentar escenarios de mayor tensión. Alerta además de la reducción del consumo ante la complicada situación del mercado de trabajo.

Mayores de 35 años

Según el informe, el impacto de la crisis de 2020 está siendo heterogéneo entre sectores y colectivos, y diferente a 2008. Aunque la caída en el empleo volvió a ser mayor entre los más jóvenes, el cambio demográfico ha hecho que en España los mayores de 35 años representen más de la mitad de los nuevos parados. Entre 2008 y 2009, este colectivo representaba la quinta parte.

Desde el punto de vista sectorial, la hostelería ha pasado de ser un sector refugio a uno de los más dañados por el paso de la Covid-19. Ha sufrido una caída de la afiliación del 16,9% entre febrero y junio. Su evolución dependerá, entre otros factores, de la relajación de las restricciones y de las medidas públicas que se adopten en los próximos trimestres.