Este jueves el Gobierno envía a la Comisión Europea el plan presupuestario del año 2021, un documento que incluirá las líneas maestras de los Presupuestos Generales del Estado que el Ministerio de Hacienda quiere presentar antes de que acabe octubre.

Noticias relacionadas

Entre la información que incluirá también estarán las previsiones macroeconómicas del Ejecutivo, recientemente empeoradas para 2020. Concretamente, se espera una caída del PIB del 11,2% este año, con una tasa de paro del 17,1%.

Sin embargo, a pesar de su actualización, los entes reguladores no se terminan de creer los pronósticos del Ejecutivo. Concretamente el Fondo Monetario Internacional (FMI). En sus últimas previsiones, la organización que dirige Kristalina Gueorgieva prevé un déficit para España en 2020 del 14,1%.

La presidenta del FMI Kristalina Georgieva.

Esta cifra está muy por encima del 11,3% estimado por el equipo de la vicepresidenta económica Nadia Calviño. Así, el Gobierno presentará ante la Comisión Europea una previsión de déficit que es 34.272 millones de euros inferior a lo estimado por el FMI.

Cabe recordar que el FMI revisó sus vaticinios económicos esta misma semana y España fue la única gran economía para la que no mejoró sus pronósticos. Con todo, el Fondo calculó que la economía española repuntará un 7,2% durante 2021. Con este dato en la mano, nuestro país será la economía de la eurozona que más crecerá en 2021.

En este caso, el Ejecutivo y el FMI sí coinciden. También el Gobierno espera un crecimiento del 7,2% en 2021, que podría alcanzar el 9,8% teniendo en cuenta los fondos europeos, junto a un desempleo del 16,9%.

Fondos europeos

Este plan presupuestario incluirá una importante novedad. Se trata del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que presentó la semana pasada el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y que permitirá una inversión de 72.000 millones de euros entre 2021 y 2023.

Con todo, el texto que se manda a Bruselas es solo un armazón. Según ha podido saber Invertia, el Gobierno lo irá actualizando en las próximas semanas y meses, concretando el contenido y los proyectos a los que se destinarán los millones comunitarios.

Además, enviar cuanto antes a Bruselas el esqueleto de la propuesta española es, en esta ocasión, sumamente importante. Los primeros proyectos que se reciban, serán los primeros que se sometan al análisis de las autoridades comunitarias y, por tanto, los primeros en recibir las ayudas.

La presidenta Ursula von der Leyen, durante una comparecencia. Etienne Ansotte/CE

En cuanto haya visto bueno de la Unión Europea, los países miembros recibirán los fondos en aproximadamente dos meses. Es decir, que España recibirá los recursos que le corresponden en marzo como pronto.

En este sentido, cabe recordar que los presupuestos en los que está trabajando el Gobierno incorporan ya 27.000 millones de los fondos europeos.

Cambios

Determinadas excepciones de 2020 se mantendrán en 2021. Entre ellas la suspensión del Pacto de Estabilidad decretada por la Comisión Europea así como la suspensión de las reglas fiscales decretada por el Gobierno, que todavía está pendiente de ser avalada por el Congreso.

Cabe recordar que este cese implica a su vez la suspensión de los objetivos de estabilidad y de la regla de gasto. Es decir, que las Administraciones públicas no tendrán que obedecer ningún límite de gasto o de déficit, aunque sí se han generado unas tasas de referencia que se espera que Estado, comunidades autónomas y entidades locales no rebasen.

Dicha tasa de referencia de déficit, en el caso del global de las Administraciones públicas, es del 7,7% en 2021. Esto supone un déficit de más de 94.000 millones en el que se sustentará en gran parte el techo de gasto aprobado por el Gobierno, que alcanza los 196.097 millones de euros, una cifra récord para la democracia española.

María Jesús Montero, ministra de Hacienda, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Toda esta información estará incluida en el plan presupuestario, en el que también se desvelarán algunas de las numerosas incógnitas que todavía existen respecto al proyecto de Presupuestos. Entre ellas, hasta qué punto se revisarán los incentivos de los planes de pensiones colectivos y determinados beneficios y figuras fiscales.

El Gobierno también ha confirmado que se impulsarán impuestos medioambientales aunque no ha concretado cómo, así como un nuevo sistema de cotización por ingresos reales para los autónomos que se pondrá en marcha en 2021.

En materia de pensiones también habrá novedades. Además de una subida del 1%, como ha adelantado este periódico, se está a la espera de que la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo cierre la reforma de sistema público de pensiones.