La Reserva Federal de EEUU (Fed) insiste en su hoja de ruta. La institución presidida por Jerome Powell ha confirmado los estímulos desplegados hasta la fecha cumpliendo con las previsiones del mercado. En un comunicado sin grandes cambios frente a su declaración de hace un mes, admite que "el avance de la recuperación en la actividad económica y el empleo se ha moderado en los últimos meses".

Noticias relacionadas

La declaración del Comité de Mercado Abierto de la Fed (FOMC, por sus siglas en inglés) insiste una vez más en que "el camino de la economía dependerá significativamente del curso del virus", pero esta vez se puntualiza que además "del progreso de la vacunación". Una cuestión sobre la que este mismo miércoles también ha llamado la atención el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La institución ha querido dejar claro al término de su primera reunión del año que sus miembros han reafirmado "por unanimidad" la declaración anunciada hace cinco meses. Entonces, aprovechando la celebración telemática del simposio de Jackson Hole, la Fed anunció que introducía en su hoja de ruta el concepto de "inflación promedio".

Creación de empleo

Con estas dos palabras dejaba la puerta abierta a la posibilidad de permitir encarecimientos de la cesta de la compra por encima del 2% en periodos puntuales de reflación. Una estrategia que, según ha vuelto a defender hoy, ha adoptado con el objetivo de favorecer la creación de empleo en la primera economía mundial.

Con estas premisas, la hoja de ruta y los estímulos se mantienen en contexto en el que advierte de que la reciente debilidad en la senda de la recuperación se concentra "en los sectores más intensamente afectados por la pandemia". En este sentido, diferentes estadísticas señalan que como en otras grandes economías la destrucción de empleo y empresas se está cebando con el sector servicios. 

Tipos en mínimos

Así, los primeros espadas de la Fed han optado por mantener los tipos de interés en mínimos históricos dentro de la horquilla entre 0% y 0,25% a los que los rebajó por sorpresa en marzo. Del mismo modo, seguirán vigentes las compras por hasta 120.000 millones de dólares mensuales en los mercados de deuda "hasta que se hayan producido avances sustanciales hacia los objetivos máximos de empleo y estabilidad de precios".

Una vez más, la Fed ha descartado ampliar estas compras hacia activos de mayor duración, por lo que seguirá dedicando 80.000 millones al mes a emisiones del Tesoro de EEUU y otros 40.000 millones en cédulas hipotecarias.