Pablo Iglesias y Nadia Calviño, en el Congreso.

Pablo Iglesias y Nadia Calviño, en el Congreso.

Economía

Se suspende 'sine die' la reunión entre el Gobierno, sindicatos y empresarios para abordar la subida del SMI

El Gobierno no tiene pensando aprobar este martes la subida en el último Consejo de Ministros de este año 2020.

28 diciembre, 2020 14:19
Fernando Cano Eduardo Ortega Socorro Alberto D. Prieto

Todo parece indicar que el acuerdo para subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en 2021 no se logrará en 2020 y probablemente no lo haga bien entrado el próximo año. Invertia ha podido confirmar que la reunión del Diálogo Social prevista para este lunes 28 de diciembre y en la que se abordaría el tema, no se ha llegado a convocar.

Noticias relacionadas

Tampoco hay nueva fecha para volver a reunirse, pero todo parece indicar que un nuevo encuentro entre el Gobierno, sindicatos y empresarios para volver a abordar la posible subida del SMI, no se realizará hasta pasadas las fiestas de fin de año.

Una decisión que está en la línea de lo publicado por este diario este mismo lunes que indicaba que el último Consejo de Ministros del año no incluirá la aprobación del SMI para 2021, un triunfo del ala moderada del Gobierno liderada por la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.

Después de otra reunión fallida, hace una semana las tres partes se habían emplazado a un nuevo encuentro para negociar esta subida, para celebrarse precisamente este 28 de diciembre, un día antes del último Consejo de Ministros del año en el que debería haberse aprobado este incremento.

Estos dos acontecimientos confirman que las posturas siguen muy distantes, tanto en el ámbito del Diálogo Social, como dentro del propio Gobierno de coalición. Mientras las organizaciones sindicales han insistido en que el salario mínimo tiene que subir a partir del 1 de enero del próximo año, la patronal sostiene que hay que congelar el SMI.

Diferencias en el Gobierno

Por otro lado, el sector de Unidas Podemos dentro del Ejecutivo considera que es imprescindible subir el SMI de manera progresiva durante todos los años que dure la legislatura, en el área económica de Nadia Calviño y en Hacienda creen que no es momento de subir los salarios para no presionar más las debilitadas arcas fiscales.

La subida del Salario Mínimo Interprofesional hasta los 950 euros, nada más llegar Yolanda Díaz al Ministerio de Trabajo no sentó nada bien en las patronales. Así que mucho menos querrían afrontar otra ahora: en plena recesión, cumpliéndose los primeros periodos de carencia en los despidos posteriores a los primeros ERTE del confinamiento, y con la economía en una atonía incapaz de despertar.

Díaz ha presionado, de la mano de UGT y CCOO, incluso con saltarse el diálogo social. Y todo para que el Consejo de Ministros "no congele el SMI en 2021". Mientras, CEOE, Cepyme y ATA han llamado la atención al equipo económico de Nadia Calviño para que el Ejecutivo "no pierda la perspectiva".

Evolución del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en España.

A pesar de que Trabajo argumenta que la Covid es coyuntural -y más ahora que ha comenzado la vacunación-, la prudencia regirá la decisión -de no subir por el momento el SMI- y Pedro Sánchez tiene decidido que éste sea su primer diciembre en la Moncloa en el que no utiliza el último Consejo del año para subir el SMI.

Desde que llegó a Moncloa Sánchez ha aumentado el Salario mínimo más de un 29,5%, desde los 736 euros al mes en que se lo encontró a los 900 de su primer ejercicio, y hasta los actuales 950 en 14 pagas.

Opinión de Bruselas

El debate ahora era subirlo entre un 0,9% y un 1,8%, la diferencia entre los dos bloques del Gobierno. Podemos apuntó a la parte alta de la horquilla y Sánchez por una subida en la parte baja, en línea con la de las pensiones y los funcionarios, aunque finalmente se ha impuesto la prudencia.

Lo que indica la Carta Social Europea es que el SMI debe alcanzar, al menos, el 60% del salario medio en cada uno de sus países firmantes. En España, éste está situado en 24.009,12 euros brutos al año, lo que se traduce en 14 pagas de 1.714,94 euros mensuales. Ese 60% se traduciría, pues, en un Salario Mínimo Interprofesional de 1.028,96 euros por paga.

Desde Unidas Podemos se considera que el salario medio en España estará en los 2.000 euros por paga cuando acabe la legislatura. Así que la aspiración explícita, según las fuentes del entorno morado del Ejecutivo, es la de llegar a los 1.200 euros de SMI en 2023, "motivo por el que no se puede parar ahora". Un objetivo compartido con los sindicatos.

Entretanto, y a pesar de que la subida del SMI es una decisión privativa del Gobierno y que, tradicionalmente, se ha aprobado por decreto en el último Consejo de Ministros del año, Calviño apela al diálogo social. "Sin acuerdo de sindicatos y empresarios, no debe tomarse esta decisión", apunta la vicepresidenta tercera.

El entorno de Iglesias, enfrentado personalmente con ella, señala que el argumento es tramposo, porque Calviño sabe de antemano que las patronales se niegan. Y que no es necesario el acuerdo para una decisión que sólo depende del Ejecutivo.

A lo que el equipo de la vicepresidenta recuerda que, a principios de 2020 -antes del virus-, Yolanda Díaz se estrenó en el cargo forzando la última subida del SMI (de 900 a 950 euros) "y para ello, se hizo la foto con sindicatos y empresarios, invocando el diálogo social". 

Siguiente Portada