La ministra de Economía y vicepresidenta tercera del Gobierno, Nadia Calviño, ha asegurado este lunes que al Gobierno no le hace falta "presión para impulsar una agenda social". La ministra contestaba de esta forma al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, que había apelado en los últimos días a los sindicatos a que "presionaran" el Gobierno para lograr la subida del salario mínimo interprofesional

Noticias relacionadas

En entrevista al programa Al Rojo Vivo de La Sexta, la ministra ha destacado que "no se trata de cuestionar la necesidad de seguir subiendo el salario mínimo" sino que "hay que actuar con responsabilidad" y "decidir cuál es la decisión correcta en el momento concreto". 

En este sentido, Calviño se ha mostrado partidaria de "esperar" si no se logra un acuerdo con los agentes sociales. "Si no hay acuerdo con los agentes sociales a lo mejor nos dice que hay que tomarse un tiempo", ha dicho.  

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, por su parte, había asegurado que la subida de la que se habla es de "nueve euros" y que "no es entendible que eso no se pueda asumir por las empresas de este país".

Preguntada al respecto, Calviño ha insistido en que "no estamos hablando de que se permitan o no las empresas, sino de si debe o no el Gobierno imponer esta decisión sobre empresas que a lo mejor deciden si abren o no el año que viene".

En mitad de la entrevista, el secretario de CCOO, Unai Sordo, ha utilizado las redes sociales para contestar a la ministra y, en su cuenta de Twitter, ha acusado a la titular de Economía de estar otorgando "un derecho de veto a la CEOE". "El Gobierno debe promover el diálogo social, no ponerle palos en las ruedas. Así no".

Ante estas declaraciones, Calviño ha asegurado estar "100% de acuerdo" con Sordo sobre el diálogo social, y que "la prioridad tiene que ser proteger y acompañar a colectivos más afectados y ayudar a que se recupere cuanto antes el empleo perdido".