Sevilla

Con el 15% del PIB andaluz y más de 300.000 trabajadores, la hostelería no está en su mejor momento. Las restricciones en su sector y el cierre decretado en los establecimientos de ocio nocturno ha dejado una herida que está resultando difícil de sanar. Por ello, el sector ha lanzado un ‘SOS’ a las administraciones que, de momento, ha sido atendido por la Junta de Andalucía.

Noticias relacionadas

Así lo ha expresado a Invertia el presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería de Andalucía, Francisco de la Torre, tras una reunión de trabajo este lunes con el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, para abordar las últimas medidas aprobadas tras la última reunión del Consejo Interterritorial de Salud celebrado la pasada semana.

Ambas partes han consensuado una guía de interpretación para que los empresarios sepan en qué situación se encuentran tras el continuo cambio de normativa. Igualmente, una mesa de trabajo de interlocución para seguir el progreso de las medidas y así apreciar si están teniendo efecto o pueden flexibilizarse. En esta mesa también se definirán las ayudas disponibles y futuras para la hostelería ante su complicada situación.

“Detectamos una improvisación, falta de coordinación y claridad por parte de las administraciones e impide a los empresarios poder establecer un plan de actuación y una correcta organización, con el consiguiente impacto adicional en su actividad”, añade De La Torre.

Con el debate una vez más sobre la mesa, la hostelería se ve juzgada como la “única responsable” de los rebrotes de la Covid-19. “No se cuenta con la aportación de un pilar económico con una contribución cercana al 15% del PIB regional” con unos 55.000 establecimientos solo en Andalucía.

Califican la decisión de cierre de “impulsiva, improvisada y carente de argumentos técnicos”. “El adelanto del cierre a las 01:00 horas no se basa en ningún criterio científico que demuestre un mayor riesgo a partir de esa hora". Ha recordado que restaurantes y bares ya aplican las normas de higiene y distancia que rigen en otros muchos sectores y actividades sociales cotidianas que no van a sufrir recorte alguno.

Estas críticas vienen después de que el propio sector pidiera a la administración una reunión previa a la publicación del decreto y su entrada en vigor. El encuentro buscaba “minimizar el más que seguro impacto en el empleo y en la viabilidad de la actividad”. “Cualquier precipitación irá en contra de los intereses de los empresarios y no serviría tampoco para proteger la salud de las personas” recoge la carta dirigida al presidente andaluz, Juanma Moreno.

Financiación al 0%

Dentro del plan de rescate, el sector ha reclamado medidas ante las consecuencias que tendrá el cierre por decreto del ocio nocturno tras siete meses con duras restricciones. Entre ellas, según ha informado De La Torre, financiación flexible al 0% y a largo plazo, planteando incluso los 10 años.

A todo ello se sumaría la ampliación de los ERTE y ayudas para hacer frente a los gastos que van a tener que seguir afrontando pese al cierre de los establecimientos. “Nos siguen exigiendo los mismos gastos: alquiler, suministros, impuestos, etc. ¿Quién se va a ser el responsable de estas medidas? Ya nos están afectando”, afirma el representante andaluz del sector.

La base de sus peticiones se fundamenta en pedir a las administraciones que sean “sensibles y responsables” con un sector que, ante la crisis sanitaria, “no ha tenido ni un mes bueno”. “Con los cierres y recortes de horarios decididos unilateralmente, sufriremos una merma adicional de ingresos que afectará al empleo y a la viabilidad general de esta actividad económica básica”, sostiene el representante del sector.

Aforo al 75% en hostelería

Los establecimientos de hostelería no podrán superar el 75% de aforo máximo para consumo en el interior del local, salvo los establecimientos especiales de hostelería con música definidos que no podrán superar el 60% de su aforo. Si se dedican exclusivamente al consumo de bebidas, no tendrán autorizada su apertura.

El consumo podrá realizarse en la barra o sentado en una mesa, o agrupaciones de mesas, con una distancia mínima de 1,5 metros y una ocupación máxima de diez personas por mesa o agrupación de mesas. Para estos establecimientos, se establece la 1:00 hora como horario máximo de cierre, sin que puedan admitirse nuevos clientes a partir de las 00:00 horas.

El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) recoge que no se podrá fumar en la vía pública o en espacios al aire libre cuando no se pueda respetar una distancia mínima interpersonal de, al menos, dos metros. Esta limitación será aplicable también para el uso de cualquier otro dispositivo de inhalación de tabaco, pipas de agua, cachimbas o asimilados, incluidos cigarrillos electrónicos o vapeo.