Cesar Tello, director general de Adigital

Cesar Tello, director general de Adigital

Organizaciones

Cesar Tello (Adigital) reclama que los fondos europeos vayan a proyectos transformadores: "Esto no va de tapar huecos"

El director general de Adigital afirma que España vive una "tormenta perfecta", pero es necesario que está transformación sea "estructural".

13 septiembre, 2021 03:02

Noticias relacionadas

César Tello regresó el pasado mes de mayo a la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital) para asumir el cargo de director general. Comienza así una nueva etapa en la asociación en la que ya trabajó durante diez apasionantes años, en los que Adigital se transformó en lo que es actualmente y en los que se pusieron en marcha proyectos tan emblemáticos como la 'Lista Robinson' o el sistema de autorregulación Confianza Online. 

Su trayectoria laboral antes de esa época había sido de lo más variopinta. Tras graduarse en Estado Unidos en Finanzas y Emprendimiento, pronto se dio cuenta de que no le gustaba el sector financiero y pasó por Hollywood, donde trabajó en marketing vendiendo películas en español para el mercado estadounidense.

Tras su regreso a España, fue durante unos cuatro años subdirector de la Federación Española de Cines, un periodo en el que se realizaron cambios en la medición de los datos de taquillas y en la regulación del sector. Su posterior salto a Adigital llegó de la mano de José Luis Zimmermann, a quien conoció en la IE Business School y ahora sustituye como director general de la asociación tras su marcha a Facebook. 

Aunque pueda parecer raro, el origen de Adigital se remonta al año 1978 para apoyar el sector de venta por catálogo. Con los años ha ido adaptándose para acompañar a los nuevos modelos de negocio que han ido surgiendo, como los envíos por paquetería o el comercio electrónico, tanto en lo referente a cuestiones regulatorias como de creación de ecosistema. 

En 2008, comenzó a diseñarse la actual Adigital, que dejó de ser una confederación de asociaciones al darse cuenta de que lo digital era algo transversal y con impacto en "absolutamente todos" los sectores económicos. Por ello, entre los miembros de la asociación hay desde empresas digitales que han sido y son disruptivas a los denominados early adopters, compañías que desde el principio han apostado por los cambios que puede traer la tecnología. 

Un regreso optimista

Tras un breve paréntesis de tres años como director de la Fundación Cre100do, entidad que tiene como objetivo impulsar la transformación de las empresas del middle market español, Tello ha regresado a Adigital en un nuevo momento histórico para la economía digital con la apuesta decidida que Europa y España han hecho por la digitalización en todo el proceso de recuperación, transformación y resiliencia tras la crisis de la covid-19.

En una entrevista con D+I, Tello admite que en esta "vuelta a casa" el momento y los retos son "muy diferentes" a los de 2018, pero se muestra optimista y considera que es el momento adecuado para que España aproveche todos los beneficios que ofrece la transformación digital. 

El director general de Adigital incide en que el reto fundamental que Europa en general, y España en particular, deben afrontar en los próximos es llevar a cabo una transformación cultural que dé a la digitalización la relevancia que se merece. Así, apunta que el Viejo Continente, en comparación con China o Estados Unidos, no ha sido capaz de generar suficientes unicornios o un entorno y un mercado único y digital. 

Así, apunta que en Europa se ha diseñado unas reglas del juego que quizás han complicado que se registre un avance tan grande como el que han tenido otros mercados, aspecto al que se sumó la menor capacidad de inversión en el continente. Por todo ello, defiende que antes de hablar de fondos europeos o de digitalización, hay que establecer un objetivo estructural.

Tello afirma que toca "mirar hacia adelante" y poner en marcha esa transformación estructural. Un proceso que debe empezar por las empresas, que tienen que dejar de esperar a la subvención y empezar a pensar ya en qué es lo que quieren hacer. En este sentido, cree que la crisis provocada por la covid-19 ya ha hecho que muchas compañías se hayan dado cuenta de la importancia de la tecnología y los datos. 

"Ahora mismo es muy importante que las empresas tengan clara su hoja de ruta, su estrategia, su caso de uso ambicioso. Si tuviera ahora un millón más, ¿qué haría?, ¿qué haré cuando los tenga? Pues a lo mejor en vez de hacerlo dentro de tres años, lo puedo hacer ahora", remarca. 

Y además añade que España tiene un punto más a favor: la "tormenta perfecta" que vive el país en cuanto a infraestructura tecnológica, a la que calificó de "magnífica". En concreto, destaca el despliegue de 5G, que impulsará el desarrollo del internet de las cosas (IoT); el desarrollo de una capacidad de computación como no ha existido nunca, y las oportunidades que ofrece la nube para hacer asequible el acceso a la tecnología. 

En este sentido, incide en la importancia de convertir los datos en un "activo fijo" de la compañía, para lo que es necesario que las empresas cuenten con los profesionales adecuados para ello. De lo contrario, advirtió, "el algoritmo va a ser tonto por mucho que los llames inteligencia artificial". "Va a ser contingencia artificial", apostilla. 

Fondos europeos y manifestaciones de interés

Una vez hecha esa transformación y decididos los proyectos y las estrategias a seguir, es el momento de que entren en escena los fondos europeos Next Generation. De entrada, califica de "buena dinámica" las convocatorias de manifestaciones de interés convocadas por el Gobierno para conocer la opinión de los expertos sobre cuáles son los proyectos necesarios, así como el sistema de PERTEs (Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica). 

Tello señala que ahora llega el momento en el que se va a empezar a ver cómo se están trasladando esas ideas a las convocatorias y admite que es optimista, "quizás demasiado". Así, explica que por primera vez parece que este tipo de iniciativas se van a desarrollar con proyectos reales, y no alrededor de una idea, y encima muy apoyados en la sostenibilidad. 

"Yo soy optimista y creo que se está yendo en la dirección correcta en cuanto a sectores estratégicos", incide el director general de Adigital, quien resalta la importancia de que los proyectos elevados sean verdaderamente transformadores, aunque algunos puedan fracasar en el intento.

"Esto no va de tapar agujeros. Esto no va de que pymes que no tienen una página web, la tengan. Realmente el espíritu debe ser de innovación y transformación, de que estos fondos vayan a proyectos que realmente acompañen una transformación real, generen un efecto tractor y mejoren la cadena de valor", asevera. 

Asimismo, el director general de Adigital acepta que, en algunos casos, los resultados de las convocatorias pueden generar "mucha decepción", ya que no hay fondos para todo el mundo y van a ser procesos "muy competitivos" en los que se elegirán los proyectos que tengan más potencial.

Sin embargo, recalca que hay que convertir esas frustraciones que puedan surgir en "un movimiento hacia adelante". Y es que no todo son los fondos europeos. Tello remarca que los proyectos elegidos van a generar negocio adicional y, si el dinero se inyecta bien en la economía, van a crear otras oportunidades alrededor. 

Además, añade que los que no sean seleccionados también pueden acceder a otro tipo de inversiones. "Esta crisis es de salud, no ha sido una crisis de inversión. Hay dinero en el mercado para invertir en buenos proyectos", asegura Tello, quien insiste en que no que hay que olvidar que "el mundo no se va a acabar después de los fondos europeos".

Por todo ello, afirma que la frustración se dará en aquellas empresas que vayan a las convocatorias con la mentalidad de "a ver si cazo la subvención". En cambio, remarca que es el momento adecuado para aquellas personas que ven los fondos como una manera de poner en marcha proyectos ambiciosos que las ayudas lo único que van a hacer es acelerarlos.

Apuesta por la economía digital y el talento

Esa idea de que no todo se acaba con los fondos europeos también debe impregnar, según Tello, la apuesta de todos los actores en España por la digitalización, que es muy importante que "sea estructural, no coyuntural". De hecho, apunta la necesidad de que la economía digital tenga cada vez más peso en el Producto Interior Bruto (PIB) del país.  

Y un elemento clave en este proceso es el talento y la capacitación de las personas. Así, apunta que las empresas que realmente tiene claro qué profesionales necesitan --porque esto no se trata de contratar un data scientist sólo porque otros lo tengan-- pueden tener dificultades a la hora de encontrar los perfiles adecuados dada la brecha que existe entre oferta y demanda hoy en día

En este sentido, celebra que parte de los fondos europeos se destinen a mejorar la capacitación de los trabajadores, "pero hay que saber muy bien en qué", y ve voluntad en el Gobierno de mejorar este proceso con reformas como la de la Formación Profesional o la Ley de Universidades para adaptar la formación a las necesidades de las empresas. 

"Hay que hablar con las empresas, hay que saber lo que se necesita, cómo formarles y trabajar con todos los estamentos de formación. Hay que estar pensando en el match de que quien salga tiene que tener un puesto de trabajo esperándole porque así se ha pedido", subraya. 

En este contexto, propone la creación de un observatorio público privado que se encargue de medir con detalle la sensibilidad del mercado, que hoy en día cambia mucho, "porque recordemos que muchos de los puestos de trabajo que se van a necesitar todavía no existen". 

Tello incide además en que el Gobierno y de las administraciones públicas desempeñan un papel fundamental en este proceso de digitalización, porque ellos son los primeros que pueden generar muchísimos proyectos, que empujen la compra pública innovadora y que generen oportunidades para las empresas del sector. 

Una regulación inteligente

En cuanto a la regulación, apunta que no se puede estar todo el rato echándole la culpa de que va tarde, ya que la tecnología "siempre nos pilla con el pie cambiado" y la innovación va muy rápido. Por ello, defiende que lo importante es tener "conversaciones más de prospectiva" para analizar el futuro y conseguir diseñar una regulación inteligente que facilite la transición económica de modelos de negocio.

En este sentido, muestra su apoyo a algunas medidas desarrolladas por el Gobierno, como los sandboxes regulatorios, el fondo Next Tech --un "magnífico paso" para que las empresas accedan a financiación-- o la ley de startups, pese a que en esta última hay algunos aspectos que se pueden mejorar. Pero en general, Tello incide en que este tipo de iniciativas regulatorias llevan a un sector "más digitalizado, más moderno, más productivo y, por tanto, más competitivo".

Pero tan importante como la regulación de las administraciones es la autorregulación", que ayuda a las empresas a cumplir con lo que demandan y necesitan los ciudadanos. "Nos quitaremos un montón de dolores de cabeza. La autorregulación al final va en favor de la relación entre las empresas y sus clientes, que son los primeros interesados en tener una buen relación con ellos", resalta. 

Y en cuanto a fiscalidad de la economía digital, ve como un paso positivo el acuerdo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para que este proceso sea lo más armonizado posible. Por ello, vuelve a pedir al Gobierno de España que elimine su 'tasa Google' unilateral, que sitúa al país en una situación de desventaja para aprovechar todas las oportunidades que pueden traer la digitalización.