La innovación en el campo tecnológico será un aspecto clave para que España pueda, no solo recuperarse de la crisis generada por la pandemia de la covid-19, sino transformar su modelo productivo hacia uno más resiliente. Pero para abordar este proceso con éxito, es importante que se coloque a las personas en el centro de la innovación

Noticias relacionadas

"A los ingenieros nos gusta mucho innovar, resolver problemas, jugar mucho con la tecnología (...). Pero a veces los ingenieros nos centramos demasiado en la tecnología y nos ocupamos solo de problemas de los clientes o que no pertenecen al mundo real", admitió Álvaro Villegas, director de Nokia Bell Labs España, en el Foro IN-Innovación Tecnológica Socialmente Responsable organizado por DigitalES, en el que apuntó que es el momento de "centrarse más en los problemas de las personas".

La patronal de la industria digital ha querido reconocer en este evento celebrado el miércoles algunos de los proyectos innovadores puestos en marcha por varios de sus asociados tanto durante la pandemia de la covid-19, como antes de ella, y que han contribuido a mejorar la vida de las personas.

Así, empresas como Capgemini Engineering, Cisco, IBM, everis, Huawei, Mobile World Capital Barcelona, Nokia, Cellnex, Mastercard y Telefónica dieron a conocer distintas iniciativas puestas en marcha en los ámbitos de la formación y el empleo, el entorno sociosanitario, la lucha contra la despoblación o la sostenibilidad.

La pandemia de la covid-19 ha puesto de relevancia la importancia estratégica de las tecnologías digitales, que han ayudado a salvar vidas y han permitido mantener parte de la actividad económica, así como que las personas pudieran seguir adelante con su educación, su ocio o mantener el contacto con familiares y amigos

En la inauguración del Foro, la secretaria general de innovación, Teresa Riesgo, señaló que en el Ministerio de Ciencia e Innovación consideran que ahora es el momento de innovar "con propósito y con responsabilidad". "Las tecnologías y el conocimiento transformado en productos y servicios serán los elementos que, combinados con los propósitos socialmente responsables, nos sacarán de esta", afirmó.

En este sentido, incidió en que España debe convertirse en un actor importante en el desarrollo de las tecnologías, tanto en su diseño como, en algunos casos, en su fabricación, pero al mismo tiempo se debe apostar por conseguir que estas tengan un propósito y buscarles distintos usos reales.

Acelerar la transformación social

"No solo hay que acelerar el algoritmo, sino que hay que acelerar la transformación social", apuntó la secretaria general de Innovación, quien celebró que cada vez se luche más por que el algoritmo salve vidas, reduzca la huella de carbono o mejore la vida de las personas, en vez de por acelerarlo.

Riesgo añadió que la sociedad, con sus problemas y sus retos, tiene que ser el foco a tener en cuenta. Una máxima que también tiene que guiar la actuación de las Administraciones Públicas encargadas de las políticas de ciencia e innovación, que deben conseguir que éstas se alineen con otros aspectos y ámbitos para generar bienestar a la sociedad. 

Asimismo, remarcó que para transformar la sociedad es necesaria la innovación, porque si se siguen haciendo las cosas de la misma manera, seguirán iguales. "Las cosas no cambian porque le inyectemos recursos al sistema; el sistema cambia si empezamos a hacer las cosas de forma distinta", subrayó. 

Para ello, incidió en que es necesaria la "colaboración sistémica", que una a empresas distintas, y no solo parecidas, para acelerar la innovación "de forma espectacular". "Es importante que tengamos en mente proyectos socialmente responsables, pero hay que colaborar (...) Juntos llegaremos más lejos", afirmó.

Por su parte, el director general de DigitalES, Víctor Calvo-Sotelo, subrayó que durante la pandemia ha quedado patente que la industria digital y de las telecomunicaciones es "responsable, comprometida y solidaria", así como el papel fundamental que desempeñó a la hora de sostener la actividad económica.

En este sentido, incidió en la robustez de las redes en una situación extraordinaria e inesperada como esta, en la que la conectividad ha resultado ser critica. Pero, además, añadió que las empresas del sector han actuado con sentido de responsabilidad y han puesto soluciones al servicio de entidades públicas y privada para superar esta crisis, como las diez reconocidas en el Foro.

Innovación en formación y empleo

Entre los proyectos en el ámbito de la formación y el empleo se encuentra REMOTIS, de Capgemini Engineering, que busca desarrollar un vehículo con inteligencia a través de edge computing que sea capaz de realizar funciones de conducción autónoma calculadas exclusivam­­­­ente en el edge, aprovechando las ventajas de velocidad y latencia de la conectividad 5G

El chasis de este primer coche autónomo remoto ha sido fabricado por una docena de jóvenes de centros penitenciarios, a través de una colaboración con el CIRE, organismo de la Consejería de Justicia de la Generalitat de Catalunya. Estos jóvenes han realizado la construcción de los utillajes y la soldadura de los tubos de acero que forman la estructura del vehículo.

Por su parte, el proyecto ProfeVirtual de Cisco nació en marzo de 2020 para ayudar a garantizar la continuidad de las clases durante el período de confinamiento. Para ello, la compañía se contó con licencias gratuitas de la plataforma de videoconferencia y colaboración Cisco Webex, el soporte de voluntarios de IBM y la aplicación web creada por Makenai. Desde entonces se han dado más de 124.000 clases, se han registrado 9.915 usuarios y han participado más de 1,3 millones de personas

IBM presentó en el Foro sus dos plataformas con las que busca poner al alcance de todos la adquisición de competencias digitales: Open P-TECH, una plataforma de educación digital gratuita en español que ofrece a los jóvenes de entre 14 y 20 años y educadores competencias tecnológicas fundamentales, y SkillsBuild, un programa dirigido a personas en búsqueda activa de empleo.

Innovación en salud

ehCOS Remote Health, de everis, es una solución de teleasistencia para ayudar a la gestión de la salud comunitaria, como respuesta a la crisis de la covid. Ofrece cobertura integral al proceso de intervención comunitaria, incluyendo autotriaje, atención virtual, gestión y analítica de datos, lo que permite habilitar canales de atención y seguimiento no presencial durante todas las fases de una epidemia o una pandemia, reduciendo así la presión sobre el sistema y los recursos sanitarios.

TrackAI es un proyecto de Huawei y la startup española DIVE Medical para detectar y diagnosticar signos de deficiencia visual temprana (en niños desde los seis meses de edad), a través de la tecnología de inteligencia artificial de Huawei. Este proyecto comenzó en 2019, con un estudio multicéntrico en el que se examinaron más de 2.000 niños de distintas edades, etnias y con diferentes patologías visuales en varios hospitales y clínicas colaboradoras de diferentes países, la mitad de ellos en España. 

Por su parte, Mobile World Capital Barcelona y Ajuntament de Barcelona, en colaboración con el Grupo Saltó y Vodafone, han desarrollado el proyecto ‘5G Emotional Robot’. En él, Misty II, un robot personal conectado con 5G es capaz de moverse e interactuar con el usuario para brindar apoyo a las personas mayores. Actualmente ya se está probando con éxito con seis personas y se espera que a finales de año llegue a 50 usuarios.

De una experiencia personal, surgió un proyecto, liderado por Nokia, que busca utilizar la nueva tecnología móvil 5G como tratamiento paliativo de enfermedades degenerativas a través de la musicoterapia. Las pruebas del proyecto, desarrollado junto a la Universidad Carlos III de Madrid y CARITAS Segovia, se están llevando a cabo en una residencia de mayores en La Lastrilla (Segovia).

Sostenibilidad y lucha contra la despoblación

El proyecto LEAN, una iniciativa conjunta liderada por Cellnex, Nokia y Quobis, ha permitido dotar de conectividad a Matanza de Soria, localidad perteneciente al municipio de San Esteban de Gormaz. El proyecto persigue el despliegue de infraestructuras avanzadas de telecomunicaciones de banda ancha móvil, neutras y compartidas, en zonas rurales extremas sin conectividad, con objeto de promover su desarrollo económico sostenible y facilitar su transformación digital.

Por su parte, Mastercard ha puesto en marcha un proyecto para el uso de blockchain en el sector agroalimentario con el objetivo final de apoyar al pequeño agricultor a generar confianza y dar visibilidad, en tiempo real, a los productos a través de la incorporación de información sobre la calidad, sostenibilidad, protección del medioambiente y protección animal en sus explotaciones.

Data for Green Madrid (D4GMad) es una herramienta creada por Telefónica que permite a los ayuntamientos tomar decisiones ágiles y precisas basadas en los datos y la IA sobre temáticas con impacto en la calidad del aire. Para ello, combina datos públicos del Ayuntamiento de Madrid (open data) con los del sector privado, y en línea con la Estrategia de Datos de la Comisión Europea, crea un "espacio de datos verde".