La transformación digital hace tiempo que dejó de ser una opción para las empresas y las Administraciones Púbicas en España y se convirtió en una obligación. La llegada de la crisis provocada por la pandemia de la covid-19 ha acelerado varios años un proceso que ya estaba en marcha y le ha otorgado, si cabe, un mayor carácter de urgencia.

Noticias relacionadas

La importancia de la digitalización ha quedado plasmada en el programa europeo Next Generation EU y en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia puesto en marcha por el Gobierno español, que contempla destinar alrededor de un 29% de las inversiones previstas con los fondos europeos para los próximos tres años a la transformación digital, uno de los cuatro pilares de ‘España Puede’.

En este contexto, ‘Wake Up, Spain!’, el Foro Económico Español organizado esta semana por Invertia, El Español y D+I e inaugurado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dedicó su primera jornada a la transformación digital de España. A lo largo del día, se abordaron aspectos claves para este proceso con son los fondos europeos; la digitalización de empresas, Administraciones públicas y sectores concretos como la salud; o el papel de los grandes operadores digitales.

“Esto es una oportunidad histórica. Es la primera revolución tecnológica en la que España se encuentra en posición de liderazgo”, destacó el presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, durante su intervención en el evento. Un optimismo que compartió Fernando Abril-Martorell, presidente ejecutivo de Indra Sistemas, quien resaltó que España “lo tiene todo para ser protagonista de la nueva era digital”.

Sin embargo, como apuntó Domingo Mirón, presidente de Accenture en España, Portugal e Israel, ha llegado el momento de que tanto el sector público como el privado españoles pasen “de las musas al teatro" y se pongan a ejecutar los planes presentados. Y es que, como señaló el director general de Cisco España, Andreu Vilamitjana, “la vacuna digital es lo que va a diferenciar este momento de los anteriores”.

Colaboración, educación e innovación

Una de las palabras que más se repitió durante toda la primera jornada de ‘Wake Up, Spain!’ fue “colaboración”, tanto entre los sectores público y privado, como entre empresas y sectores. Una colaboración que será clave a la hora de maximizar el reparto de los fondos europeos que recibirá España, para evitar así repetir errores cometidos en el pasado con la gestión de las ayudas europeas y acelerar el proceso de recuperación.

“La colaboración entre las empresas, las personas y la colaboración público-privada es esencial para llevar adelante este Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia", incidió el presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, mientras que el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, destacó el papel que jugarán las empresas a la hora de multiplicar el efecto de esas ayudas en términos de PIB.

David Cierco, director general de Red.es, compartió con ellos la relevancia que tiene en todo este proceso la colaboración público-privada e incidió en que, en la actualidad, el reto está en la ejecución. Por ello, afirmó que el dinero público debe “gestionarse bien para que sirva de impulso a otras administraciones y al sector privado”.

Otros aspectos en los que se hizo hincapié durante la jornada fueron la educación y el "cambio cultural". La presidenta de Microsoft España, Pilar López Álvarez, resaltó que estos son ejes fundamentales sobre los que hay que actuar ahora que estamos ante la "una oportunidad para rediseñar España" desde la digitalización.

Una opinión que compartieron tanto el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, quien apuntó que en España los trabajadores tienen un 20% menos de cualificación que en países como Francia o Alemania, como el presidente de EY, Federico Linares, quien advirtió de que este es el punto más complejo de los que abordará el plan de recuperación porque aporta poco rédito político.

A todos estos términos, la presidenta de la Fundación Cotec, Cristina Garmendia, añadió la innovación, que es necesario impulsar “de forma sistemática”, mientras que Eduardo Azanza, consejero delegado de Veridas, mencionó el talento. “Hay escasez de talento para lo que vamos a recibir. Tenemos que hacer la mejor cuadrilla de albañiles digitales de toda la historia", incidió.

Importancia de digitalizar las pymes

Un factor a tener muy en cuenta en todo este proceso de digitalización es que España en un país en el que las pequeñas y medianas empresas suponen el 95% del tejido productivo, de ahí que una parte relevante de los fondos europeos esté destinada a que las pymes aborden su necesaria transformación digital.

“El reto como país es que cientos de miles de empresas abracen el proceso hacia la digitalización, pero hay que recordar que España es un país de pymes”, incidió Fuencisla Clemares, directora general de Google España, mientras que Mariangela Marseglia, directora general de Amazon para España e Italia, resaltó en la importancia de abordar este proceso para que miles de pymes “puedan florecer y sobrevivir en estas circunstancias”.

En esta línea, el consejero delegado de Facephi, Javier Mira, subrayó la necesidad de "dar voz a las pymes", para que se atrevan a dar ese paso hacia la transformación digital, a la que definió como "la deconstrucción del modelo de negocio a través de políticas de innovación".

Con este fin, la vicepresidenta segunda, Nadia Calviño, avanzó durante su intervención en la primera jornada de ‘Wake Up, Spain!’ que el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital está ultimando la publicación de un Manifiesto de Interés sobre los planes para digitalizar a las pymes, con los que el Gobierno pretende destinar 3.000 millones de euros a reforzar el tejido productivo del país.

La transformación de los distintos sectores

La digitalización tampoco entiende de sectores, por lo que es necesario todos ellos aborden esta transformación. Uno de los que está más avanzado en este proceso es el financiero, como pusieron de relieve Eduardo Ozaita, director general de EVO Banco, quien resaltó que es uno de los que más ha invertido en los últimos años, o el consejero delegado de SeQura, David Bäckström.

En el caso del sector ‘retail’, Jaume Miquel, presidente y consejero delegado de Tendam, remarcó que el objetivo de su proceso de digitalización debe ser “generar empleo neto para el país”, lo que “implica transformar radicalmente la tienda como un hub logístico” que modifique “la experiencia en la relación con el cliente”.

En cuanto al sector sanitario español, Juan Abarca, presidente de la Fundación IDIS y presidente de HM Hospitales, advirtió de que sigue “en modo analógico”, por lo que debe despertar para no perder el tren de lo digital. Sin embargo, la crisis de la covid-19 ya hizo que el uso de los servicios sanitarios explotara durante la pandemia, como apuntó Iñaki Peralta, consejero delegado de Sanitas y CEO de la Market Unit de Bupa Europe & Latinoamérica.

Para avanzar en ese proceso el Gobierno trabaja en la estrategia de salud digital, cuyo primer borrador está previsto se conozca en el mes de mayo tras ser retrasado por la gestión de la crisis de la covid, según anunció Alfredo González, secretario general de Salud Digital del Ministerio de Sanidad, durante su participación en ‘Wake Up, Spain!’.

Pero además de una estrategia, el sector de la tecnología sanitaria también necesita una mayor colaboración público-privada y definir una hoja de ruta entre la administración y el sector privado, tal y como solicitó Mª Luz Carrasco, presidenta de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), en la mesa sobre la transformación del sistema nacional de salud.

Además, según destacó María Vila, presidenta de Medtronic, los fondos europeos pueden ayudar a transformar el sistema sanitario español y hacer que los datos que se generan se utilicen para conectar recursos. Y es que, según ha indicado Artur Palet, director de Acces and Development de Roche Diagnostics, "los datos, la información y las tecnologías digitales son claves para abordar la transformación sanitaria".

Administración Publica

Si para el sector privado es obligatorio impulsar su proceso de digitalización, no menos cierta es esta afirmación para las Administraciones Públicas. Una transformación que tiene que situar a los ciudadanos en el centro y aprovechar todo el potencial que ofrecen los datos con los que cuenta la administración.

Juan Jesús Torres, secretario general de Administración Digital, incidió en que con los planes puestos en marcha el Gobierno busca lograr una mayor personalización en los servicios y una mejor experiencia de usuario gracias a un nuevo modelo de relación, así como que la Administración sea catalizadora de la innovación tecnológica en el ámbito privado.

Además, la digitalización afecta a la administración a todos los niveles, desde el estatal hasta el autonómico y el local. De hecho, Juan Cruz Cigudosa, consejero de Universidad, Innovación y Transformación Digital del Gobierno de Navarra, destacó que la digitalización de las administraciones es una tarea “eminentemente autonómica” dado que las CCAA son las que tienen la mayor carga de profundidad respecto a los servicios que se prestan a los ciudadanos.

Un ejemplo de ese esfuerzo por digitalizarse es el llevado a cabo por Andalucía, tal y como explicó el presidente de la Junta, Juanma Moreno, durante su intervención en ‘WakeUp, Spain!’. Así, detalló que su Gobierno ha creado la Agencia Digital de Andalucía, que va a coordinar todas las estrategias digitales de su Ejecutivo, y ha puesto en marcha la App Carpeta Ciudadana que, de manera progresiva, contará con 1.500 usos informáticos.

Las operadoras, apoyo para esta transformación

En todo este proceso empresas y administraciones pueden contar en el apoyo de los operadores de telecomunicaciones, que han sido uno de los pilares de la economía española durante la pandemia y es uno de los sectores con mayor potencial de cara a la reconstrucción económica. Una importancia que no se ha traducido en rentabilidad para los principales actores del sector.

Durante su participación en el ‘Wake Up, Spain!’, Colman Deegan, consejero delegado de Vodafone España, y Jean-François Fallacher, CEO de Orange, incidieron en que las operadoras son y serán claves en el futuro de la digitalización, pero para ello necesitan un empujón regulatorio que les permita asegurar sus inversiones y dejar de ser un sector deflacionario.

Asimismo, empresas y administración también pueden apoyarse en la experiencia de las startups, un sector cuyo peso se verá reforzar en España con la estrategia del Gobierno para convertir a España en una nación emprendedora en 2030, tal y como resaltó el Alto Comisionado para la España Nación Emprendedora, Francisco Polo.

Dacha Michaud, cofundador de Glovo, remarcó que estrategias como esta son supernecesarias”, pero el director general de Lanzadera, Javier Jiménez, incidió en que para lograr el objetivo marcado es necesario “pasar de las palabras a los hechos” y Fernando Pavón, CEO de Gamco, apuntó que 2030 es un futuro “muy lejano” para las startups.

"La realidad es que vemos un excesivo pragmatismo. Se nos da un tratamiento como si fuéramos empresas consolidadas y solo somos startups. En ocasiones, la realidad no es la que se quiere hacer ver", remarcó por su parte el socio fundador de MESBook, Diego Sáez.

Y para que la digitalización de empresas y Administraciones públicas tenga éxito, la ciberseguridad es un pilar fundamental, pese a que a veces permanece en segundo plano. Tal y como se puso de relieve en la mesa sobre ciberseguridad que cerró la primera jornada, España cuenta con el talento necesario y cada vez más infraestructuras para convertirse en un hub en el ámbito de la ciberseguridad, pero faltan mecanismos para despegar e inversiones.