La pandemia nos ha reafirmado la importancia de la ciencia y la innovación. España tiene ahora la oportunidad histórica de reconvertir su modelo productivo, apoyándose en la próxima llegada de fondos procedentes de Europa. En este contexto, el Presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha querido escenificar su apoyo a la I+D+i nacional con la presentación del Programa Misiones de Ciencia e Innovación del CDTI, celebrada esta mañana en Alcobendas (Madrid). 

Noticias relacionadas

Todo un elogio a este nuevo programa de ayudas, dirigido a proyectos con potencial de impacto social. Concretamente, la subvención podrá alcanzar hasta el 70% del importe de iniciativas desarrolladas en consorcio y que estén enmarcadas en alguna de las siguientes cinco áreas: energía limpia; salud y envejecimiento; agroalimentación sostenible; nueva industria; y movilidad inteligente. Es un programa encaminado a abordar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y a resolver, según Sánchez, algunos de los “problemas endémicos” de la innovación en nuestro país, como la colaboración público-privada o la insuficiente capacidad tractora de las empresas españolas.

El programa lo presentó el Ministerio de Ciencia e Innovación en febrero. La primera convocatoria estaba dotada inicialmente con un presupuesto estatal de 70 millones de euros. Esta cantidad se amplió hasta 95 millones de euros en junio, con el Plan de Choque para la Ciencia y la Innovación

La resolución de esa primera convocatoria se hará pública en los próximos días. Aprovechando la ocasión, Moncloa ha organizado un evento por todo lo alto en el que ha intervenido Pedro Sánchez y que ha contado con la presencia de la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y el Reto Demográfico y el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque.

No podía faltar tampoco la economista Mariana Mazzucato en esta puesta de largo del Programa Misiones de Ciencia e Innovación. El concepto de “misiones” o su versión en inglés, “moonshots”, lo popularizó en su libro ‘El Estado Emprendedor’, publicado hace ya casi una década y que inspira a no pocos políticos socialistas y morados en España. La palabra ‘moonshots’ se inspira, a su vez, en el Presidente norteamericano John F. Kennedy, que en septiembre de 1962 anunció su determinación de mandar un hombre a la Luna. Su discurso desencadenó inversiones y proyectos de colaboración público-privada que culminaron, poco antes del final de aquella década, con la histórica imagen de Neil Amstrong pisando la Luna.

Las “Misiones” de un gobierno, en definitiva, se refieren a los grandes objetivos a largo plazo que pueden y deben orientar la acción de un país. Un término grandilocuente que la Comisión Europea aplica en la estructura de su programa de investigación e innovación para 2021-2027, Horizonte Europa, y que el Gobierno de España ha escogido para designar esta nueva línea de subvenciones a la I+D+i. “Hoy inauguramos una nueva época” para la ciencia y la innovación en España, ha dicho Sánchez, antes de avanzar algunas cifras sobre la participación en esta primera convocatoria del programa: más de 600 empresas, unidas en 28 consorcios en los que también participan centros tecnológicos, universidades y administraciones, han presentado candidaturas valoradas en un total de 400 millones de euros. 

Asimismo, el Presidente del Gobierno ha hecho hincapié en la “mejora histórica” de los fondos públicos para I+D+i contemplada en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021. Concretamente, la inversión estatal se ampliará un 59,4% (equivalente a 1.200 millones de euros). Para el CDTI, por ejemplo, esto supondrá un incremento de sus partidas del 42%, hasta los 1.505 millones de euros. 

Sánchez ha recalcado algunas estadísticas sobre I+D+i en la que España sale bien posicionada. Entre otras, el informe 'European Innovation Scoreboard 2020' de la Comisión Europea, en cuya última edición nuestro país mejora 5 posiciones, hasta el puesto 14 de entre los 27 estados miembros. También citó la fortaleza de España en volumen de publicaciones científicas. 

El nombre del nuevo programa del Ministerio de Ciencia e Innovación es lo anecdótico. Quizás, nuestra verdadera misión-país sea la que el ministro Duque ha recalcado en varias ocasiones y que inspira el trabajo de su departamento: que España supere, más pronto que tarde, el umbral del 2% del PIB dedicado a la inversión en investigación y desarrollo