España tiene ante sí un reto transversal en todos los sectores de la economía: captar y retener el talento digital, una aspiración que la pandemia ha convertido en prioritaria y que ya ejerce de pieza clave para abordar a partir de ahora el futuro con garantías.

Noticias relacionadas

Así lo refleja el último estudio Tech Cities 2021, elaborado cada dos años por Experis con la colaboración de DigitalES, dado a conocer dentro del foro sobre Oportunidades y retos del Talento Digital en España, dentro de la secuencia Los Empleos del Futuro y el Futuro del Empleo en España.

Las conclusiones no dejan lugar a dudas: existe un desajuste entre la oferta y la demanda de los perfiles laborales digitales que tan sólo puede satisfacerse con formación y un compromiso de España como país para atraer y retener el talento tech.

"Hace catorce meses no nos hubiéramos imaginado las actuales relaciones laborales y personales. El sector IT (Informática y Telecomunicaciones) ha dejado de ser un sector en sí mismo para entrar de forma transversal en todos los demás sectores", ha explicado Fernando Aguilar, director de Operaciones de Experia.

La radiografía laboral que realiza este estudio así lo constata. Cada dos años la oferta de empleo IT se duplica y la irrupción de la Covid-19 ha supuesto un punto de inflexión para esta tendencia.

El salario medio de los perfiles laborales digitales es un 42% superior a la percepción salarial media en España. Según Tech Cities 2021, entre los años 2020 y 2021 el talento tech situó su salario medio en 37.000 euros frente a los 26.000 euros de la media general.

Los perfiles digitales no sólo cobran más, sino que el incremento de su salario también se sitúa por encima de la media. Exactamente, las percepciones salariales de estos trabajadores IT se incrementaron 2.000 euros de media en el periodo estudiado frente a los 1.000 euros del salario medio español.

Tecnología, oportunidad para descentralizar

Por otra parte, Tech Cities 2021 pone de manifiesto la oportunidad que tiene España para convertirse en un referente en talento tech y ayudar al mismo tiempo a revitalizar económica y socialmente las zonas rurales.

"Nos preguntábamos qué tiene que tener una ciudad para ser una Tech City. Ya no hay que vivir y trabajar en una gran ciudad. Puedes hacerlo en otro emplazamiento que sea más económico o que te brinde una calidad de vida de la que carecen las grandes urbes", ha insistido Aguilar.

En esta línea, el perfil de trabajador digital o tecnológico tiene identificados unos requisitos muy concretos a la hora de establecer su domicilio. Por una parte, exige una lógica conexión a Internet de alta calidad, con 5G. Pero no sólo ello.

"La comunicación con las ciudades también debe ser óptima, porque en cualquier momento puede necesitar ir a su empresa. No olvidemos que la mayoría de estos perfiles IT no son estudiantes que han acabado su carrera sino personas de mediana edad que se mudan con sus familias", ha añadido Aguilar.

En este contexto, durante la mesa redonda realizada tras la presentación del estudio Tech Cities 2021, se ha puesto el acento en el proceso de adaptación a las 'exigencias' de estos perfiles digitales que están acometiendo las empresas españolas.

Maite Larios, responsable de RRHH en Deloitte, ha recalcado que sus peticiones para decidirse por una u otra empresa van mucho más allá del salario. "Piden flexibilidad, proyectos que les gusten y les motiven, que sean sostenibles y formación".

Su alta rotación laboral con estancias cortas en las compañías demuestra que más que captar, lo verdaderamente difícil es retener el talento tech

"La sostenibilidad es muy importante para ellos y que la empresa en cuestión sume a esa cultura respetuosa con el medio ambiente", ha defendido Virginia Cuevas, directora de Transformación Digital de Fujitsu.

Brecha de formación y de género

Por otra parte, durante el debate también se han abordado las carencias en formación digital que subsisten en España y otras dos barreras que están frenando esta transformación tecnológica, como son la cuestión de género y la burocracia entre Administración y mundo empresarial.

Desde 2021, España es el país de la Unión Europea que más perfiles digitales crea cada año, sin embargo, se constata un retroceso en el número de estudiantes que apuestan por carreras STEM (Science, Technology, Engineering y Mathematics). 

"Tenemos que ser capaces de que los jóvenes reflexionen y vean la gran oportunidad que brinda en este tipo de carreras tecnológicas. Y ahí empresas, universidades y centros tecnológicos tenemos que ir más de la mano", ha recalcado Virginia Cuevas.

Por su parte, la directora de Software de DIA, Inmaculada González, ha querido evidenciar cómo la desafección con este tipo de formación en digitalización y tecnología es aún más acusada entre las estudiantes. 

"Las chicas ven menos atractiva todavía las carreras tecnológicas. Hemos de asumir nuestra responsabilidad como sociedad. Hay que mostrarles su atractivo y esa vertiente social que ofrecen las carreras STEM que pueden interesarles", ha indicado.

La tercera brecha que frena la captación del talento tech en España pasa por la relación entre las empresas y la Administración. "Hay otra barrera más, la administrativa, que nos impide atraer los perfiles que nos interesan de fuera de Europa", ha aportado Maite Larios de Deloitte.

El informe Tech Cities 2021 se ha presentado con el objetivo de convertirse en una herramienta para las empresas y profesionales en aras de acelerar el proceso de digitalización que se ha abierto en España.

Contenido exclusivo para suscriptores
1€ primer mes
Accede a todo el contenido de Invertia, después 5,99€ (en lugar de 7,99€) Sin permanencia

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información