En él ultimo años, como consecuencia de la pandemia por la Covid-19, más de una vez nos habrá tocado escanear o hacer una foto con el teléfono móvil a un código QR, por ejemplo, para ver la carta de un restaurante. No se trata ni mucho menos de una tecnología, pero sí que se ha acelerado su uso incluso para las personas menos digitales para evitar tocar con las manos cualquier objeto.

Noticias relacionadas

Y esta ‘costumbre’ que hemos adquirido ya en nuestro día a día es lo que ha aprovechado la startup fintech (tecnología financiera) Monei para desarrollar una nueva solución de pago que combina este código QR con uno de los últimos métodos de pagos electrónicos, sobre todo con Bizum.

Alex Saiz, CEO y fundador de esta startup, explica a D+I que Monei QR (nombre de esta solución) es un método de pago que permite al consumidor sacar una foto a un código QR, que “mapea y levanta una página web con la ventana de pago”.

Transformar el datáfono

Se trata de una ventana de pago personalizada al incorporar “una nueva capa para mejorar la experiencia de usuario y adaptarla a los dispositivos móviles”.

Además del popular Bizum, Saiz señala que también se puede realizar el pago con otras aplicaciones como Apple Pay o Google Pay y, en breve, se incorporará incluso los modelos de pago vía financiación a plazos.

Asimismo, el CEO de Monei subraya que uno de los objetivos de esta solución es “convertir el TPV o el datáfono tradicional en un modelo de pago más evolucionado”, en el que incluso se pueden personalizar con los colores y la imagen de la marca del comercio y hasta añadir mensajes de marketing o recibir el recibo de compra vía WhatsApp en un PDF.

“Aunque cada vez hay más gente con la tarjeta de crédito ‘tokenizada’ dentro de su Apple Pay o Google Pay, es un pequeño porcentaje de la población”, indica Saiz, al tiempo que recuerda que en un año se ha acelerado el uso del código QR.

No obstante, matiza que desde hace años era “obvio” que el QR podía transformar el datáfono. Por ello, incide en que se han aprovechado de la coyuntura: “No somos magos porque técnicamente esto ya existía y se podía haber hecho antes, pero la barrera de entrada ahora se había derribado”.

Así, gracias a esta tecnología el cliente de cualquier retail físico puede pagar en solo dos clics sin necesidad de compartir su teléfono móvil, además el propietario del negocio recibe el dinero inmediatamente (no como con los pagos con tarjeta).

Otras soluciones fintech

Esta fintech, fundada en 2015, estaba especializada hasta la fecha en el comercio electrónico, en concreto en simplificar y agilizar los pagos digitales. Con su tecnología, los usuarios pueden combinar más de 40 métodos de pago a través de una única plataforma.

En la actualidad tiene acuerdos con todos los bancos españoles para agregar a todas las entidades con Shopify y otras compañías de comercio electrónico. El objetivo es que “cualquier tienda online puede transaccionar con el banco español que desee”.

“El comercio electrónico busca tener una suite en la que pueda tener integrado todas las opciones de pago para que su consumidor tenga todas esas opciones porque al final esto revierte en más ventas”, apostilla el CEO de Monei.

Por otra parte, también ha desarrollado un motor de enrutamiento de transacciones en tiempo real para asegurar que la operación “sea lo más satisfactoria posible a la hora de capturar el pago y no falle la transacción”.