El 70% de los españoles ha reducido o abandonado el pago con dinero en efectivo durante la pandemia del Covid-19, según un informe elaborado por Minsait Payments, la filial de medios de pago de Minsait, que constata que el coronavirus ha impulsado en España la digitalización de los medios de pago centrada en tarjetas, móvil y el abandono del efectivo.

Noticias relacionadas

La compañía remarca que la acelerada digitalización provocada por la pandemia está consolidando el uso de los medios de pago electrónicos e impulsando el avance hacia una sociedad sin pago en efectivo, una transición que se refleja en la mayor convivencia o multiplicidad de medios de pago en uso por la población en un año en el que los más digitales han experimentado un impulso frente a los más físicos o materiales.

Según el informe, más del 50% de la población adulta bancarizada internauta de todos los países analizados han reducido o abandonado el pago con dinero en efectivo, un dato que en España se eleva hasta el 70%. Además, casi el 30% declara no haber realizado retiradas de efectivo en cajeros automáticos durante la pandemia.

Borja Ochoa, director general responsable global de Servicios Financieros de Minsait, y Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra (de izquierda a derecha), en la presentación del X Informe de Tendencias en Medios de Minsait Payments. Indra

A este respecto, añade que la aversión a "tocar" el dinero (incluso el datáfono) ha sido un condicionante en el cambio de hábitos observado, más aún en España y Portugal donde seis de cada diez personas han declarado tener ese miedo.

Además, nueve de cada diez directivos creen que el impacto que la pandemia ha tenido en el uso de los medios de pagos ha sido positivo, dado que ha acelerado su digitalización. Sin embargo, uno de cada cuatro señala que aún existe falta de acceso a estos medios de pago y cobro digitales.

El medio preferido es la tarjeta

En este contexto de transición, la tarjeta es el medio preferido para compras para más de seis de cada diez españoles, una tendencia que se extiende a todos los países mientras continua el crecimiento del pago móvil, las billeteras digitales y los pagos desde cuenta.

Además, los nuevos hábitos de consumo adoptados han provocado que el uso de tarjetas contactless en la mayoría de los países sea superior a aquellas que necesitan insertarse en datáfono. En esta línea, el 78% de los españoles usa la tecnología sin contacto para efectuar pagos en terminales de punto de venta (POS), al tiempo que aumenta su uso para importes más pequeños en ciertos pagos cotidianos donde se utilizaba el efectivo.

Por otro lado, se produce, asociado a la crisis económica derivada de la pandemia, un descenso generalizado en la tenencia de tarjetas de crédito, que en España es de cuatro puntos, muy por debajo de otros países. Pese a ello, destaca el incremento en España en las compras de alto valor (seis de cada diez bancarizados frente a los cinco por cada diez anteriores) y su liderazgo en retiradas de efectivo en cajeros y en la opción de pago a fin de mes.

En cuanto a la modalidad de débito, sigue siendo la gran protagonista en términos de equipamiento de la población en la mayoría de los países. Además, España es el único país de Europa que aumenta la multitenencia de este tipo de tarjetas, donde más de un 30% de la población bancarizada ya posee dos o más.

Operaciones con móvil

Otro de los efectos del Covid-19 es el aumento de la frecuencia de las operaciones entre los consumidores que ya adquirían productos por Internet. En este sentido, el 42% de los españoles compra ahora con más frecuencia, por detrás de Reino Unido (44%), Italia (46%) y Portugal (47%). En Latinoamérica se acusa más este incremento, con porcentajes que oscilan entre el 50% y el 63%.

En esta línea, señala que también aumenta el uso del smartphone para compras por Internet, especialmente en Latinoamérica, y destaca que España lidera este crecimiento en Europa al pasar de un 50% en 2019 a un 60% en 2020.

Además, la tarjeta continúa siendo el medio de pago más habitual en las compras online para el 85% de los españoles, siguiéndole muy de lejos otras opciones como las tarjetas prepago virtuales, los pagos desde cuenta y apps P2P.

El pago móvil en todas sus modalidades es otra de las tendencias que siguen creciendo en Europa. España se posiciona como uno de los países que tiene el uso más extendido de apps de pago P2P, duplicándose en apenas un año, aunque la modalidad de pago móvil en comercio físico avanza más lentamente en el país.

El fraude y la seguridad (68%) y la digitalización del propio instrumento de pago (56%) encabezan la lista de los retos declarados por los expertos entrevistados, y España avanza a buen ritmo en ambos ámbitos.