Más allá de la sanidad, la limpieza ha sido uno de los sectores que ha puesto a sus profesionales en primera línea en el último año para luchar contra la pandemia. De hecho, mantener los espacios comunes limpios y libres de cualquier riesgo de contagio ha sido un elemento fundamental para hacer frente a la pandemia y un reto para muchas empresas.

Noticias relacionadas

Sin embargo, no siempre han contado con herramientas tecnológicas para facilitar las tareas de higiene en estas condiciones y para garantizar todavía más la seguridad tanto de los usuarios de esos espacios comunes como de los propios trabajadores de limpieza.

Ante esto, la firma Papelmatic ha desarrollado un sistema de sensorización para mejorar la gestión de la higiene profesional, con el objetivo de agilizar las tareas y controlar el consumo.

Así, permite conocer qué espacios y qué elementos necesitan atención inmediata de los profesionales, explica a D+I Immaculada Fornt, CEO de Papelmatic

Este sistema, llamado HygieneIN, es “inteligente y predictivo” y está compuesto por una red de dispositivos y sensores interconectados para impulsar "la interacción máquina a máquina (M2M)”, con el fin de “evitar que el personal deba realizar tareas repetitivas que suponen recursos (económicos / temporales) que pueden realizarse por el propio sistema de manera autónoma”.

Cómo funciona

Este sistema permite elaborar “una predicción a partir del historial de registros”, con el objetivo de “conocer instantáneamente el estado de todas las variables del sistema”. La información con la que trabaja el sistema puede recopilarse de dos formas: la primera sería de manera manual en la aplicación y con el escaneo de códigos QR. 

Por ejemplo, cuando un empleado entra o sale para limpiar un espacio, o cambia una recarga de un consumible en un dispensador higiénico, jabón..., o cuando se quiere avisar de alguna incidencia encontrada o solucionada. “Cada vez que se recoge una acción esta se sincroniza directamente con la aplicación web”, explica Fornt.

A esta información hay que añadir la que captan los sensores instalados dentro de los dispensadores. Esta segunda fórmula, subraya Fornt, está “especialmente indicada para aquellos espacios que tengan una casuística especial”.

Esta forma de captar datos, por ejemplo, es la que se emplea en espacios que tienen un alto tránsito de personas y que no siguen un patrón en la frecuencia de uso, espacios con mala valoración de la limpieza para poder revisar en mayor profundidad qué puede estar pasando en ese espacio, entre otros casos. “Cada vez que el sensor hace una lectura, los datos también se sincronizan automáticamente en la aplicación”.

A partir de esta automatización se pueden controlar las tareas de limpieza para detectar posibles incidencias como, por ejemplo, la carencia de papel en un lavabo, y envía notificaciones para reponer un producto o reparar un dispositivo.

Además, con cada dato registrado, “la fiabilidad del sistema predictivo se incrementa”, con lo que “se mejoran sus predicciones y permite comprender con mayor claridad las necesidades de la instalación y cómo satisfacerlas de un modo rápido y eficaz”.

Así, el sistema es capaz de realizar predicciones, basadas en la información reportada por usuarios, trabajadores y sensores, de cada cuanto hay que hacer un recambio de producto por ejemplo, de papel higiénico, secamanos o jabón. No obstante, Fornt matiza que, en este caso, las predicciones que hace el sistema “no son inmediatas”, ya que “necesita alimentarse de la información para poder ir dibujando la tendencia”.

Para Fornt, esta herramienta se convierte en un nuevo recurso para optimizar la higiene corporativa: “Una oportunidad para cambiar la visión banal que a menudo tenemos de ésta y así avanzar hacia la indispensable digitalización y mayor profesionalización del sector”.

Digitalización de la industria de limpieza

La CEO de esta firma especializada en el sector de la higiene subraya que, a diferencia de otras industrias, este es “un sector que ha evolucionado poco en el ámbito tecnológico”.

En este sentido, apunta que en el mercado sí que existen herramientas tecnológicas “más enfocadas al ámbito de la gestión del personal o facilty management, que se centran en aspectos muy concretos, como el hacer seguimiento de las entradas y salidas del personal”.

Sin embargo, destaca que la solución diseñada íntegramente por su departamento de I+D aborda todo el proceso relacionado con la higiene.

De este modo, añade, se puede conseguir “una mayor agilidad de respuesta en las tareas de limpieza, ya que aprende del consumo” gracias a la monitorización de la información.