Segunda tarjeta amarilla de Europa a la reforma del Consejo General del Poder Judicial planteada por PSOE y Unidas Podemos. Si la Comisión Europea reclamó la pasada semana a Pedro Sánchez que antes de seguir adelante consulte con todos los sectores afectados y con la Comisión de Venecia, el órgano del Consejo de Europa que vela por el respeto del Derecho Constitucional, ahora es el presidente del Grupo de Estados contra la Corrupción el que advierte con rotundidad al Gobierno de que la modificación se aparta claramente de los estándares aceptables sobre la composición de los consejos nacionales de la Judicatura.

Noticias relacionadas

Marin Mrčela, presidente del GRECO -el organismo del Consejo de Europa creado para mejorar la lucha contra la corrupción en los Estados miembros-, ha enviado una carta a la representante del Ministerio de Justicia para en la que indica que la iniciativa legislativa que han presentado PSOE y Podemos va en la dirección contraria a las recomendaciones que se vienen dando a España desde hace años.

La proposición pretende rebajar la mayoría parlamentaria necesaria para elegir a los 12 vocales del Consejo General del Poder Judicial que deben jueces o magistrados. Ahora son elegidos por los tres quintos del Congreso y del Senado, pero PSOE y Unidas Podemos quieren que se haga por mayoría absoluta. GRECO viene insistiendo en que esos 12 vocales han de ser elegidos por la propia carrera judicial, sin intervención política alguna.

La carta de Marin Mrčela a Ana María Andrés, subdirectora general para Asuntos de Justicia con la Unión Europea y Organismos Internacionales del Ministerio de Justicia y delegada del GRECO en España, afirma que la reforma propuesta "se aparta de las normas del Consejo de Europa relativas a la composición de los consejos de la judicatura y la elección de sus miembros y puede dar lugar a una violación de las normas anticorrupción del Consejo de Europa".

Carta del presidente del GRECO./ E.E.

"Como saben", añade, "estos estándares han sido objeto de la 4ª ronda de evaluación del GRECO. Los consejos de la judicatura, en los Estados miembros en los que existen, están destinados a ser órganos independientes que tratan de salvaguardar la independencia del Poder Judicial y de los jueces individuales, lo que, a su vez, es una condición sine qua non para una lucha eficaz contra la corrupción".

El presidente del GRECO explica que "nuestras normas establecen que al menos la mitad de los miembros del Consejo deben ser jueces elegidos por sus pares de todos los niveles del poder judicial. El GRECO ha insistido repetidamente en que las autoridades políticas no deben participar, en ninguna etapa, en el proceso de selección del turno judicial".

Marin Mrčela recuerda al Gobierno que "España aún no ha implementado una recomendación emitida por GRECO a España, hace casi siete años, en su Cuarta Ronda de Evaluación. En dicha recomendación se pedía que se evaluara el marco legislativo que rige el Consejo General del Poder Judicial y sus efectos sobre la independencia real y percibida de este órgano frente a cualquier influencia indebida, con el fin de subsanar las deficiencias detectadas".

El presidente del GRECO anuncia que el Grupo "seguirá de cerca la evolución actual" u pide a la representate española que "nos proporcione una actualización de la situación durante nuestra próxima reunión plenaria" a finales de este mes.