Bruselas

A Bruselas no le gusta nada la reforma del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) promovida por el PSOE y Unidas Podemos, que rebaja de tres quintos a mayoría absoluta el umbral para elegir a los 12 miembros procedentes de la carrera. La Comisión Europea ha lanzado este jueves su primer aviso público al Gobierno de Pedro Sánchez: le pide que antes de seguir adelante consulte los cambios con todos los sectores afectados y también con la comisión de Venecia, el órgano del Consejo de Europa que vela por el respeto del derecho constitucional.

Noticias relacionadas

En el lenguaje diplomático más exquisito posible, el Ejecutivo comunitario ha dejado claro su malestar por considerar que la maniobra del Gobierno de Pedro Sánchez va en contra de las recomendaciones de la UE, que reclaman reducir la influencia del legislativo o el ejecutivo sobre el poder judicial y acabar con la imagen de politización del órgano de gobierno de los jueces. Es decir, todo lo contrario de lo a su juicio conseguiría la reforma del PSOE y Unidas Podemos.

"La Comisión está al corriente del anuncio de este nuevo proyecto de ley y estamos siguiendo de cerca los acontecimientos a este respecto", ha explicado a EL ESPAÑOL el portavoz de Justicia del Ejecutivo comunitario, Christian Wiegand.

El Ejecutivo comunitario, prosigue el portavoz, "ha subrayado la importancia de reducir la influencia del poder legislativo o ejecutivo sobre el judicial con el fin de reforzar la independencia judicial". La última vez que lo hizo fue en su informe sobre la salud del Estado de derecho en la UE en 2020 publicado el pasado 30 de septiembre.

Vulnerable a la politización

En el capítulo dedicado a España de este informe, Bruselas ya "señaló la situación del CGPJ en España como un problema". "Es importante garantizar que el Consejo no sea percibido como vulnerable a la politización", ha apuntado Wiegand.

"Cuando los Estados miembros reforman el sistema judicial, esto siempre debe hacerse consultado con todos los actores relevantes, incluyendo la comisión de Venecia. Los Estados miembros deben seguir los estándares de la UE para garantizar que la independencia judicial no se vea comprometida", concluye el portavoz.

La petición a Sánchez de que consulte al Consejo de Europa es especialmente relevante porque este organismo ya ha pedido en reiteradas ocasiones a España que los 12 miembros del CGPJ procedentes de la carrera sean elegidos por los propios jueces y no por el Parlamento.

"Las autoridades políticas no deben participar, en ningún momento, en el proceso de selección del turno judicial", insiste el último informe del Consejo de Europa sobre la situación en España. 

El Gobierno polaco ya ha pedido a la Comisión Europea que “intervenga” contra España por la reforma del CGPJ promovida por PSOE y Unidas Podemos. Argumenta que se asemeja a la iniciativa propuesta en Polonia y que fue paralizada en seco por Bruselas por considerarse un intento de erosionar la independencia de la Justicia.

De momento, el Ejecutivo comunitario no anuncia ninguna medida contra Sánchez. Eso sí, deja claro que la reforma propuesta le preocupa y que seguirá de cerca su tramitación.