El PSOE volvería a ganar las elecciones si se celebrasen a día de hoy, con una diferencia de 11,9 puntos con respecto al Partido Popular, su competidor inmediato. Así lo refleja el barómetro del CIS publicado este jueves. 

Noticias relacionadas

De este modo, el partido de Pedro Sánchez se mantendría líder con un holgado 30,8%, mientras que el PP reduciría ventajas con un 18,9% de los apoyos, ocho décimas más que en el mes de septiembre.

El otro partido del Gobierno, Unidas Podemos, resistiría en intención de voto (11,7%), pese a la reciente apertura de una investigación judicial al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias.

La formación morada, asegura Tezanos, caería tan sólo en cinco décimas sus apoyos pese a que el juez considera ahora que Iglesias puede haber cometido presuntos delitos de descubrimiento y revelación de secretos con agravante de género, daños informáticos, denuncia falsa o simulación de delito en relación con las diligencias en las se investiga la filtración a la prensa de mensajes comprometedores para el líder de Podemos guardados en la memoria del móvil de su antigua asesora Dina Bousselham.

Por parte de la oposición, Vox volvería a erigirse como tercera fuerza con un 12,5% de los apoyos y Ciudadanos se hundiría, pasando del 10,6% que Tezanos auguraba en septiembre a un pobre 8,8%. Justo cuando el apoyo de los liberales a los Presupuestos se aleja por el empeño del Gobierno en pactar con formaciones separatistas.

La encuesta, que incluye datos sobre la intención de voto, ha sido realizada entre el 1 y el 7 de octubre, en plena segunda ola del coronavirus. En teoría, recoge la opinión de los españoles tras la inhabilitación del presidente de la Generalitat, Quim Torra, la polémica por el veto al Rey en el acto de entrega de despachos a nuevos jueces en Barcelona.

En la anterior encuesta, la de septiembre, cuando subían los contagios por coronavirus tras el verano, el CIS daba al PSOE su mayor ventaja sobre el PP desde las elecciones de noviembre, con una brecha de 13,4 puntos con respecto a los populares.

Sánchez, el mejor valorado

El barómetro de octubre también incluye una valoración de los españoles con respecto a los principales líderes políticos. Si bien todos suspenden, la valoración es más positiva entre los partidos del Gobierno que entre los partidos de la oposición.

Así las cosas, Pedro Sánchez es el mejor valorado con una nota media de 4,5. El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, suspende con un 3,3 pero sigue estando mejor valorado que Pablo Casado. El principal líder de la oposición es valorado según el CIS con un 3,1.

Por último, Inés Arrimadas es la mejor valorada entre la oposición con un 3,5 y Santiago Abascal, presidente de Vox, obtiene un paupérrimo 2,4.

Entre los ministros, sólo aprueba la mujer que ostenta la cartera de Economía, Nadia Calviño, con un 5 raspado. Los peor valorados son Manuel Castells, ministro de Universidades y el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ambos con una calificación de 3,4.

Resulta llamativo que Alberto Garzón, ministro de Consumo, suspende con mejor nota que todos los líderes de la oposición (3,7), pese a sus recientes ataques al Rey, que han molestado hasta a los propios socialistas.