El Rey no estará este año, por primera vez, en la entrega de despachos a los nuevos miembros de la carrera judicial. Según ha podido confirmar EL ESPAÑOL, el Gobierno ha dado indicaciones a la Casa Real para que Felipe VI se abstenga de viajar a Barcelona el próximo viernes para entregar las credenciales a los jueces de la LXIX promoción de la Judicatura.

Noticias relacionadas

El acto se celebrará en la Escuela Judicial, que tiene su sede en la capital catalana, con un aforo reducido y bajo la presidencia de Carlos Lesmes, presidente del Tribunal Supremo y del Poder Judicial.

A la ceremonia asistirán el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas; el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo; la fiscal general del Estado, Dolores Delgado; los vocales del CGPJ y  el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluñaa, Jesús María Barrientos. Pero no estará el rey, cuya asistencia a este acto se ha convertido en una tradición.

La entrega de despachos a los nuevos jueces es una de las dos celebraciones públicas anuales en las que el jefe del Estado se relaciona con el Poder Judicial. La otra es la apertura del año judicial en el Tribunal Supremo.

Fuentes del Gobierno han confirmado que se ha "aconsejado" al rey que no se desplace a Barcelona el viernes "estrictamente por motivos de seguridad", aunque en algunos ámbitos judiciales se cree que se debe a que el Ejecutivo no quiere "soliviantar" a ERC -cuyo apoyo para los presupuestos está intentando conseguir- con la presencia de Felipe VI en Cataluña.

Desde el Ejecutivo se niega esta versión y se sostiene que el Ministerio del Interior tiene datos "preocupantes" de que se preparan actos violentos de protesta ante dos episodios inminentes: la más que previsible ratificación de la condena impuesta por el Tribunal Superior de Cataluña a Joaquim Torra, lo que forzará su salida de la presidencia de la Generalitat, y la conmemoración del referéndum ilegal del 1-O.

Estas fuentes explican que el lugar de celebración del acto, la Escuela Judicial, tiene un acceso por una estrecha carretera en la que es fácil que grupos violentos causen problemas de seguridad.

Pintadas contra el juez Llarena en la carretera que conduce a la Escuela Judicial./ Twitter

En esa misma carretera aparecieron en mayo de 2018 pintadas contra el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena, instructor de la causa sobre el proceso soberanista catalán, y su esposa, también magistrada y exdirectora de la Escuela Judicial.

Estaba prevista la asistencia

Las mismas fuentes desvinculan la indicación a Felipe VI para que no esté en Barcelona de una supuesta "cesión" del Gobierno a una exigencia de los nacionalistas catalanes.

La entrega de despachos a los nuevos jueces, que se suele celebrar en Barcelona, ya tuvo que cambiar de sede el año pasado. Entonces fue el propio Lesmes, en coordinación con Zarzuela, el que optó por trasladar el acto a la Real Academia de la Lengua en Madrid.

La proximidad de esa entrega de despachos, que se celebró el 8 de enero de 2019, con el inicio de la vista oral del 'procés' fue el motivo por el que se renunció al desplazamiento del monarca y del resto de las autoridades a Barcelona A ello se unió el hecho de que en los meses anteriores Felipe VI venía siendo objeto de actos hostiles por parte de sectores independentistas cada vez que se desplazaba a Cataluña.

Esta vez, no obstante, fuentes del CGPJ informan de que la presencia del Rey en Barcelona estaba prevista y no se ha comunicado el cambio hasta hace unas horas.

Como todos los años, desde el Poder Judicial se había contactado hace meses con la Casa Real para fijar la fecha y el protocolo del acto y Zarzuela había confirmado la presencia de Don Felipe en la Escuela Judicial el próximo viernes.

A las dos de la tarde de hoy, Lesmes ha enviado un mensaje a los vocales para comunicarles que "lamentablemente, Su Majestad el Rey no podrá acompañarnos en el acto de entrega de despachos a la LXIX promoción de la carrera judicial, el próximo viernes 25 en Barcelona, como estaba inicialmente previsto".

"En todo caso, y por supuesto, el acto se mantiene", añade el presidente del Supremo en el mensaje, conocido por EL ESPAÑOL.

Ninguna advertencia

Fuentes del CGPJ aseguraron que no han recibido ninguna advertencia -ni desde el Gobierno ni por parte de las Fuerzas de Seguridad estatales o autonómicas- de que existan riesgos de seguridad asociados a la celebración del acto en la Escuela Judicial.

"Nos parece un motivo poco convincente, porque, de existir esos riesgos, la obligación del Gobierno era avisarnos y no lo ha hecho", señalan estas fuentes.

Recuerdan, en este sentido, que el año pasado el Ejecutivo sí comunicó al CGPJ que existía preocupación por la seguridad del Rey si se desplazaba a Cataluña en coincidencia con el inicio del juicio del 'procés' y por ello se cambió el lugar del acto. Pero este año no se ha realizado ninguna advertencia similar.

De ello deducen que "debe haber otros motivos" y sostienen que sería "desolador" que sean los independentistas "los que digan dónde puede ir o no ir el jefe del Estado".

La LXIX promoción de la Escuela Judicial está formada por 29 hombres y 33 mujeres. El CGPJ ha informado de que la entrega de desachos se realizará siguiendo las medidas dispuestas por las autoridades sanitarias para la prevención de contagios por coronavirus: reducción de aforos, distancia interpersonal y uso obligatorio de mascarilla.