El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha realizado una declaración institucional desde Bruselas, donde se encuentra fugado desde octubre de 2017, tras conocerse la sentencia del procés y la decisión del juez Llarena de emitir una nueva Euroorden contra él.

Noticias relacionadas

A juicio de Puigdemont "la sentencia del TS contra miembros del Govern, Parlament y entidades sociales, confirma la estrategia de la represión contra quienes han buscado la vía de la democracia".

"La sentencia del Tribunal Supremo contra miembros del Gobierno, el Parlamento y las entidades sociales más importantes de Cataluña, confirman la estrategia de la represión y la venganza contra todos los ciudadanos y ciudadanas que han buscado la vía de la democracia para hacer posible su voluntad", ha dicho en una rueda de prensa en Bruselas.

Para Puigdemont, el veredicto de la sentencia es una"condena a más de dos millones de personas que hicieron posible el referendo de autodeterminación del 1 de octubre de 2017". 

Ha considerado una vez más que la independencia es una "opción legítima" y cree que esa vía ahora "será perseguida bajo las sospechas de rebelión o sedición". A su juicio, tras la sentencia "la acción ciudadana y la libertad de expresión quedan ahora laminadas por la interpretación restrictiva de quienes deberían ser sus garantes".

También ha señalado que "el grave error de la política española", ha sido "trasladar a los jueces lo que era decisión de su Parlamento".