El Tribunal Constitucional tiene previsto tramitar por la vía ordinaria la demanda de amparo interpuesta el pasado jueves por los nietos de Francisco Franco contra la sentencia del Tribunal Supremo que avaló la exhumación de los restos del exjefe del Estado de la basílica del Valle de los Caídos.

Noticias relacionadas

El presidente del TC, Juan José González Rivas, ha dado instrucciones para dar a ese recurso la tramitación habitual, consistente en recabar un informe técnico del cuerpo de letrados sobre su admisibilidad.

Fuentes del tribunal aseguran que el Constitucional no tiene intención de obstaculizar la ejecución de los acuerdos del Gobierno para llevar a cabo el traslado de los restos de Franco desde el Valle de los Caídos al cementerio de El Pardo (Madrid), lo que convierte en muy improbable la adopción de la medida cautelarísima pedida por los recurrrentes en orden a paralizar esos acuerdos y el cumplimiento del fallo del Tribunal Supremo que el pasado 30 de septiembre avaló de forma rotunda la actuación del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

La medidas cautelarísimas, que se adoptan solo a la vista del escrito del demandante y sin oír a las partes implicadas, son excepcionales en el TC. En este caso, además, se oponen a ellas las decisiones unánimes tomadas por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo, que no sólo ha establecido la legalidad del acuerdo del Gobierno sino que también ha levantado las suspensiones cautelares que había acordado en los tres procedimientos pendientes, iniciados a instancias de la Fundación Francisco Franco, de la comunidad benedictina de la basílica y de la Asociación de Amigos del Valle de los Caídos.

De otro lado, la familia Franco no ha interpuesto un incidente de nulidad contra la sentencia del Supremo. Más aún, lo sigue considerando un proceso abierto, porque ha recurrido la providencia emitida el pasado jueves por la Sala de lo Contencioso-Administrativo en la que declaró que el fallo del 30 de septiembre "es, por sí mismo, título bastante" para acceder a la basílica y llevar a cabo la exhumación. Todo ello puede abonar la tesis de que su demanda de amparo es prematura.

La demanda

En su recurso de amparo, los nietos de Franco piden al TC que se plantee una cuestión interna de inconstitucionalidad contra la reforma de la Ley de Memoria Histórica que estableció que no pueden permanecer en el Valle de los Caídos los restos de ninguna persona que no haya fallecido como consecuencia de la Guerra Civil. A su parecer, se trata de una disposición de carácter singular o de caso único, lo que infringiría el principio de igualdad ante la ley reconocido en el artículo 14 de la Constitución.

También denuncia la vulneración del derecho a la igualdad argumentando que , transcurrido más de un año desde la iniciación de los trámites para la exhumación de los restos de Franco, el Gobierno no ha iniciado ningún otro expediente para sacar a las otras 192 personas que se encuentran en la misma situación por no haber sido víctimas mortales de la Guerra Civil.

Asimismo, se alega que la negativa a permitir la inhumación de los restos mortales de Franco en la sepultura propiedad de la familia en la cripta de la Catedral de la Almudena vulnera el derecho fundamental a la intimidad personal y familiar.