El presidente del tribunal del Jurado que juzgará a José Enrique Abuin, 'el Chicle', por el asesinato de Diana Quer, ha prohibido a todos los medios de comunicación la difusión, "en su totalidad o en fragmentos", del vídeo en que se grabó en su día la reconstrucción del crimen, en el que aparece el acusado en el lugar donde la joven perdió la vida.

Noticias relacionadas

El magistrado Ángel Pantín ha aceptado, así, la petición de Juan Carlos Quer, padre de la asesinada, que se había opuesto públicamente a la difusión de esa prueba judicial, anunciada por Telecinco. La madre de Diana, en cambio, apoyaba la divulgación. El fiscal respaldó la posición del padre.

En una resolución conocida este martes, el presidente del tribunal argumenta que la restricción de la publicidad de esta diligencia está justificada para preservar la imparcialidad de los candidatos a jurado.

Protección del jurado

“La eventual exposición prematura de los candidatos a contenidos que no deberían conocer hasta el acto del juicio supone un riesgo para su imparcialidad y carencia de prejuicios”, destaca el presidente del tribunal del Jurado.

El juez destaca “el peligro que deriva de este contacto anticipado con un elemento del material probatorio se agudiza al brindarse el conocimiento de la prueba fuera del ámbito garantista del plenario”.

El magistrado hace referencia a la “eventual, y no improbable, difusión segmentada y no íntegra de la prueba y su eventual y no improbable presentación en un entorno de comentarios, explicaciones o valoraciones, expresas o implícitas, que pueden afectar negativamente a las condiciones para el debido desarrollo de la función atribuida legalmente a los jurados”.

Al estimar el argumento expuesto, el magistrado entiende que ya resulta innecesario aclarar qué partes del vídeo afectan a la dignidad o intimidad de las víctimas. Se refiere, en concreto, a la recreación del suceso con un maniquí, “que hace que las imágenes resulten en determinados momentos de cierta crudeza y penosidad”, lo que, en opinión del juez, ya justificaría “una restricción de su publicidad masiva e indiscriminada”.