Los jueces del caso Tándem o caso Villarejo y la Fiscalía Anticorrupción esperan dar un buen impulso en el inicio del curso a la causa que tiene como principal investigado al comisario jubilado José Manuel Villarejo y que acumula ya 13 piezas en el Juzgado Central de Instrucción número 6.

Noticias relacionadas

El mes arranca plagado de citaciones. Éste es el calendario de declaraciones previstas:

5 de septiembre, 'pieza Iron'

Tres funcionarios de policía, un técnico del Ministerio de Hacienda y un trabajador del BBVA tendrán que explicar al juez por qué facilitaron datos confidenciales, según sostiene la Fiscalía, a la empresa Cenyt de José Manuel Villarejo sobre los fundadores del despacho de abogados Balder IP Law, competencia del despacho Herrero & Asociados. Los dueños de éste último contrataron los servicios privados de Villarejo para conocer los pasos del nuevo equipo jurídico que resultó de una escisión de su empresa y de los que sospechaban que "se habían llevado de forma ilegítima la información de las bases de datos de su despacho, principalmente de sus clientes a los que estarían intentando captar", según el sumario de la causa. Un encargo por el que el comisario entonces en activo y su socio Rafael Redondo facturaron más de 600.000 euros. 

Un informe policial de septiembre de 2018 determinó, según recoge la Fiscalía en un documento remitido al juez el pasado 12 de agosto, que el funcionario de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria Antonio Chaparro Luque fue la "única persona que accedió y pudiera haber aportado dicha información reservada a Enrique García Castaño (exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo de la Policía Nacional investigado en otras piezas de la causa) y éste posteriormente a José Manuel Villarejo". Anticorrupción pidió que ambos declararan como investigados por presuntos delitos de cohecho, descubrimiento y revelación de secretos y están citados el próximo jueves, 5 de septiembre. 

También el mismo día está previsto que comparezcan en el juzgado el funcionario de policía Manuel Novoa y el trabajador del BBVA César Bilbao Delgado por facilitar información confidencial a Villarejo y sus colaboradores. En el segundo caso, fue el propio banco quien aportó un informe al juzgado que concluía que el trabajador había realizado consultas sobre datos confidenciales de los miembros de Balder IP Law. Los afectados declararán el próximo 26 de septiembre. 

11 de septiembre, 'pieza Zotano'

También por hurgar en la vida privada del empresario marbellí Felipe Gómez Zotano de cara a una presunta extorsión están investigados en la pieza número 8 del caso Tándem Villarejo, Redondo, el abogado David Macías que trabajaba para él y los policías Antonio Bonilla, Constancio Riaño, José María Serrano Ydígoras y Juan José Díaz-Álvarez. 

Según los informes de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía, Villarejo y su socio trabajaban para Marzena Katarzina Nikiel, que se sintió estafada en la compraventa de una vivienda al empreasario marbellí. De cara a presentar una querella contra él, elaboraron un informe preprocesal para el que consiguieron información confidencial suya, de sus familiares y de sus cuentas bancarias con ayuda de los funcionarios que están citados a declarar el próximo 23 de septiembre. Villarejo, Redondo y la mujer polaca que les contrató declararán antes por estos hechos también como investigados, el próximo 11 de septiembre. 

El empresario afectado contará su versión de los hechos al juez tres días antes, el 20 de septiembre. 

Secreto de la pieza BBVA

Precisamente para esas fechas, el 24 de septiembre, volverán al juzgado los investigados en la pieza BBVA del caso, en la que se investiga los trabajos de Villarejo para el banco durante más de 10 años que presuntamente incluyeron el espionaje a políticos y empresarios de primer grado durante el intento del asalto de los miembros de Sacyr al consejo de administración de la entidad entonces presidida por Francisco González. 

Dicha pieza continúa aún bajo secreto sumarial y se espera que el juez Manuel García-Castellón o el de refuerzo, Alejandro Abascal, que también ha dictado algunos autos de la causa este verano, lo levanten de cara a las citaciones para que los investigados conozcan el sumario y declaren en consecuencia. 

Explicaciones de Corinna Larsen

Paralelamente, miembros de la Fiscalía Anticorrupción se desplazarán a Londres para tomar declaración como testigo a Corinna Larsen, la amiga íntima del rey emérito, sobre sus revelaciones sobre las comisiones ilegales de hasta 80 millones de euros que empresarios españoles pudieron cobrar en la adjudicación del AVE a la Meca y de las que también se habría beneficiado Juan Carlos I. 

El rey emérito no está investigado por estos hechos por su inviolabilidad, pero Anticorrupción quiere avanzar en las posibles responsabilidades penales de otras personas sobre estos hechos que salieron a la luz en las denominadas 'cintas de Corinna' avanzadas por EL ESPAÑOL que recogen una larga conversación entre la empresaria alemana y el comisario Villarejo en un hotel de Londres. Para ello, según avanzó este fin de semana Europa Press, miembros de la Fiscalía Anticorrupción se desplazarán a Londres y le tomarán declaración.