El juez de la Audiencia Nacional, José Luis Calama, ya ha abierto una investigación sobre los homenajes a expresos de ETA denunciados por la Delegación del Gobierno del País Vasco y las asociaciones de víctimas del terrorismo AVT y Covite este fin de semana, por si son constitutivos de delitos de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas

Noticias relacionadas

Calama ha solicitado a la Fiscalía que elabore un informe sobre los actos de recibimiento que se celebraron el fin de semana en las localidades guipuzcoanas de Hernani y Oñate. El sábado, el exnúmero dos de ETA José Javier Zabaleta Elosegui 'Baldo', que cumplió 29 años de condena en la cárcel de Zuera, fue recibido con ikurriñas y cánticos en Hernani, mientras que el domingo el homenajeado en Oñate fue Xabier Oñate, condenado por el secuestro de José Ortega Lara y que cumplió 22 años de prisión. 

En un auto adelantado por Europa Press, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 ha pedido a la Fiscalía que informe sobre si "procede aceptar la competencia y las diligencias que habría que practicar". 

Responsabilidad de los ayuntamientos

Una de las asociaciones de víctimas denunciantes, Covite, solicitó en su denuncia a la Audiencia Nacional que "indague acerca de la responsabilidad de los ayuntamientos de Hernani y de Oñate, gobernados ambos por EH Bildu, en la cesión de los espacios públicos para las celebraciones de los homenajes".

Después de conocerse los homenajes, fuentes del Ejecutivo los calificaron de "inadmisibles", pues el recibimiento de los presos etarras por parte de sus familias no puede convertirse en ningún caso en homenajes públicos en el que se hace un reconocimiento del preso y se legitiman sus crímenes, afirmaron. Por eso pusieron los hechos en conocimiento del Ministerio Público, que no ha actuado hasta el momento porque, dado que la AVT había también denunció, el asunto se encontraba ya judicializado.