Carmen Lucas-Torres Daniel Ramírez

Ciudadanos presentará una denuncia ante la Fiscalía de Madrid por los ataques contra sus representantes y militantes en la manifestación del Orgullo gay el pasado fin de semana en Madrid.

Noticias relacionadas

Según ha podido saber EL ESPAÑOL, el partido político ultima una denuncia por los presuntos delitos de odio, amenazas e injurias. Los representantes de Ciudadanos, insultados y abucheados, tuvieron que ser escoltados por la Policía para abandonar la concentración.

Los de Rivera facilitarán al Ministerio Público las imágenes que "prueban la situación vivida", tanto fotografías como vídeos, y solicitará que se practiquen las diligencias necesarias para identificar a los autores de los presuntos delitos.

Rivera, además, exige la dimisión del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. También su comparecencia en el Congreso. A ojos de los liberales, este responsable político les colocó "en la diana" y "alimentó el odio" contra ellos. "¡Justo quien debe garantizar la seguridad de todos!", criticó Arrimadas en rueda de prensa.

El PSOE, posteriormente, cerró filas y apoyó a Marlaska frente a las críticas de Ciudadanos. El ministro acusó a Rivera de querer instrumentalizar el Orgullo para "lavar sus pactos con Vox".

"A Marlaska, durante mucho tiempo, le acosaron los batasunos. Yo lo condenaba y lo seguiré condenando. La diferencia es que ellos no lo hacen cuando nos ocurre a los de Ciudadanos", concibe Rivera.

Con la vista puesta en el año que viene, Rivera insiste en que "volverán a ir al Orgullo el año que viene a pesar de Sánchez, Marlaska y los agresores": "La libertad hay que defenderla para uno mismo, pero también para los demás".

Sobre el informe policial publicado por El País y que aporta una versión diametralmente opuesta a la de Ciudadanos, Rivera afirma: "Una imagen vale más que mil palabras. Que juzgue la gente. Vamos con pruebas a la Fiscalía. Gracias a la Policía se evitaron males mayores".