El abogado de Vox Javier Ortega Smith ha invocado este martes a "la inmensa mayoría de los españoles" para pedir al Tribunal Supremo que imponga a los acusados del 'procés' una condena "acorde con la gravedad de los delitos".

"Esta acción popular confía, como la inmensa mayoría de los españoles, en que habrá justicia. Y no la habrá si no se dictan penas acordes con la gravedad de los delitos, los mayores que pueden cometerse en un ordenamiento constitucional", ha dicho Ortega, que, junto a Pedro Fernández, ha realizado su informe final como acusación popular.

Para Ortega, las penas que el alto tribunal debería imponer "habrán de cumplir la doble finalidad de castigo y de disuasión para que nunca más nadie se atreva a atentar contra el ordenamiento constitucional. Y quien habrá triunfado será la Justicia, el Estado de Derecho, la democracia y la soberanía nacional que corresponde a la totalidad del pueblo español".

Ortega ha defendido que esa condena debe incluir el delito de organización criminal. La Fiscalía no incluye este cargo, que considera ínsito en el delito de rebelión. La Sala, ya en el trámite de cuestiones previas, advirtió de la dificultad técnico-jurídica de esta acusación, en la que, sin embargo, los letrados de Vox insisten.

Según Ortega Smith, el plan independentista fue ejecutado por una organización criminal en la que había tres patas: el Govern que se encargaba del plano "operativo", el Parlament para la creación de un "marco legal paralelo" y asociaciones civiles, que mantenían la movilización ciudadana.

Formaban una "organización heterogénea y compleja dirigida a romper la organización política del Estado, la Constitución, el Estatuto de Cataluña y la unidad de la nación" y que mantuvo "una unidad de acción y de propósito" a través de actuaciones "perfectamente planificadas".

Para ello, según Ortega Smith, se diseñaron varias "estrategias" como las leyes de desconexión y la creación de las estructuras de estado, y hubo un reparto de tareas para conseguir los fines secesionistas.

Fue "el más sofisticado y novedoso proceso golpista que se ha llevado a cabo contra el Estado de Derecho en una sociedad moderna", dijo, por su parte, Pedro Fernández. Por eso, añadió, no es posible su comparación con los golpes de Estado que se han producido en el pasado.

La intervención de Vox incluyó un recuerdo de "la valentía de personas que hoy no están entre nosotros y que tendrán en la historia judicial de España el reconocimiento y gratitud que merecen": el juez Juan Antonio Ramirez, el fiscal superior de Cataluña José María Romero de Tejada y el fiscal general José Manuel Maza. Los tres fallecieron durante la tramitación de esta causa.