Enrique Álvarez Conde acude a declarar al juzgado

Enrique Álvarez Conde acude a declarar al juzgado Paolo Aguilar Agencia EFE

Tribunales

El director del máster de Cifuentes se niega a declarar "hasta que el caso pase al Supremo"

  • Enrique Álvarez Conde presenta un escrito a la juez en el que dice que quiere colaborar pero no lo hace a la espera de que la investigación de Casado pase al Supremo
  • Un profesor declara que su firma fue falsificada y utilizada para calificar hasta a 20 alumnos sin su consentimiento.

Enrique Álvarez Conde, el director del master de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos que la expresidenta de Madrid, Cristina Cifuentes, pudo obtener sin haberlo cursado, se ha negado a declarar ante la jueza que investiga el caso.

Álvarez Conde estaba citado a declarar como investigado este lunes. Su declaración era una de las más importantes de la causa puesto que él es el director del instituto donde se impartía el posgrado de Cifuentes por el que está investigada por falsificación y cohecho impropio. En dicho Instituto de Derecho Público también obtuvo su master el candidato a liderar el Partido Popular, Pablo Casado. Sobre estos estudios, la jueza también ha pedido información a la universidad pública y solicitó al Congreso de los Diputados que informe sobre la condición de aforado del político para, en su caso, elevar al Tribunal Supremo la investigación sobre sus estudios.

Sin embargo, Álvarez Conde se ha negado a contestar a las preguntas de los abogados personados en la causa ante la juez Carmen Rodríguez-Medel por falta de "garantías". Ha presentado un escrito en el que manifiesta sus razones para no prestar declaración este lunes.  En dicho escrito, segura "querer colaborar con la Justicia" para esclarecer el caso pero dice que no conoce todas las razones por las que está investigado, que no hay garantías suficientes para su defensa y que, dado que la juez ha pedido al Congreso de los Diputados que informe sobre la condición de aforado de Casado, la investigación podría pasar al Supremo y una declaración previa a ese paso podría perjudicarle, pues debería volver a declarar más adelante.

En este sentido, afirma que esperará a que se resuelvan los recursos presentados tanto por Cristina Cifuentes como por él mismo para hacer nuevas declaraciones.

Si parte de la investigación se traslada finalmente al Supremo, no está tan claro que todas las piezas que investiga la jueza de instrucción sean trasladadas allí. Sin embargo, esa también fue la razón que Cifuentes expuso el viernes pasado en un el recurso que presentó para evitar declarar este martes, cuando también está citada como investigada.

Una juez pide información sobre Pablo Casado por el ‘caso Máster’ de la URJC

Un profesor se desdice

Además de Álvarez Conde, este lunes también declaraban como investigados en el juzgado de instrucción número 51 de Madrid los profesores del máster de Derecho Público Susana Galera y Rodrigo Martín. Este último ha afirmado que, a pesar de que en los soportes informáticos de la Universidad aparecía como si hubiera calificado a 20 alumnos, él recuerda haber calificado solo a 10, por lo que sus datos pudieron ser utilizados y falsificados, también en el caso de Cristina Cifuentes.

Martín hizo unas declaraciones a la Cadena Ser en las que afirmaba haber visto a Cristina Cifuentes asistir a clase. Preguntado por ellas a la salida de su declaración, ha dicho que "no se ratifica en tales declaraciones".

López de los Mozos vuelve a denunciar presiones 

Las profesoras Alicia López de los Mozos y Cecilia Rosado también estaban citadas a declarar este lunes. La segunda se ha acogido a su derecho a no declarar, y la primera se ha ratificado en su primera declaración, en la que reconoció haber calificado a alumnos que no hicieron el master y ha vuelto a denunciar que recibió presiones del entorno de Enrique Álvarez Conde para que participara en la presunta ocultación de la falsificación del master de la expresidenta madrileña.

Rosado ha apuntado en esta ocasión hacia Cecilia Rosado, la profesora que habría falsificado su firma. Según ha explicado ante la jueza, se sintió desplazada por el grupo de profesores cercanos a Álvarez Conde cuando les dijo que estaba dispuesta a contar la verdad al saltar el escándalo. Según De los Mozos, Rosado le habría amenazado con contar que ella también se prestó a que su firma se falsificara para ocultar que Cifuentes no había realizado el master.