La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha avanzado este jueves su intención de eliminar los tres días de reflexión obligatorios antes de proceder a una interrupción voluntaria del embarazo (IVE) y promocionar los métodos anticonceptivos masculinos en la futura reforma de la ley de aborto.

Lo ha anunciado durante la inauguración de los conversatorios sobre salud sexual y reproductiva organizados por el Instituto de las Mujeres, en la que ha asegurado que "España está preparada para despenalizar definitivamente el aborto", por lo que el Ministerio de Igualdad se "va a volcar" en los próximos meses en impulsar la reforma de la ley orgánica 2/2010 sobre salud sexual y reproductiva.

En esta modificación, además de eliminar los tres días de reflexión obligatoria, Montero ha señalado que se garantizará que las clínicas acreditadas para la interrupción del embarazo y sus entornos serán lugares seguros para las mujeres y sanitarios, por lo que se penalizará el acoso que se realice en ellas.

Objeción de conciencia 

Noticias relacionadas

La futura ley garantizará que cualquier mujer pueda ejercer su derecho a interrumpir el embarazo en un hospital público, cercano a su domicilio y elegir el método y se regulará la objeción de conciencia de los médicos porque "porque ese derecho no puede estar por encima del derecho de las mujeres a decidir sobre sus propios cuerpos".

En su intervención, ha reconocido que el texto aprobado sobre esta materia en 2010 fue "un avance significativo" para la sociedad española, aunque cree que ahora "han surgido nuevas necesidades".

Además, ha criticado las "barreras" que "de la mano del PP" se incluyeron en la ley en 2015, con la "obligación de las mujeres de 16 a 18 años" de "contar con el consentimiento expreso" de ambos progenitores o tutores para llevar a cabo la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

La titular de Igualdad ha apuntado que "la Ley del aborto necesita una reforma" para "eliminar los tres días de reflexión" que son obligatorios para aquellas mujeres que hayan decidido realizar una IVE. Cree que es "importante" lanzar el mensaje de que "las decisiones de las mujeres no necesitan supervisión" ni "ser tuteladas".

Explotación reproductiva

Promocionar y potenciar el acceso a la anticoncepción masculina o tratar la violencia de la mujer dentro del ámbito reproductivo, son otras cuestiones que Montero ha señalado en su intervención. En este último punto ha incluido la necesidad de dar respuesta a la "explotación reproductiva", en referencia a la gestación subrogada.

"Creemos que todos estos aspectos son fundamentales si queremos consolidar esta generación de derechos feministas", ha señalado Montero, en referencia al conjunto de medidas que ha impulsado su departamento en esta legislatura, como la Ley de 'solo sí es sí', las leyes Trans y LGTBI y el Plan Corresponsables, según ha enumerado.

En este sentido, ha señalado que esta reforma, en la que ya se está trabajando, recibirá "un impulso" en "próximos meses" para que sea "una realidad cuanto antes" y que "en esta legislatura", la garantía de los derechos sobre la salud sexual y reproductiva se una a los derechos relativos a la libertad sexual y de colectivo trans y LGTBI ya abordados por Igualdad.