El ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, ha cerrado la puerta a la autodeterminación y la amnistía a los presos del procés y ha puesto sobre la mesa la posibilidad de un nuevo Estatut para Cataluña que sea votado en referéndum. Además, prevé que los indultos lleguen antes del 1 de agosto. 

Noticias relacionadas

"Me gustaría un acuerdo sobre un autogobierno más sólido y una financiación más justa que tome la forma de Estatut", ha afirmado Iceta, que recuerda que desde 2014 "no se ha vuelto a revisar". "En financiación algo se puede mejorar", ha reconocido en una entrevista en RAC1.

Iceta, que cree que "es mejor votar un acuerdo que una ruptura", ha explicado que lo primero que haría en Cataluña es "un catálogo de todos los problemas que nos han llevado hasta aquí" y analizar los elementos que han causado "insatisfacción". Una vez diagnosticados propone la resolución y "aproximación" a estas cuestiones, un trabajo, reconoce "que no hemos hecho y hay que hacer con paciencia". Como horizonte: un referéndum "de un nuevo acuerdo de Gobierno, de un nuevo Estatut".

"Acuerdo parlamentario"

Ese acuerdo, que se materializaría en un nuevo Estatut, debería lograrse a través de un "acuerdo parlamentario" que culmine en un referéndum sobre esta cuestión rechazando de plano un "referéndum binario y simple" de permanecer o no en España. En este sentido, Iceta opina que este tipo de consultas "tienen muchos más riesgos y no tienen garantías de resolver mejor las cosas que los referéndum sobre un acuerdo que se ha trabajado en las instituciones parlamentarias". 

Iceta, que ve "imposible" la ruptura con Cataluña y "no deseable" la situación actual, considera que el "inmovilismo" no es la vía a seguir y que la solución al conflicto con Cataluña, además de los indultos, debería pasar por un autogobierno más sólido, una financiación más justa y una estabilidad en las instituciones. "Hay que dar soluciones y sé que no será algo mágico", ha dicho para reconocer la necesidad de ser "muy prudente" con esta cuestión. 

Indultos

En relación a los indultos, Iceta prevé que lleguen antes del 1 de agosto. "Pueden ser en cualquier momento, pero creo que serán antes de irnos de vacaciones. Esto depende del presidente. Los políticos, hasta el primero de agosto, no terminamos. Ayer hubo declaraciones de la vicepresidenta del Gobierno diciendo que pueden llegar en pocas semanas. Lo tenemos a tocar", ha subrayado. 

Preguntado sobre si descarta que puedan aprobarse en el Consejo de Ministros de este martes, Iceta ha constatado que el orden del día de esta reunión se aprobó el jueves, y los indultos no estaban: "También es verdad que, en el último momento, se puede llevar algo en mano. Y normalmente quién lleva cosas en manos es el presidente o la vicepresidencia. No se puede descartar, pero no está previsto".

Sobre la mesa diálogo, que no tiene fecha para una nueva reunión, Iceta ha sido claro al asegurar que no se acordará nada relacionado con la aministía a los presos y la autodeterminación. "Se puede hablar de todo pero no se puede acordar todo", ha opinado. "La inmunidad judicial no es posible", ha continuado para explicar que la amnistía "es una figura muy pensada en momentos de cambios de régimen y este no es el caso". Eso sí, se ha mostrado abierto a "escuchar todo" aunque eso no significa que se acepte todo. "La gracia es encontrar puntos en común", ha añadido. 

"El Rey no opina" 

24 horas después de la manifestación de Colón, Iceta ha cuestionado las declaraciones de Isabel Díaz Ayuso sobre el Rey y ha pedido al líder del PP, Pablo Casado, desmarcarse de ellas tras preguntar Ayuso al Gobierno si "va a hacer cómplice al Rey", que tendrá que firmar los indultos, una "acción ilegal".

"(Estas declaraciones) pueden dañar y erosionar la figura del Rey. Sería bueno que Casado dijera que esto no representa la posición de su partido", ha apuntado. 
Para Iceta, el intento de Ayuso de "involucrar a la Corona en el lío" organizado por la derecha y la extrema derecha contra los indultos es una exhibición de "mala fe o desconocimiento de lo que es una monarquía constitucional".

"Al Rey no le corresponde opinar y su firma en cualquier documento oficial no implica su opinión personal, sino sencillamente su función de sancionar lo que proponen las cámaras o el poder ejecutivo", ha subrayado.

Puigdemont

Sobre si hay que buscar una solución para que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y el resto de los huidos de la justicia española puedan volver a España, Iceta ha defendido que no puede haber una solución individual para cada uno, y que lo que quiere es que se presente "frente a un tribunal para dar cuenta" de sus acciones.

Pese a señalar que la reforma del delito de sedición del Código Penal puede beneficiarles, ha dejado claro que todo ello no les ahorraría un juicio: "Si vuelven a España tendrán que afrontar sus responsabilidades ante la justicia".