Alicante

La renuncia a postularse para la reelección de la presidenta del PP en la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig, deja el camino libre al presidente provincial del PP de Alicante y de la Diputación, Carlos Mazón, para aspirar al cargo. Si lo logra, será también el candidato en las próximas elecciones autonómicas frente al socialista Ximo Puig.

Noticias relacionadas

Mazón cuenta con el respaldo de Génova para dar el salto orgánico e institucional a la política autonómica. También, con el de todo el PP de la provincia, al que ha pacificado después de 16 años de luchas internas entre zaplanistas y campistas. No en vano, ganó su congreso del pasado mes de julio con el 98% de los votos.

El alicantino es, en la actualidad, el cargo institucional más importante del PP en la Comunidad Valenciana y quien más oposición está haciendo al tripartito de izquierdas liderado por Ximo Puig y Mónica Oltra. Para ello cuenta con el apoyo de Ciudadanos en la Diputación de Alicante, la única no gobernada por la izquierda.

De hecho, no ha dudado en alzar la voz frente a la Generalitat en asuntos como el trasvase del Tajo al Segura, la libertad de los padres para la elección de la lengua vehicular en la que estudien sus hijos, el rechazo de los aranceles a la industria tradicional y agroalimentaria, o la oposición frontal de trabajadores, todos los sindicatos, asociaciones y ayuntamientos a la reversión del hospital de Torrevieja.

Sin rival

A falta de que el próximo jueves se convoque la Junta Directiva del PP-Comunidad Valenciana que convoque el Congreso Regional del partido, frente a Mazón no hay nadie. Al menos nadie con entidad suficiente como para hacere sombra.

El apoyo directo de Pablo Casado y Teodoro García Egea para convertirle en candidato a presidir la Diputación tras ser elegido concejal en la lista que encabezó el hoy alcalde de Alicante Luis Barcala, sigue vigente. Y los resultados de los populares en las autonómicas de Madrid que se celebran hoy, no harán sino reforzar esa posición en la Comunidad Valenciana.

Hace dos semanas, el alcalde de Ayora (Valencia), José Vicente Anaya, anunció su intención de presentarse al cónclave regional. Pero su cargo de coordinador general de la provincia de Valencia (número tres de la formación en la escala provincial) tiene más peso por nombre que su propia trayectoria en el partido.

Anaya, hasta ahora afín a la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, se ha distanciado de ésta para echarse en brazos del expresidente Francisco Camps y de quienes piensan que fue injustamente tratado al igual que Rita Barberá

Todas las fuentes consultadas coinciden en que la estrategia de Anaya pasa por servir a los intereses de Camps de postularse como candidato a la Alcaldía de Valencia.

Mazón, como presidente del PP de la provincia de Alicante, publicó ayer un comunicado en el que agradecía a Isabel Bonig su “enorme labor y dedicación todo este tiempo”. Mazón aseguraba que la todavía presidenta del PP regional “ha hecho un trabajo ejemplar para todo el partido” y ha agradecía su confianza y su trato.

El actual presidente provincial del PP ha sabido atraerse a gran parte del grupo parlamentario afín a Bonig, lo que hará más fácil el proceso de transición durante los próximos meses.