Alberto D. Prieto Brais Cedeira

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha recibido un sobre con una navaja ensangrentada, según han confirmado fuentes gubernamentales a EL ESPAÑOL. La carta llegó al Ministerio el pasado viernes por la tarde y este lunes ha sido abierta por la secretaria de Maroto, que avisó al jefe de seguridad, ha dicho Maroto, que ha explicado que la navaja iba "camuflada".

Noticias relacionadas

Maroto, que aspira a ser vicepresidenta económica de Ángel Gabilondo, candidato del PSOE a las elecciones autonómicas madrileñas del 4-M, ya ha denunciado al remitente de la carta y ha señalado que se van a adoptar las medidas oportunas para que esa persona dé su versión sobre el porqué de la misiva.

Fuentes del Ministerio de Industria han confirmado los hechos a este periódico, así como un portavoz oficial de la cartera de Interior. En el momento de la recepción del envío en la sede del Ministerio, la ministra Maroto se encontraba en Parla, reunida con el alcalde, y fue informada por teléfono.

El departamento de Fernando Grande-Marlaska ha ordenado abrir una investigación sobre los hechos, similar a las ya puestas en marcha el jueves pasado tras las amenazas con balas dentro de sendos sobres al propio Marlaska, a la directora de la Guardia Civil, María Gámez, y al candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias.

Respecto a si puede haber coincidencia entre la autoría de esta carta y las anteriores, Maroto ha dicho en la Ser que la misiva "es un poco distinta" porque sí tiene remitente. La ministra ha pedido dejar que la investigación avance para averiguar si el remitente que consta en el sobre es realmente la persona responsable de la amenaza.

Tras ser informada del envío amenazante, Maroto agradecía desde su cuenta de Twitter "todas las muestras de apoyo" recibidas y ha reconfirmado su empeño de trabajar por la victoria de la izquierda en las elecciones autonómicas madrileñas, "en un día que refuerza mi voluntad de trabajar por un futuro mejor".

Un portavoz oficial de Correos no aporta información sobre las circunstancias en que se ha detectado el envío ni cómo ha sido posible que pasara todos los filtros de seguridad. Las fuentes de la empresa pública se limitan a asegurar que Correos está colaborando con la investigación que está llevando a cabo la Policía. Toda la información de la que dispone la compañía, afirman, se está poniendo a disposición de dicha investigación.

El sobre que contenía una navaja ensangrentada, remitido al Ministerio de Industria a nombre de Reyes Maroto. E.E.

Fuentes policiales sí confirman a este diario que la navaja recibida en el Ministerio a nombre de la ministra de Industria es abatible, con el mango de madera y, efectivamente, "presenta diversas manchas de color rojo en su hoja que están siendo analizadas para comprobar si se trata de pintura, sangre de una persona o de algún animal".

Los datos que figuran en la parte exterior del sobre indican que éste fue enviado desde la localidad madrileña de El Escorial, según parece, el pasado miércoles 21 de abril. Es decir, un día antes de que se denunciaran las primeras cartas amenazantes a Marlaska, Iglesias y Gámez.

La ministra de Industria, Reyes Maroto, junto al alcalde de Parla, Ramón Jurado. MºIndustria

Los investigadores se centran en analizar ahora las circunstancias del envío del paquete desde ese lugar, utilizando el sello marcado en las oficinas de Correos, para tratar de esclarecer todas las circunstancias, y cómo esta misiva también ha pasado los filtros de seguridad.

Maroto se ha mostrado sorprendida y ha asegurado que no había sido previamente amenazada porque, según ha dicho, es una ministra "dialogante", que trabaja en la búsqueda el consenso, no suele crispar y no ha tenido nunca sensación de inseguridad.

La posible vicepresidenta económica en un eventual gobierno de Gabilondo ha subrayado el clima de crispación que se está viviendo "no sólo durante la campaña electoral" de Madrid, sino "desde hace ya meses" en el Congreso, en los parlamentos autonómicos y en la calle y ha considerado que con este tipo de amenazas "todos perdemos".

Un CD para ocultar la navaja

Por su parte, fuentes del entorno de la ministra Maroto confirman que la carta ha llegado a la sede del Ministerio este lunes por la mañana "con una navaja de tamaño medio con marcas rojas que la policía está analizando si es sangre o pintura". 

Esta es la navaja ensangrentada enviada a la ministra Reyes Maroto a la sede del Ministerio. E.E.

Según estas mismas fuentes, "para eludir el control de seguridad, el sobre incluía también un CD que evitaba que la navaja apareciera en el escáner".

Como en los envíos amenazantes de la semana pasada, el sobre era acolchado y de tamaño folio. En su interior, había junto con la navaja y el CD, "un montón de folios grapados con copias ampliadas de mensajes de WhatsApp y de Twitter, además de un folio manuscrito con palabras sueltas y frases" que las fuentes no han podido detallar.

Iglesias, Marlaska y Gámez

El día 22 de abril, tanto el titular del Interior como el exvicepresidente segundo y candidato de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, y la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, recibieron sendas cartas con cartuchos de bala en su interior.

Los sindicatos mayoritarios de la compañía pública de envíos -UGT y CCOO- mandaron una carta este fin de semana al presidente de la compañía, Juan Manuel Serrano, reclamándole información por la "falta de detección de estos envíos por los mecanismos de seguridad de que dispone Correos, antes de la entrega al destinatario y el peligro que ello conlleva para los trabajadores y clientes".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha condenado "rotundamente la grave amenaza recibida" por la ministra. Y se ha conjurado para "no permitir que el odio se apodere de la convivencia en España".

Pablo Casado, presidente del PP, también ha rechazado "cualquier amenaza o agresión" de las que se están produciendo en la campaña y ha insistido en que" hace falta recuperar la concordia" y dedicarse a los "debates importantes", que son "para los que les pagan".

También la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha expresado su rechazo a "estos incalificables últimos actos" que, asegura, "no tienen sentido en un país en libertad".

El propio Iglesias ha reaccionado inmediatamente en su cuenta de Twitter, solidarizándose con Maroto y calificando los hechos como "amenaza fascista".

Por su parte, el cabeza de lista socialistas en las elecciones del 4-M ha condenado los hechos: "Hay que condenar explícitamente cada caso", ha denunciado Gabilondo en un acto electoral que celebraba en la sede del PSOE en Ferraz, acompañado de Adriana Lastra, vicesecretaria general del partido y portavoz parlamentaria.

Gabilondo ha comparado estos hechos, "cada caso", en referencia a las amenazas a Marlaska, Iglesias y Gámez, con los asesinatos de ETA.

"Que lo condenen todos los que se dicen demócratas, y que lo hagan ahora mismo". Según el candidato socialista, "esto no es un paripé, es una realidad, todos ponemos nuestra vida al servicio de un proyecto que está por encima de nosotros mismos, que es la libertad y la justicia en nuestra sociedad".

Por su parte, Lastra ha denunciado que amenazas como la que ha recibido la ministra de Industria se producen por los "discurso de odio" como los de Vox, y ha avisado además al PP de que la "indiferencia es criminal". 

"A todo delito de odio lo precede un discurso de odio", ha afirmado la dirigente socialista, tras enterarse del incidente durante su intervención. "Desde aquí, al fascismo: No vais a pasar. Se acabó. Esto sí que va de democracia", ha sentenciado.

También ha reaccionado la vicepresidenta tercera del Gobierno y heredera del liderazgo morado en el Ejecutivo, Yolanda Díaz. La titular de Trabajo ha reclamado al PP que manifieste claramente su desvinculación con Vox, dado que ahora están "secuestrados" por una formación que "vulnera los derechos humanos" y carece de "programa de Gobierno".

Según Díaz, "Casado es un demócrata pero hay límites que son claros", ha subrayado en declaraciones a La Sexta, aludiendo a las amenazas recibidas por Maroto y la reacción de Iglesias contra Vox por dudar de la veracidad de las cartas.

La vicepresidenta tercera opina que Díaz Ayuso "tiene razón" al comentar que la izquierda lo está pasando mal en esta campaña regional, dado que los "amenazados" son precisamente dirigentes de este espectro político, por lo que no caben "bromas".

Cartas con balas

La carta amenazante que recibió Marlaska el jueves pasado decía textualmente: "Tienes 10 días para dimitir. El tiempo de reírte de nosotros se terminó. Policía Nacional. Guardia Civil. El tiempo lo tienes en contra para los taponazos". Dentro del sobre había dos cartuchos sin percutir del calibre 7,62 x 51. 

Iglesias, por su parte recibió otro envío similar al de Marlaska y al de Gámez, que llegó a dependencias del Ministerio del Interior y que contenía cuatro balas de Cetme. En ella amenazaba de muerte no sólo a Iglesias, también a su pareja, Irene Montero, y a sus padres. 

"Has dejado morir a nuestros padres y abuelos. Tu mujer, tus padres y tú estáis sentenciados a la pena capital. Tu tiempo se agota", decía la nota que había dentro del sobre.