La Moncloa convocó de manera urgente e improvisada, y el presidente salió puntual, a las 13.30 horas a las escalinatas de Moncloa, en una comparecencia "estrictamente presencial" por primera ante la prensa vez desde hace dos meses. Y aunque la excusa era un Consejo Europeo la realidad es que lo que quedó es la actualidad sobre la regularización fiscal del EméritoPedro Sánchez mostró su "rechazo rotundo por la conducta incívica" de Juan Carlos I "como la inmensa mayoría de la sociedad española".

Sánchez quiso comparecer ante los medios -no lo hacía desde el pasado 29 de diciembre- para culpar al PP del "incomprensible e injustificable bloqueo" en la renovación del Consejo General del Poder Judicial. Pero la actualidad mandaba y la última regularización fiscal del Rey Emérito, adelantada en exclusiva por EL ESPAÑOL, mandaba.

Sánchez recordó su toma de posición del pasado verano, cuando antes de la salida del Emérito de España dijo que sentía "perturbación e incomodidad por todas estas noticias referidas al anterior jefe del Estado". Pero que también subrayó entonces que aquí no se juzga a la institución, sino el comportamiento de una persona: "No se cuestiona a la Casa Real ni a la Corona, sino se muestran dudas y poner en cuestión a una persona".

Pero la clave de esta nueva regularización, "que merece reproche" por más de 4 millones de euros, fue lo siguiente: "Si alguien ha cometido irregularidades lo que debe hacer es repararlas. Y siento lo mismo que la inmensa mayoría de los españoles estos días a la vista de lo que se publica. Las conductas incívicas merecen rechazo de la ciudadanía y el mío".

E inmediatamente, salvó al Rey actual de todo el ruido social que acompaña esta noticia, alimentado por sus propios socios de Gobierno, Unidas Podemos: "Con la misma rotundidad digo que el actual jefe del Estado, Felipe VI, ha marcado un antes y un después en el buen uso de los recursos públicos, de la ejemplaridad y la transparencia. Y que tiene todo mi apoyo".

El presidente de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, acababa de criticar la "pasividad" de la Fiscalía y de Hacienda "que está garantizando la impunidad" de Juan Carlos. Pero para el presidente "no hay que cuestionar la profesionalidad y la autonomía de Hacienda o la Fiscalía".

El bloqueo del PP 

Tirando de sus acuerdos en el Consejo Europeo telemático celebrado este jueves y viernes y de "la unidad" de la Unión Europea, Sánchez reprochó el empeño de Pablo Casado -al que no nombró en su intervención, y al PP sólo una vez en las respuestas- "en dar pasos atrás, cuando se ha demostrado que se podía llegar a consensos".

El presidente mostró cierto hartazgo por este asunto, y sobre todo buscó un empeño tremendo en que todo el peso de la culpa por el bloqueo recayera sobre el Partido Popular. "Llevamos años de bloqueo, y siempre pasa cuando el PP está en la oposición".

Fuentes de Persidencia dicen no perder las esperanzas de acuerdo, pero confirman que no se espera para los próximos días. Y el presidente, como el miércoles en el Congreso, volvió a apelar a la unidad.

"Hemos conseguido la unidad en Europa, con los agentes sociales y por fin creíamos que podríamos ventilar con el aire fresco del acuerdo la renovación de las instituciones constitucionales", ha dicho. "Empezamos la semana con renovación y la acabamos en bloqueo... España merece una oposición que camine todos los días de la semana por la vía del diálogo y el acuerdo, esto no lo entiende nadie".

Sánchez negó que el lado del Gobierno haya planteado vetos, rechazó explicitar los nombres que el PP ha rechazado -Victoria Rosell y José Ricardo de Prada, como informó este periódico-, pero sugirió que no es previsible recuperar la reforma "congelada en el Congreso" del sistema de renovación del CGPJ.

Según Sánchez, el acuerdo "es la única victoria duradera en democracia". En su discurso, argumentó que para pactar "hace fata más coraje que para el enfrentamiento, porque hay que renunciar a algo y en la bronca no se juega uno nada".

Y ese es el precio que hay que pagar para que todos obtengamos victoria para la gobernabilidad de España, "aunque sea una victoria parcial para cada uno".

Si el acuerdo es siempre conveniente, es imprescindible tras un año de sufrimiento que deja a la sociedad exhausta. "Necesitamos el aceurdo para restañar cuanto antes las heridas de la pandemia y emprender cuanto antes  la reconstrucción".

La renovación del consejo de RTVE paecía abrir esta puerta. "Lo hemos renovado por consenso", un acuerdo que no se alcanzaba, recordó Sánchez, "desde hace 15 años". Quiso llamar la atención sobre un hecho: "Todas ñlas partes cedimos algo en nuestras posiciones iniciales, sin vetos, y así ha ganado el servicio público de la radiotelevisión española".

Pero necesitábamos dar muchos pasos más, "y por eso no se entiende el bloqueo del CGPJ y de otras instituciones". Dijo que el Gobierno ha dado todos los pasos, ha sido flexible, pero 24 horas despuçés del priemr pacto, "no se entiende el actual bloqueo, porque se ha demostrado que es posible acordar... ahora es menos justificado, menos comprensible":

El presidente recordó que quedan dos años sin elecciones y que "cuando se ha dado un paso adelante no tiene sentido dar un pas atrás". Sánchez reclamó que "la oposición recapacite, y esta vez de verdad rectifique". Porque según çél no se entendería otra cosa, "a la vista de que se ha llegado a un pacot posible sin vetos y cediendo todos".

El acuerdo siempre tiene que prevalecer sobre el bloqueo. Es una situación sin parangón en la historia de la humanidad.

Gobernar es complejo, y en coalición un poco más. Algunos de los proyectos de ley en los que estamos trabajando saldrán adelante. Estoy muy satisfecho por el trabajo que mantienen todos los miembros del Gobierno de coalición. Necesitamos estabilidad, trabajo de legislatura de cuatro años. Además la hoja de servicios del Gobierno es salud, empleo y protección social.

En salud hemos transferido 16.000 millones a las CCAA para la emergencia sanitaria, para que contraten personal y mantengan abiertos los centros educativos. En el empleo, los ERTE nos han permitido mantener vivo el tejido productivo. Y en el de la protección social, el IMV tiene que evolucionar, pero es un nuevo derecho que ampara a todos.