El Gobierno sigue empeñado en que los ya cinco días de bloqueo de Madrid, la "enorme magnitud de la afectación en todo el territorio" de la nevada y la caída de las temperaturas hasta niveles nunca vistos en décadas no es una "Emergencia de interés nacional". Y para ello, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, invoca un precepto inexistente de la ley 17/2015 del Sistema Nacional de Protección Civil: "La ley exige que las Comunidades Autónomas no tengan capacidad de gestión". 

Noticias relacionadas

Preguntado por este extremo a la salida del Consejo de Ministros, Marlaska admitió que él tiene "la posibilidad" de declarar la Emergencia de Interés Nacional, pero que "la propia ley exige una serie de requisitos muy relevantes, como que la emergencia sea casi en todo el territorio nacional o en un número importante de Comunidades Autónomas y que en ningún momento ellas que deben gestionar en condiciones ordinarias la Protección Civil, encuentren capacidad de gestión".

Es decir, que "el hecho de que se exija colaboración del Estado o activación de medios suplementarios no implica que tengamos que pasar a una fase de interés nacional". Pero fuentes de Protección Civil admitían a este periódico que "se ha gestionado también el apoyo de otras CCAA a Madrid. Es decir, se han dispuesto medios necesarios del Estado y otras regiones".

Algo que encaja en el 'Plan General de Emergencias del Estado' (Plegem), aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 15 de diciembre [consúltelo aquí en PDF] yy en la ley de Protección Civil.

El plan, aprobado el 15 de diciembre, no tiene ni un mes de vida. Y sin embargo, Marlaska no activó el siguiente nivel, el de Emergencia de Interés Nacional, pese a que el artículo 28) de la norma es muy claro. Según el texto legal, son emergencias de interés nacional las siguientes:

1. Las que requieran para la protección de personas y bienes la aplicación de la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, reguladora de los estados de alarma, excepción y sitio.

2. Aquellas en las que sea necesario prever la coordinación de Administraciones diversas porque afecten a varias Comunidades Autónomas y exijan una aportación de recursos a nivel supraautonómico.

3. Las que por sus dimensiones efectivas o previsibles requieran una dirección de carácter nacional.

"Estado de alarma"

El primer caso, como admitía Marlaska en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, sólo se ha invocado en una ocasión, "el pasado mes de marzo" cuando se decretó el primer estado de alarma por la pandemia de la Covid.

Es decir, cumpliendo el primero de los preceptos que marca la ley: "Entonces, el decreto de alarma establecía que el Ministerio del Interior sería la autoridad competente en Protección Civil". Según el ministro, aquél fue "otro tipo de emergencia, la que llamamos un multirriesgo de carácter difuso".

"Aportación supraautonómica"

El Gobierno reconoce que nos encontramos ante "la crisis meteorológica de mayor magnitud en 70 años". Y Marlaska admite que las "Comunidades de Madrid, Castilla-La Mancha y Aragón" han sido "especialmente afectadas", que la gestión de la nevada ha precisado de la participación de "la UME, todo el Sistema Nacional de Protección Civil, las Fuerzas Armadas la Dirección General de Carreteras, y hasta 48.000 agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional" y que, cinco días después, "seguimos en estado de alerta por el hielo".

Sin embargo, no invoca el segundo precepto de la ley, el que encaja en esa situación por "prever la coordinación de Administraciones diversas", por afectar "a varias Comunidades Autónomas" y por exigir "una aportación de recursos a nivel supraautonómico".

"Carácter nacional"

Todo esto lo explicaba el ministro del Interior en el turno de preguntas de la prensa, cuando se le planteaba la cuestión que EL ESPAÑOL había publicado, en referencia a que el Gobierno "incumplía su norma más reciente" sobre Protección Civil. Y lo hacía celebrando la pregunta porque eso le permitía explicar que "la elevación de la alerta a Preemergencia de Nivel 1" permitió la reunión por primera vez del CECOD (Centro de Coordinación y Decisión), un órgano creado por el Plegem.

El ministro Fernando Grande-Marlaska atiende a las preguntas de los periodistas en Moncloa. Moncloa

Y eso "nos llevó a toda una previsión, que determinó, entre otras circunstancias, que los servicios esenciales, las infraestructuras críticas, hayan funcionado correctamente, que no haya habido desabastecimiento en los suministros energéticos y de agua potable".

Una actuación que encaja con el tercer precepto que indica la ley para convertir una crisis en "emergencia de interés nacional". Es decir, que "por sus dimensiones efectivas o previsibles, requiera una dirección de carácter nacional".

Pérdidas y "cogobernanza"

Hasta el 7 de enero, el Ejecutivo no activó la Preemergencia Nivel 1 prevista en el Plegem. Y eso, a pesar de que ya el dos días antes, Protección Civil había alertado en una aviso público de "alerta por nevadas" a partir del día de Reyes con "temperaturas mínimas".

La decisión, criticada por tardía, y el actual mantenimiento de esta especie de "cogobernanza" ante la crisis meteorológica mantiene ciudades bloqueadas, como Toledo; y cientos de calles de Madrid cortadas, con desabastecimiento en los comercios, los autobuses urbanos e interurbanos sin circular, los servicios de recogida de basuras suspendidos y las aulas de colegios, institutos y universidades cerradas.

Zona de frutería y verduras de Mercadona. DD

No sólo la capital prevé pedir oficialmente la declaración de zona catastrófica, que Marlaska despreció el pasado domingo y este martes se desdecía y ya admitía como posible "cuando evaluemos las pérdidas provocadas por la nieve y las heladas de la borrasca Filomena". El Ayuntamiento socialista de Fuenlabrada prevé hacerlo en pleno este jueves y el líder del PP, Pablo Casado, ha ofrecido el apoyo de su partido y de la Comunidad de Madrid -presidida por Isabel Díaz Ayuso- para otras localidades que lo soliciten.

Sólo en la capital, su alcalde José Luis Martínez-Almeida aventura que al menos hasta este miércoles, el impacto en el comercio seguirá siendo enorme y que las pérdidas serán de alrededor del 13% en estos tres días laborables. Esto representa unos 94 millones de euros diarios que se suman a los 170 millones de euros perdidos al día el pasado sábado y domingo. Es decir, más de 600 millones de euros que convierte en "procedente" la declaración de zona catastrófica, según el consejero de Justicia madrileño, Enrique López: "Sólo basta un paseo para verlo".  

Marlaska elevó "un informe provisional" sobre la nevada y las heladas al Consejo de Ministros. Desde el pasado 5 de enero, en España han fallecido cinco personas a causa del temporal. Siguen afectadas más de 500 carreteras, ha habido accidentes de trabajadores de emergencias, se mantienen los cortes de suministro eléctrico y llegaron a estar bloqueados hasta 13.000 camiones "por orden de Protección Civil", para evitar más siniestros y bloqueos de vías.

Pero Marlaska presumió de que "se han activado los recursos necesarios", dijo Marlaska, con hasta 48.000 agentes de Policía Nacional y Guardia Civil durante el fin de semana. Se desplegó la UME como medida preventiva y "se activaron planes de actuación invernal en las infraestructuras críticas". Aún "en fase de respuesta y recuperación", siguen afectadas las vías ferroviarias, como el AVE Madrid-Barcelona y sólo este lunes comenzó a funcionar el Aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid-Barajas.

Sin embargo, el Gobierno afirma que su "reacción, respuesta y recuperación" ha hecho que "en 48 horas estemos enfocando una situación de una manera completamente distinta".