El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha propuesto este miércoles ser el cabeza de lista de JxCat por Barcelona en las elecciones catalanas del 14 de febrero, en las que Laura Borràs será la candidata del partido a la Presidencia de la Generalitat.

Noticias relacionadas

Hace unos días, Borràs se despidió del Congreso de los Diputados, donde ocupaba un escaño tras las últimas elecciones generales, para centrarse en las elecciones autónomicas del próximo año.

En un vídeo difundido en las redes sociales y recogido por Europa Press, ha asegurado que pedirá a la Ejecutiva de JxCat encabezar la candidatura y que deberá ser validado por la militancia: "Ya dije que no sería candidato a la investidura de la Presidencia de la Generalitat pero que formaría parte del proyecto que encabeza Laura Borràs de forma clara".

"Por todo lo que hay en juego, por todo lo que tenemos que hacer posible, por todo lo que no hemos renunciado ni renunciaremos, para conseguir que en la larga lista de presidentes de la Generalitat haya finalmente una mujer, el de Laura Borràs, propondré a la Ejecutiva de JxCat encabezar la lista por Barcelona", ha afirmado.

El expresidente renunció a participar en las primarias de la formación para optar a ser el presidenciable de la Generalitat, que ganó Borràs, pero avisó de que formaría parte del equipo de JxCat en las elecciones.

Así, el reglamento de primarias de JxCat ya incorporó un artículo que permite a la Ejecutiva completar la lista en cada una de las demarcaciones catalanas una vez terminen las primarias, lo que da la opción a incorporar a Puigdemont en la candidatura.

Laura Borràs

Por su parte, la candidata Laura Borràs, que también ha intervenido en el vídeo, ha celebrado el anuncio de Puigdemont: "Estamos juntos y juntos debemos hacerlo posible".

Ha asegurado que es un privilegio trabajar junto a Puigdemont y a la vez "una enorme responsabilidad", pero ha destacado que hay detrás un buen equipo determinado a hacer que JxCat gane las elecciones del 14 de febrero.

Compromiso con el 1-O

Según Puigdemont, la vía de la autoridad y la represión adoptada por los poderes del Estado "confirma dos evidencias que se han revelado desde hace años: que el Estado español no puede ser reformado porque sus problemas son estructurales" y que la mejor alternativa para la supervivencia de Cataluña es la república catalana, en sus palabras.

"Sufrimos una crisis muy severa que lamina derechos y libertades. Una crisis política e institucional provocada por la deconstrucción democrática del Estado español y que afecta seriamente a nuestra forma de vida como nación", ha añadido.

Por otro lado, ha sostenido que la consecuencia de la pandemia del Covid-19 en la economía ha sido "tan severa que amenaza algunas de las conquistas del estado del bienestar" y que no se podrán blindar hasta que no se disponga de más recursos.

En ese sentido, ha alertado de que el actual modelo de sociedad en Cataluña se encuentra "amenazado" y ha urgido a protegerlo y asegurarlo a través de la ambición y determinación.

De este modo, y de cara a la próxima legislatura, ha urgido a formar un Govern "comprometido con el 1-O, que construya república y deconstruya monarquía" y a alcanzar una unidad estratégica entre actores políticos que conduzca al reconocimiento internacional de Catalunya como estado independiente".