La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha afirmado este viernes que los militares retirados que en un chat de WhatsApp hablan de "empezar a fusilar a 26 millones de hijos de puta" o que se han dirigido por carta al Rey alertando de que el Gobierno atenta contra la "patria" y la "unidad nacional" son unos "cobardes" que "avergüenzan a todos los demócratas". 

Noticias relacionadas

Robles, entrevistada en la Cadena SER, ha antepuesto que "algunas de esas personas abandonaron el Ejército hace 40 años", que "dejaron muy pronto el uniforme en lugar de ayudar a su país". "Son personas -ha añadido- que se atribuyen ser representantes no sé de quién, que tratan de implicar al jefe del Estado y que no tienen derecho a empañar el nombre de nuestras Fuerzas Armadas". 

La ministra ha subrayado que frente a los "cobardes y faltos de principios democráticos", ella, "como ministra y como mujer progresista" se siente "orgullosa" de los "hombres y mujeres de unas Fuerzas Armadas modernas y preparadas que apoyan la Constitución y están al servicio de todos los ciudadanos".

"Nuestra gente"

Preguntada por la diputada de Vox Macarena Olona, que se refirió a los exmilitares responsables de los chats y las cartas como "nuestra gente", Robles ha respondido tajante: "Lo he dicho muchísimas veces. A nuestras Fuerzas Armadas o a nuestros símbolos no los puede patrimonializar nadie y menos la extrema derecha".

Además, ha rogado que desaparezca "el sambenito" de que lo militar en España guarda todavía relación con el franquismo, ni siquiera con una ideología concreta: "En la realización de trabajo como servicio público, cuando han atendido las residencias, cuando han instalado carpas sanitarias, nadie ha preguntado si eran de izquierdas o de derechas".

El asunto está en manos de la Fiscalía, que ha pedido a Defensa toda la información que tenga a su disposición. 2.856 militares en la reserva han ecsrito a Robles para pedirle que retire "todos los privilegios concedidos" a los mandos que incitan a un golpe de Estado o llaman a la violencia.

Comunicado del JEMAD

En el transcurso de la entrevista, el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el general Miguel Ángel Villarroya ha emitido un comunicado en reacción a esta polémica. "Las Fuerzas Armadas cumplen de forma exquisita con la misión que les otorga la Constitución en su Artículo 8 y las Leyes Orgánicas que de ella se derivan", comienza el jefe de la cúpula militar.

El JEMAD pone de relieve el "buen hacer" de los militares, que conllevan "muchos sacrificios" mientras garantizaban "la seguridad y la libertad" de todos los españoles. "Sacrificios que, como otras muchas limitaciones, aceptamos voluntariamente con vocación de servicio a la sociedad a la que pertenecemos y que ha manifestado que necesita unas Fuerzas Armadas, apoyando en referéndum, con aplastante mayoría, nuestra Constitución".

Además, recuerda que la neutralidad política es parte del compromiso de las Fuerzas Armadas: "La condición de militar trae consigo la limitación de ciertos derechos fundamentales como son la participación en manifestaciones o actividades de tipo político, sindical o reivindicativo, la afiliación o colaboración en organizaciones políticas o sindicales o la expresión pública de opiniones sobre ellas".