La ministra de Defensa, Margarita Robles, acaba de remitir un escrito a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en relación al contenido del chat en el que, presuntamente, diversos mandos militares de la reserva se exhortaban entre sí a la comisión de distintos delitos.

Noticias relacionadas

Según ha podido saber EL ESPAÑOL en fuentes militares, Defensa hace llegar el contenido de esas conversaciones a la Justicia por si los hechos pudieran ser constitutivos de delitos, "cometido por personas que además pudieran atribuirse la condición de militares en activo, sin serlo"

El escrito remitido a los ficales del Tribunal Superior de Justicia de Madrid va acompañado con la información publicada el miércoles en el diario Infolibre y va firmado por la propia ministra.

"Corresponde al Ministerio Fiscal investigar su eventual relevancia penal, en defensa de la legalidad. También, para salvaguardar la honorabilidad y la pública estimación de las Fuerzas Armadas y de los hombres y mujeres que las integran, volcados en el cumplimiento de las funciones que establece el art 8 de la Constitución", dice Robles en su misiva.

"Repugnan al respeto"

"Su conducta ejemplar nada tiene que ver con manifestaciones que repugnan al respeto debido en una sociedad democrática, pluralista y basada en la libertad política e ideológica", prosigue.

La nota de la ministra incide en que las FAS no deben ver perjudicada "su estimación pública, ganada con su constante entrega a su deber, a la sociedad española y, en este tiempo, a quienes sufren más gravemente las consecuencias de la pandemia, por actuaciones que les son totalmente ajenas y que podrían merecer además un reproche penal".

Al menos buena parte de los integrantes de ese grupo de Whatsapp son también firmantes de una carta que mandos retirados de las Fuerzas Armadas hicieron llegar al Rey cargando contra el "Gobierno socialcomunista”.

Esa misiva, difundida hace unos días por El País, iba con la rúbrica de 73 miembros de la XXIII promoción de la Academia General Militar (AGM). El plan de los firmantes era que se les fueran sumando otras promociones militares.

La difusión de los mensajes intercambiados a través del chat de Whatsapp —La XIX del Aire— permitió conocer afirmaciones como ésta: "No queda más remedio que empezar a fusilar a 26 millones de hijos de puta".

"Absolutamente reprobables"

Tras la visita de esta mañana de la ministra a la Base Militar de El Goloso (Madrid), la ministra Robles ha querido dejar clara su repulsa hacia esos mensajes.

"Las Fuerzas Armadas son unas fuerzas modernas y comprometidas con la ciudadanía y con el ordenamiento constitucional. Tiene que quedar muy claro que nadie tiene ningún derecho a ampararse en las Fuerzas Armadas para realizar acciones absolutamente reprobables. No podemos aceptar que haya, por un lado, una serie de cartas que embozándose en una condición militar que no se tiene (son militares retirados) quieran implicar al Jefe del Estado", ha manifestado.

Y añadía: "Están haciendo un flaco favor a las Fuerzas Armadas y al Rey. En el chat publicado ayer vertían expresiones inaceptables desde cualquier punto de vista. Esas personas, que en ningún caso representan a nadie más que a sí mismos, tratan de perjudicar a las Fuerzas Armadas de las que tan orgullosos nos sentimos. No vamos a consentir que unas personas con unos comportamientos por escrito que nos avergüenzan a todos puedan sembrar dudas sobre la actuación de las Fuerzas Armadas".